miércoles, 15 de abril de 2009

Emergencia sanitaria. Ocaña dijo:"El Dengue llegó para quedarse".


Se refirió a "mezquindades" en el manejo de fondos; hay 8185 casos
Franco Varise
LA NACION

"El dengue llegó para quedarse", dijo ayer la ministra de Salud de la Nación, Graciela Ocaña, en lo que fue la admisión oficial más cruda sobre la gravedad de la situación sanitaria del país. La funcionaria señaló que la enfermedad "no es controlable pero sí prevenible, se llevan registrados 10 casos, de los cuales 9 son importados y 1 es autóctono, y aún quedan 25 casos sospechosos que están siendo analizados

¡Qué curioso, verdad? Si se tiene tan en claro que es “Prevenible”, cabría preguntarse: ¿Por qué no se actuó en la prevención? Si año tras año, venimos remando el tema del Dengue, digo, sin ánimo de herir susceptibilidades, ¿Por qué no se hizo nada, de nada, de nada? ¿Por qué no se destinó parte del presupuesto Nacional en lo que hiciera falta, para no llegar a un “estado de emergencia nacional”?. ¿Por qué se sigue especulando y negociando con la gran industria de los medicamentos, en lugar de actuar en el origen de la enfermedad? La ministra habla públicamente de “mezquindades”, como si con eso se solucionara algo. Son declaraciones sordas que generan más indignación aún. . ¿Por qué se desoyen las repetidas denuncias de vecinos que viven rodeados de focos de infección permanente? ¿Por qué no se ve, o no se quiere ver lo que está sucediendo? Y si se ve, ¿Qué pasa con el ser humano y su incapacidad para conmoverse y generar mecanismos de defensa ante el peligro de sus hermanos? ¿Solidaridad? ¿Altruismo? ¿Generosidad? ¿Asistencia? ¿Servicio? ¿Dignidad? ¿Por qué se sigue hablando de “Amenaza de Dengue" si estamos en plena epidemia? ¿Qué pasa con ese ser, que a la hora del hambre, se sumerge en los basurales en busca de algo para llevarse a la boca? ¿Por qué “aprender a vivir con el Dengue”, en lugar de erradicar, limpiar, tomar precauciones, no generar caldos de cultivo donde prosperen las larvas, acudir al hospital mas cercano ante los primeros síntomas? El famoso terreno baldío de Resistencia, Chaco, cuya municipalidad hace caso omiso; la laguna Araza, ubicada detrás de Jorge Newbery, barrio 40 viviendas, como así también el barrio de las 100 viviendas; la U.E.P. Nº 73, que funciona dentro del complejo evangélico sobre Avda. Castelli al 1070 de la ciudad de Resistencia y cuyo titular es el Pastor Ferrando; el POSIBLE CRIADERO DE DENGUE EN EL BARRIO FRAY JOSE DE LA QUINTANA DE LA PROVINCIA DE CORRIENTES, como el BARRIO PIRAYUI. La lista sería interminable. El dengue es una enfermedad causada por un virus. Se transmite únicamente a través de la picadura del mosquito Aedes Aegypti, especialmente durante los meses de calor. Todos estamos expuestos. Aún no existe una vacuna, por lo que la única manera de evitar el contagio es evitando la picadura y combatir al mosquito que transmite el dengue y el dengue hemorrágico. Es hasta ridículo, que quien escribe, pueda tener conocimiento detallado de lo que pasa y que el mismísimo gobierno siga refiriéndose a la nacionalidad del mosquito y si es Patriota o Importado, otra forma de no hacerse cargo. Se está apostando a la industria del OFF y del FUYÏ. Aquellos que no tienen ni para comer, están pagando casi 50 pesos por un miserable aerosol que a una familia tipo, con un ritmo de aplicación cada tres horas, le dura menos de un día. Por supuesto que podemos hablar de factores que inciden específicamente como el cambio climático, el aumento de la población, falta de conciencia y educación, naturalización de los problemas con los que convivimos, pero para eso…están los ministros, los gobiernos. Si apostamos por la idea de que “El dengue llegó para quedarse”, vayámonos a dormir y hagamos un acto de entrega conjunto de nuestras voluntades y esperemos a que nos toque el turno. O, hagamos algo. Esperar que los “vivos que se ocupan de la salud” hagan lo que tienen que hacer, es esperar que llueva café. Lo único que podemos hacer es la Denuncia. Pero si el propio Ministerio de Salud asume que es “prevenible” y no previene y asume que llegó para quedarse y se preocupa por hospedarlo…por ahí no va a llegar la solución. Con relación al Dengue, la fiebre amarilla, el hambre, el hombre, o lo que sea, empecemos cada uno de nosotros por hacer ya, lo que esté a nuestro alcance. Vecinos: “Únanse”. Si hay un pozo en el barrio, todos juntos arréglenlo, no esperen a que venga la municipalidad. No importa si esa es su función, si para algo le pagamos, si son una manga de inservibles, etc. Ya lo sabemos y nadie da el brazo a torcer. Alguien tiene que dar el primer paso para que “algo cambie”. Si seguimos haciendo más de lo mismo, sucederá más de lo mismo. Si un vecino maneja un camión, otro es albañil, otro es ayudante, otra prepara mate, háganlo ustedes mismos. Pero Ya. Si la vecina de la esquina tiene un laboratorio de Aedes Aegypty en el patio, entre macetas, gomas, botellas, piletas, toldos, etc., tóquenle el timbre y si no lo quiere remediar, háganlo ustedes. Armen grupos de asistencia y servicio, recorran el barrio y donde esté sucio…limpien, averigüen cómo combatir las larvas, hay preparaciones caseras que ayudan, enciendan pequeñas fogatas (cuiden de no ocasionar incendios), dupliquen o tripliquen la higiene, no se sienten a esperar que el gobierno.,..Vayan a la municipalidad para preguntar cómo se combate, muévanse. Si la municipalidad deja de ser necesaria, los funcionarios tampoco lo serán. No tendrá sentido que ocupen ningún puesto. Y si lo hacen, será para desempeñarlo con honradez, aptitud y ganas. La unión hace la fuerza y la fuerza es interna. Podemos sentarnos todos a esperar que llegue el invierno y con él desaparezca la epidemia, como una crónica de dengue anunciado o podemos actuar. El peor piquete es el que nos hacemos a nosotros mismos. “Levántate y anda”.

MEDIDAS DE PREVENCIÓN:- Tapar herméticamente los recipientes donde se almacena agua para consumo humano.
- Lavar y cepillar los recipientes donde se guarda agua.
- Cambiar el agua de los floreros por lo menos cada tres días.
- Cambiar el agua del bebedero de los animales diariamente.
- Eliminar del hogar cualquier objeto inservible,(familiares exceptuados) como botellas, latas y llantas, donde pueda acumularse agua.
- Parece ser útil arrojar la borra del café a macetas, jardines y patios.
- Planchar toda la ropa que pueda.

- SÍNTOMAS:- Temperatura súbitamente alta durante dos a siete días.
- Sangrado en diferentes partes del cuerpo.
- Dificultad para respirar.
- Inflamación en la cara.
- Enrojecimiento de la cara.
- Vómito o diarrea.
- Alteraciones en la presión.
- Falta de apetito
- Palidez, sudoración y sueño.
- Acuda al hospital de inmediato. No tome aspirinas, pueden provocar hemorragias o incrementarlas.
Hasta la próxima, desde el corazón y con el alma.
Liliana Marcela Pérez Villar

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal