lunes, 16 de enero de 2017

AÑO DEL GALLO DE FUEGO. 2017

Señoras y señores: abran paso por favor, que va a ingresar su majestad el Gallo. Interesante, atractivo, provocador de sensaciones miles (aún mas allá de su voluntad y aunque no lo desee), valiente, alegre, guardián y custodio por excelencia, inteligente, capacitado, hábil, idóneo, comunicativo, expresivo, locuaz y tal vez, por sobre todo, honesto. Claro está que este dechado de virtudes, puede volverse en su contra en relación a la cantidad de batallas que le hayan sido dadas en vivir, a su historia familiar y aunque no sea de sus características particulares, a sus adicciones y el efecto que hayan causado en su salud física, psíquica y espiritual. Los argumentos de vida que no haya podido, sabido o querido modificar y que podrían convertirlo en un ser vengativo y destructor, con su pico, con su cresta y sus patas, que pretenderá camuflar bajo un plumaje esplendoroso a la vista de cualquiera, menos de un buen observador no implicado afectivamente. Puede que con los años, la vida lo encuentre desplumado y con la cresta caída de tanto guerrear, como dice el tango: “…parecía un gallo desplumau…”, cansado de cargar en sus hombros el peso de todas las responsabilidades de sus grupos mas cercanos y de las inseguridades ajenas. Es difícil verlo claudicar, pero puede llegar a hacerlo si sus esfuerzos no son apreciados y mucho menos SI SON despreciados. No por vanidad, sino porque prefiere ir allá donde sea llamado y necesario, ya que es un incansable trabajador y defensor de la justicia. Una especie de Don Quijote capaz de arremeter contra todos los molinos con tal de proteger a su prole, aún a riesgo de su propia vida, hambre y miseria. El Gallo de fuego canta hasta morir. Necesita hablar, manifestar lo que siente, piensa, lo que le pasa. Necesita de la palabra, escrita o hablada. Si por mandatos familiares, por complacencias condicionadas, por celos o envidias, no fuera capaz de hacerlo, si se tragara sus emociones negativas, terminaría incendiándose por dentro y causando muchos incendios a su alrededor, de los que jamás se hará cargo, aunque en el fondo sea conciente de todo, lo negará y seguirá cacareando como si tal cosa. Pero para que esto ocurra, debe tener las turbinas invertidas. Son esos gallos que se sienten resentidos por haber mantenido su vida en suspenso, sometidos a presiones del afuera que por algún motivo internalizaron como propias y que se convirtieron en una bomba de tiempo, en una papa hirviendo en las manos, que a la hora de soltarla explota, implota o pasa de mano en mano hasta que alguien la agarra. Seguramente rumiando por dentro “grrrrrrr, ya van a ver cuando me enderece”, (como decía el jorobado). Debe asegurarse de mantener su comunicación aceitada y en uso, en todas sus formas. Y otra cosa que debe aprender y que puede costarle la estirpe es a RESPETAR LOS GALLINEROS AJENOS. En un gallinero no puede haber dos gallos. Por eso, Gallo debe renunciar a pelear con el líder de un gallinero para opacar su brillo. Es una cuestión de roles. Líder, jefe, custodio y responsable de su gallinero, y ubicarse y respetar Gallo cuando va de visita. De lo contrario, mejor que no vaya porque es para rosca. Termina convirtiéndose en esclavo de sus virtudes. Lo que sucede es que tal vez, sea el más imprevisible de todos los animales del Zoo. Son muy distintos entre sí, aunque conserven cosas en común, puede ser complicado identificar a un gallo, más allá de su presencia. Es que cuando hablamos del ser, también hablamos del no ser. Cuando está alineado suele ser un maravilloso ejemplo a seguir. Cuando se le desacomoda la silla turca, digamos en estado permanente, es muy destructivo e inductor a estados oscuros. Dependerá también del elemento al que pertenezca. No es lo mismo un gallo de fuego, que uno de Tierra, o de agua… Y hablando de Roma…2017 Año del Gallo de FUEGO. Sos GALLO si naciste entre estas fechas y tu elemento es: Inicio de fecha Fin de fecha Cinco Elementos 28 de enero, 2017 15 de febrero, 2018 Fuego 9 de febrero, 2005 28 de enero, 2006 Agua 23 de enero, 1993 9 de febrero, 1994 Metal 5 de febrero, 1981 24 de enero, 1982 Madera 17 de febrero, 1969 5 de febrero, 1970 Tierra 31 de enero, 1957 17 de febrero, 1958 Fuego 13 de febrero, 1945 1 de febrero, 1946 Agua 26 de enero, 1933 13 de febrero, 1934 Metal Lamentable y coincidentemente, hemos comenzado este año, al menos en nuestro amado país, pero en otros sitios del planeta, inmersos en tremendos incendios forestales y otras yerbas, (no voy a entrar en este tema desde otros aspectos para no irme de lo que abordamos hoy), volcanes en erupción, y temperaturas elevadísimas. En general, los ánimos humanoides están excesivamente caldeados para mi gusto al menos. El fuego de las violencias, las guerras, las agresiones cotidianas, los terrorismos internos y externos, esa especie de terminators inimputables circulando libremente frente a la indiferencia humana, escondidos bajo el velo de lo obvio y amparados por las “leyes” humanas, pero que no son extrañas a los ojos de la Fuerza, que todo lo genera y todo lo ve y frente a quien, en algún momento de nuestras vidas, deberemos rendir cuentas de nuestros actos. Y una vez mas, el ser y el no ser, y el vector AGUA-FUEGO que sumerge a medio planeta en llamas y a la otra mitad bajo las aguas. Pronósticos que vaticinaban un año de sequías, que termina convirtiéndose en año de inundaciones. ¿Desgaste natural del planeta? ¿Efecto invernadero? ¿Hartazgo de esta Humanidad? ¿Abandono de una forma para resucitar en otra? Mantenerse lejos de los fuegos excesivos, parece ser la mejor sugerencia para este 2007 pirómano. Cuidarse del sol, de los calores fuertes, de los psiquismos recalentados, las mentes quemadas, las lenguas calientes, los picantes y alcoholes, los cerebros acalorados y los violentos ardientes. Hasta creo que sería una buena idea tener prudencia con los AMORES FOGOSOS! Ya habrá tiempo para eso en el año del perro. Una cosa es encender la llama y otra es inmolarse con tanto Fuego alrededor. Una cosa es el fuego CONSUMADO y otra el fuego CONSUMIDO. Para arder y ser llama en estos tiempos, mejor ir con paso liviano. Eso sí, podemos ir calentando los motores. Cuidar la circulación sanguínea, la presión, dormir bien, consultar si hay mareos o mayor cansancio que lo habitual. El fuego nos va a poner más sensibles. Recuerden que conservar la alegría es la emoción que esperamos en un Corazón sano, en todos sus cuerpos. Cuando la energía cardíaca se desmadra, aparece la pena, síntoma a tener en cuenta. Rescatemos la ternura, que junto con la alegría, son las dos manifestaciones mas claras del AMOR.
REINO MUTANTE FUEGO El elemento fuego es considerado como la máxima expresión del yang, para la medicina tradicional china representa la manifestación máxima de vida. Dentro del elemento fuego vamos a encontrar cuatro vectores de luz y no dos como en los demás reinos, ya que necesita mucha potencialidad para cumplir su función. Estos alimentadores energéticos son: El órgano Corazón y su entraña Intestino Delgado a los cuales vamos a denominar FUEGO IMPERIAL y por otra parte Xin Bao (Maestro del Corazón) y San Jiao (Triple recalentador), a los que vamos a considerar como FUEGO MINISTERIAL. San Jiao y Xin Bao son dos vectores de energía que no tienen sustrato físico, es decir no lo vamos a tener representado en nuestro cuerpo, ya sea con un órgano o entraña. Pero van a desempeñar un rol muy importante como intermediarios entre el cielo y lo humano. Normalmente no son considerados dentro de los 5 reinos mutantes. Deberemos atender entonces a los temas circulatorios y todos aquellos que tengan que ver con el Emperador, (corazón) y el Intestino delgado. Así como purificar las cenizas del Corazón, (ID) y de los sentires. Los informantes del Bobo, llamado así por tomar decisiones basadas en la información que recibe del ID, MC y TR. Por lo tanto, a sincerarse, a depurar emociones, afectos, limpiar. La mejor vacuna será el ser genuino. El Corazòn es la residencia del espíritu. El corazón rige el “Shen” o energía psíquica: “si el Shen está en equilibrio, ninguna energía por muy fuerte que sea, puede dañar al organismo”. En el corazón se reúnen los sentimientos de los demás órganos. Controla la sangre y vasos sanguíneos, logrando que la cantidad de sangre sea adecuada y activando su circulación. El Fuego derrite al Metal: eso provoca huracanes e inundaciones, pero la combinación incluye la energía de la tierra decadente, por lo tanto el agua estará contaminada.Esto serà un buen caldo de cultivo para albergar variedad de plagas y humedad suficiente para teproducciòn de insectos. Solo el uso de técnicas sustentables será de ayuda. Si tenès ganas, leete el hexagrama 50 del I Ching, El Caldero y observà la interrelación entre el Agua y el Fuego. A Disfrutar de la Jungla Gallitos. DESDE EL ALMA Y CON EL CORAZÒN. Liliana Marcela Pèrez Villar lilianamperezv@gmail.com FB: https://www.facebook.com/Anamcara-Centros-de-Energ%C3%ADa-51043297182/

viernes, 9 de diciembre de 2016

NOCHE BUENA Y NAVIDAD

Recordaba en estos días previos a la Navidad, una de tantas reuniones familiares, por allá lejos y hace tiempo. Esa época de la casa de Ramos, cuando aún estaban los abuelos y ni siquiera me imaginaba, que algún día no iban a estar físicamente. ¡Ni que hablar de los viejos! Sobre todo, con padres tan guapos, saludables, activos y “fuertes”. Esas largas mesas con familiares, amigos y novios de…, que terminaban con cantos, baile y el viejo “paquetito”, con lo que quedaba sin comer. Ese día, papá fue a comprar el pan. Como buen hijo de inmigrantes, siempre pensaba que no iba a alcanzar y por si acaso, compró 4 KILOS! Ese 31 de Diciembre en la casa se había preparado, como de costumbre, DE TODO. El peceto mechado con Chorizo colorado, el otro con fruta abrillantada, los pollos, la ensalada que mamá había apodado “china” (¿?), que lo único que no tenía era zapatos viejos, los famosos ajíes o calahorras acaramelados, las berenjenas, zapallitos y ajíes rellenos, mas cualquier otra cosa que se agregara ese año. El budín de pan chatito que le encantaba a papá, (sobre todo cuando alguna amiga de mamá lo enganchaba por teléfono, permitiéndole acabarlo cucharita en mano), la ensalada de frutas de la abuela Emilia, el pan dulce que se comía entonces, un “bodoque” de la era de piedra (hecho por Tita), las nueces que el abuelo Victor rompía con las manos y las nietas queríamos imitar sin mucho éxito, y ese día, como única vez, una empanada rellena con algodón y otra con carozos de aceitunas, que eran el “chasco” de la noche, le tocara a quien le tocase. . El rincón con el Pesebre de los de antes, esas joyitas que ya no se ven. La frazada marrón a forma de montaña, con talco salpicado como nieve, donde colocábamos las piezas una a una el 8 de Diciembre, como lo marca la tradición, que coincidía con el cumpleaños de la querida abuela Concepción, a quien me parece estar viendo rezar alrededor del arbolito, persignándose miles de veces y bostezando. ¡Pensar que me tentaba cuando la veía de chica y hoy…! ¡Cómo la vida nos va girando el ángulo con los años! Para esa época, apareció en escena un primo de mamá, Cubano, que merecería una interesantísima historia aparte, pero lo mantendré en el anonimato, ya que era una figura pública muy conocida en su país. Era locutor y trabajaba en una radio muy famosa de la época por el sur, Radio Colonia. Estaba muy apegado a nuestra familia, a la que conoció cuando llegó a la Argentina ya de adulto y verdaderamente deseaba pasar la noche con nosotros más que nada en la vida. Lamentablemente, le tocó trabajar en la radio, en el “noticiero mas conocido de la época” y nos pidió que a las 12, sintonizáramos la radio para brindar con él, porque tenía una sorpresa preparada para nosotros. Para las 12, radio por medio, las sirenas comenzaron a sonar, los fuegos artificiales salían por los parlantes, el Lobo ladraba o mejor dicho aullaba (pero para hacerse el valiente nada más) y “el tío locutor” anunciaba al aire UNA CARRERA DE BICICLETAS (que nunca existió mas que en su imaginación) que él mismo procedería a relatar. El tema era que el grupo de ciclistas estaba conformado por los miembros de nuestra familia. Un nombre y un apodo. Recuerdo que el mío era Lilita, la rockanrollera. Durante 15 minutos, relató quién pasaba a quién, quién ocupaba el primer puesto, el segundo, describió caídas, accidentes y nosotros perplejos, no podíamos creer lo que estábamos escuchando. ¡Para que se den cuenta las cosas que nos venden por los medios! El tema es que él, ENCONTRÓ LA FORMA DE ESTAR. Obviamente, no es la mas recomendable, pero lo logró y sin estar físicamente, estableció una comunicación perfecta. Fue uno mas a la mesa, en realidad, fue la estrella de la noche.
En estos días siempre evalúo si es una buena idea recrear el menú de mamá como todos los años, en especial por Agustina, que rememora a la abuela Pilar a través de sus rutinas, nostalgié amores varios que brillarán por su ausencia física una vez mas. En verdad, como cualquier otro día, pero sin el peso social de esta época. Cualquiera que lo desee puede recrearse en sus ideas y fantasías y ESTAR. En la distancia, en la ausencia, en la cercanía, en los sueños... DE ALGUNA MANERA, SIEMPRE PODEMOS ESTAR. A veces alcanza con cerrar los ojos y sentir en el centro del pecho, esos AMORES que, como son AMORES, ESTÁN, SIEMPRE ESTÁN. No importa si es recíproco o no, si es correspondido o si los susodichos se enteran o no, puede que sí, puede que no. Pero si te sentís mal porque no están y el encuentro no es posible, buscá la manera de relacionarte desde otro lugar. A lo mejor, en lugar de sufrirlo, conseguís conectarte desde el AMOR y terminás llevándote una alegría inesperada. ENCONTRAR CUALQUIER FORMA QUE NOS PERMITA ESTAR donde palpite la ILUSIÓN. UN HERMOSO SUEÑO PUEDE SER MUCHO MAS FUERTE QUE UNA FRÁGIL REALIDAD. LA NAVIDAD, EL AÑO NUEVO, SON SÓLO EXCUSAS PARA RECORDARLO Y EXPERIMENTARLO. PERO LA IDEA ES HACERLO CUERPO, INCORPORARLO DÍA A DÍA. ESA LÍNEA DIVISORIA ENTRE LO PALPABLE Y LO IMPALPABLE. EL LÍMITE ENTRE LO QUE SE VE Y LO QUE NO SE VE CON LOS SENTIDOS. PODEMOS APRENDER A TRASCENDERLOS Y ATRAVESARNOS DE AMOR. QUE NO LES IMPORTE QUE LOS LLAMEN LOCOS O LOS INTERPRETEN. NO SABEN LO QUE SE PIERDEN.
Estar en paz, tal vez solos, o con una o dos personas, con el perro, el gato, los canarios, no debe ser motivo de tristeza. Recordemos de qué se trata la Navidad, la natividad y si es fin de año, no evaluarlo en términos de finales y comienzos. Pero como de costumbre, ese carga socio-cultural, puede llegar a condicionar en algunos casos, si no lo tenemos claro. De alguna forma, esa presión genera una época de introspección, de recogimiento, una resurrección. Un RENACER. ¡Tranquilos! También se puede disfrutar enormemente en silencio y con una digna porción de comida, tal vez ya no comemos carne y algo liviano preparado con ternurita nos satisface (NO HACE FALTA ENGORDAR),una musiquita, una flor, un aroma, lo que les resulta significativo. Encontrar la forma de estar, como la encontró el tío. Y por favor, CUIDEN A SUS MASCOTAS, NO LAS ABANDONEN Y NO REGALEN ANIMALES A QUIENES NO LOS VAYAN A CUIDAR. LOS SERES VIVOS NO SON REGALOS DE NAVIDAD.
SE PUEDE SER FELIZ CON MUY POCO. BASTA CON SER AGRADECIDOS Y AMAR.

Desde el alma y con el corazón.
Liliana Marcela Pérez Villar.
lilianamperezv@ gmail.com

domingo, 9 de octubre de 2016

LA TRAICIÒN

En estos últimos días, la palabra TRAICIÒN, ha estado en casi todas las sesiones del consultorio y las clases. Como si se estuviera viviendo con la sensación de falta, de lealtad o fidelidad quebrantada, que debiera ser respetada en relación a alguien o algo. Lo extraño es que generalmente, la TRAICIÒN se relaciona con los aspectos amorosos. Siempre salta la vieja broma popular:”De la muerte y de los cuernos no se salva nadie”, luego risas o cara de resignación. Tengo en claro que la única TRAICIÒN posible que existe es la TRAICIÒN A UNO MISMO. Aunque materialmente se manifieste en diferentes áreas. Allí donde se quebrantan los valores en los que cada uno cree, como el respeto, el compromiso, la lealtad, esa palabrita de museo que ya casi está en desuso, la sinceridad. Decidí recurrir al viejo mataburros para ver cómo lo definía. Decía: “Falta que comete una persona que no cumple su palabra o que no guarda la fidelidad debida”. ¿?. “Consiste en renegar, ya sea con una acción o con un dicho, de un compromiso de lealtad”. “Traicionar es defraudar. Cuando una persona confía en otra y ésta actúa de una manera contraria a la esperada, se dice que la traiciona”. Como diría el abuelo Víctor, estamos como cuando vinimos de España. Resolví entonces meterme por otro lado. Como siempre, desde el alma y con el corazón en la mano. El RECUERDO de las experiencias propias y ajenas y la capacidad de EMPATÌA iban a guiarme mejor, para desenmarañar este sentimiento tan desgarrador. ¿Cómo se siente un Ser emboscado en la trampa de una deslealtad por parte de alguien a quien AMA y en quien CONFÌA? Obviamente TRAICIONADO, lo cual no explica el concepto de TRAICIÒN. ¿Podríamos decir humillado? ¿Lastimado? ¿Con un EGO herido? Supongo que cada uno lo vive de acuerdo a su biografía, sus Creencias, la forma en que mira al mundo. Tengo recuerdos corporales parecidos a la fractura. Como si algo se rompiera adentro. Es la sensación de haber roto un PACTO. Quebrado la CONFIANZA. No reconocer a otro, no valorarlo, descalificarlo. Faltar a la palabra empeñada. En mi interior, mi palabra es de esos valores más preciados que conservo. Es lógico por lo tanto, que no espere que alguien falte a su palabra, quiebre un pacto, o no respete algo acordado. Aunque la vida se ha encargado de enseñarme en varias oportunidades, que sí, es de esperar. Digamos entonces que espero…sin esperar. Siempre elijo CONFIAR primero, por supuesto, con prudencia. Y si ha de ser, que la vida se ocupe de ordenarlo. Es de esperar que todos tengamos que rendir cuentas de nuestros actos en algún momento. Y ahora que está tan de moda la frase, que el “orden cósmico se ocupe”, por gracioso que suene. Traicionar es algo así como DEFRAUDAR. Pero es tan tramposo, que hay que estar muy atentos para no confundir con romper mandatos, por ejemplo de tipo familiar, lo que puede ser vivido por algunas familias centrípetas como una traición. A pesar de terminar por condenar al miembro de ese grupo familiar, o de amigos, religión, político, étnico, o de cualquier orden, a un destierro físico o afectivo sumamente cruel. El distinto, aquel que llega para cambiar caminos pre establecidos, suele ser visto como traidor. “Para ser uno de nosotros, tenès que ser igual”. “No nos superes”. “No nos traiciones”. “No hagas algo que nosotros no esperamos”. Y entre culpas, negaciones, negociaciones, frente a semejantes acusaciones, se pierde la posibilidad de identificarse con ese grupo. Traiciones. Traición a la pareja, a la Patria, a la amiga, a los hijos, a los padres, a las Creencias…la deslealtad de la falta de agradecimiento, la falta de ética y la obstaculización a las acciones de aquellos que persiguen el ejercicio del Bien Común como su Ideal de vida. Aclaremos que esto no significa necesariamente un fin en el vínculo o relación. Algunos somos capaces de hacernos cargo de los errores que cometemos, nos disculpamos y rescatamos y reparamos aquello que sea rescatable y reparable. Nos importa y compromete tanto el AMOR como el daño. Pero debe haber un acuerdo de las partes implicadas. Cuando el amor propio es más grande que el verdadero AMOR, esto no es posible. Por eso, siempre depende. Depende de la salud mental, emocional, afectiva de los involucrados. Sentires como la envidia, los celos, generan tanta destrucción externa e interna, que termina por enfermar seriamente y hacer perder los referentes. Tal vez se logre sobrevivir un tiempo socialmente, a través de la manipulación intelectual, pero tiene fecha de vencimiento. Por otro lado, saber aceptar las fallas ajenas, siempre y cuando exista conciencia de daño, como mencionamos antes y predisponerse a recibir el perdón providencial, ya que el perdón pertenece a otro nivel de existencia y por más voluntad que le pongamos, a veces, sencillamente, no llega. O tal vez te funcione 50 años, pero no 51! A mí la TRAICIÒN se me representa como algo oscuro, hecho a escondidas, escudriñando y elucubrando situaciones a espaldas de otro, confabulando, ocultando, mintiendo, engañando. O sea que evidentemente, muyyyyyy en el fondo, alguna conciencia de estar haciendo algo feìto, algo que no se debiera hacer porque va a lastimar a otro, debe de haber. Sino, se haría abiertamente. No habría nada que ocultar. Pero se suele apelar a culpar a ese otro de forzarnos a hacer algo que no es correcto, para evitar responsabilizarnos y confrontarnos con la oscuridad de nuestro proceder. La mentira, la omisión, el engaño, es para no hacerse cargo. Pero recuerden que ENFERMAAAAAAA! Es como tomar veneno y esperar que se muera otro. Mas vale darse cuenta y dejar de auto engañarse. No se dejen asustar. Ni por lo que sienten, ni por las reacciones de los demás, ni por la locura que los rodea o la propia. El miedo no es buen consejero y nos hace injustos. Hay un proverbio chino que lo define clarito: “Es fácil esquivar la lanza, mas no el puñal oculto”.
¿Cómo hacerle entender a alguien, que aquello de lo que te acusa es su excusa para no darse cuenta del dolor que te está ocasionando? Es que el pez es el último en enterarse que vive en el agua. Hay que aprender a verse. Conocerse, aunque no guste lo que veamos. Es la única manera de modificar. Les aseguro que si algunas personas se vieran filmadas con cámara oculta, o tuvieran que resistir un archivo de cosas dichas o hechas, saldrían con careta a la calle o se irían a vivir a Groenlandia con domicilio reservado. La TRAICIÔN es tannnnnn dolorosa, porque suele venir de la mano de la gente que creemos conocer mejor. Es un cachetazo a las expectativas desproporcionadas, basadas en el AMOR que sentimos por ese Ser. Alguien ha deshonrado el pacto en el cual estaba basada nuestra relación. O peor aún, nunca pudo llegar a PACTAR. Probablemente, por falsas lealtades a las que se siente encadenado, a veces con conciencia, otras sin. ¿Cómo hacemos entonces para superar una TRAICIÔN? Primero y por sobre todo, NO TRAICIONÀNDONOS A NOSOTROS MISMOS. SER FIELES A LO QUE SENTIMOS, ALLÌ DONDE LATE NUESTRO CORAZÒN. CONFIAR. VOLVER A CONFIAR. CONFIAR TANTAS VECES COMO TU CORAZÒN TE LO INDIQUE. Y SI VES QUE NO HAY RESPUESTA, FIRMEZA CON FLEXIBILIDAD Y RETIRARSE. ALZAR LAS VELAS. SIN HACER DAÑO. ACEPTANDO. Recuerden el hexagrama 11 del I Ching, el Libro de las mutaciones, La Paz, que dice: “Cuando se arranca faláridas, sale adherida la hierba del césped las extrae junto con un manojo de briznas o tallos unidos entre sí por las raíces”. Por eso, si te llegó la hora de retirarte, que sea con la impecabilidad del cirujano. Sin salpicar. Ante la manipulación, la psicopateada, la TRAICIÒN, no te detengas a dar explicaciones. Ya alguien las dará en tu lugar…o no. Quizás, haya una amplificación de conciencia en alguno de los implicados y se haga la luz!!!! Es el momento en que ya…no se puede hacer nada más. Ya hiciste todo lo que se podía hacer. RECUPERATE. RESPIRÀAAAAAAAA. LLORÀ TODO LO QUE NECESITES, SUFRÌ LO QUE TENGAS QUE SUFRIR Y SEGUÌ PALANTE, QUE EMPUJAN DATRAS!!!

miércoles, 14 de septiembre de 2016

ACUPUNTURA

Aquellos que no están familiarizados con la Medicina Tradicional China suelen creer que es sólo un recurso para aliviar síntomas, calmar dolores. Hay un profundo desconocimiento sobre este tema en las sociedades occidentales, que siempre han recurrido a la Medicina Moderna como único y conocido recurso. Tanto la Acupuntura como la Moxibustiòn, se encuentran dentro de las herramientas que más resuenan al respecto. Unos 2000 años de investigación y ejercicio de la profesión, han llevado ademàs de China, a Japón, India,Tailandia, Nepal, etc., a ratificar su eficacia no sólo en dolores, sino en cualquier enfoque que afecte la salud de todos los cuerpos. En mi ámbito de acción profesional, he profundizado e investigado desde hace años, en todo lo referente a los aspectos anímicos, psicológicos, mentales, trascendiendo el límite de lo meramente físico. El Cuerpo físico es sólo un aspecto del Ser. Hay un Cuerpo Energético, que incluye el plano Emocional, el Afectivo o Relacional, el Intelectual, el Mental y el Espiritual, que van a determinar el estado de salud o enfermedad de ese SER. Que no sean tangibles, visibles a simple vista, no significan que no estèn. Quienes transitamos este camino de la salud, lo vemos con las manos, con el corazòn, con el alma y los conocimientos. En la MTCH cada órgano gobierna una emoción en estado armónico, y en desarmonía esa emoción muta a otra negativa. Por lo que cada órgano tiene su propio psiquismo. La recolección de esos psiquismos de los 5 órganos, que junto a sus vísceras apareadas conforman los 5 Reinos Mutantes, conforman un Psiquismo resultante que denominamos SHEN, el más auténtico sentir. Inútil es abordar un tratamiento sólo dirigido hacia el cuerpo físico, si no tenemos en cuenta el plano energético. Podemos seguir cortando órganos afectados, metros de intestinos, tumores, nódulos… tomar pastillas en cantidad...que si no trabajamos sobre las causas que generan la enfermedad, volverá a repetirse y a cortar de nuevo. Hay que trabajar el o los òrganos afectados. ¿Còmo modificar el psiquismo si uno o mas òrganos, responsables de la generaciòn de determinadas emociones o sentires estàn perturbados? También podemos deducir entonces lo opuesto: Tirarse en una camilla para que nos hagan, nos den, nos pongan o saquen, sin responsabilidad de nuestra parte, sin un hacerse cargo,sin elaborar, aceptar, procesar, tampoco es la idea. Un abordaje integral. Todo aquel que pase por un tiempo de enfermedad, debe poner un 50 % como mínimo de sí, para empezar a hablar. Y es poco. Pero para eso, es necesario darse cuenta y hemos visto en entregas anteriores, lo difícil que eso resulta. La enfermedad es lo que no vemos, justamente. Y siempre es más sencillo y cómodo responsabilizar al mundo externo de lo que “nos pasa”, como si nada tuviéramos que ver con ello. No es verdad que todos quieran cambiar. Aún cuando los egos se ofendan frente a esa pregunta y respondan que por supuesto, que de lo contrario no estarían buscando ayuda. Precisamente, en la mayoría de los casos, las interrupciones en los tratamientos se dan en los momentos de mayor evolución. Como si para crecer, siempre hubiera que traicionar a alguien, incluso a uno mismo. La MTCH trata a personas, no enfermedades. Puede llegar a dar enfoques radicalmente diferentes a 8 personas que se presenten con un diagnóstico, mientras que la medicina Moderna responderá generalmente con una receta para todos. Existen factores patológicos internos y externos que indicarán cómo tratarlo. Para eso contamos con referentes como el yin y el yang, los 5 elementos, zang fu (órganos y vísceras), qi xue (sangre y energía), jing luo (canales colaterales), distintas manipulaciones de agujas y milenios de experiencias en síntomas, signos y señales.
1). La Acupuntura trabaja en el plano físico y energético. 2). La moxibustiòn trabaja en el plano emocional y afectivo. 3). El Qi Gong (chikung) sobre el plano Mental y Espiritual. En ANAMCARA, nuestra Escuela, trabajamos con el sistema de M.O.V.E,R.S.E. (Movimiento Energético Expresivo Rítmico Sensible), un desprendimiento del sistema de Centros de Energía, que se basa en los siete Cuerpos y los siete Centros. De esta manera, tenemos la oportunidad de ir pasando por todos esos cruces por los que habitualmente no ahondamos e ir sanando desde la prevención a veces y desde la sanación otras veces, todos nuestros lados oscuros. No estamos creados para vivir en estado de enfermedad, en ningún plano. Y no vamos a sanar pretendiendo que el entorno se haga responsable por nosotros o que cambien ellos. Empezar por dar gracias puede ser un buen empuje. Quejarse, enojarse, desentenderse, hacerse el “yo no fui”, lejos de ayudar…empeora las cosas. Luchar con el afuera carcome, fagocita, destruye. Creer que estamos en nuestro derecho de vengarnos, primero nos envenena a nosotros mismos. Hacernos los angelitos y psicopatear, sòlo pone mas en evidencia nuestras intenciones. Mirarse en el espejo, darse cuenta, pedir disculpas y reparar daños…sana. Por qué no empezar hoy? Siempre los espero, desde el alma y con el corazón. Liliana Marcela Pèrez Villar. https://www.facebook.com/Anamcara-Centros-de-Energ%C3%ADa-51043297182/

viernes, 19 de agosto de 2016

¿¡COSECHARAS TU SIEMBRA!?

Pues si esto fuera realmente así, todo sería muy sencillo, previsible y programable. Bastaría con elegir la mejor semilla, plantarla en la tierra más sana y fértil que exista, regarla y cuidarla con todo el AMOR del mundo; dedicarle nuestro tiempo y dispensarle atenciones; dejarla crecer y buscar su camino hacia la luz; protegerla de las inclemencias climáticas; estar atentos a sus necesidades diarias; resguardarla de los depredadores de turno; darle un espacio adecuado donde desarrollarse en paz y con creatividad; en fin, estar en disponibilidad para lo que guste mandar, por su próspero crecimiento. Pero aún así, con total dedicación, esmero y devoción ¿Es posible protegerla de un tsunami, un sismo, un huracán, una plaga de langostas o peor todavía, cómo protegerla de sus propios genes? ¡GENES! Unidades básicas de la herencia, que se trasmiten de padres a hijos y llevan instrucciones para las células. Es que las plantas poseen 3 juegos de ADN, (Acido dexoxirribonucléico, molécula que guarda los secretos de los genes y se encuentra en cada célula), uno en el núcleo, uno en las mitocondrias y uno en los cloroplastos. Los 3 juegos de ADN fueron utilizados por la Botánica Sistemática para inferir relaciones de parentesco entre las plantas. Y sí, porque en esa semillita se expresan las acciones y reacciones del SER. ¡Y así aparecen las sorpresas! Y no se termina cosechando lo sembrado.


Sisisi, también es verdad y a veces sucede, que de aquel carozo de palta que tiramos al descuido en el cantero del patio hace un año, crezca inesperadamente un hermoso arbolito! ¡Eso sí que es una auténtica alegría! Lo que comprueba una vez más, que las buenas intenciones no bastan, aunque son maravillosas. Si consideráramos que cosecharemos en relación a lo que sembremos, estaríamos además adjudicándonos un rol absolutamente protagónico en el devenir humano, tirando por tierra a la Divina Providencia. Nos concederíamos un poder divino, como si pudiéramos mantener esa energía vital en funcionamiento, a nuestro gusto y antojo. ¿Entonces qué pasará con esa semillita?


No lo sabemos, por la sencilla razón, que no depende de nosotros. En este largo y sinuoso camino de jardineros de almas, habrá tantas cosechas, como siembras. Plantines en recuperación, que ocuparán el jardín mientras sea necesario; raíces a las que habrá que curar; flores marchitas por revivir; plagas que erradicar; injertos; trasplantes; abonos; podas… pero el destino de esa semillita no se garantiza solamente, con nuestra bendita siembra. No es garantía de nada. No será ni nuestro error, ni nuestro acierto. ¡Cuántas veces hemos recibido maná del Cielo inesperadamente y cuántas otras, nos ha aplastado un alud, sin haber hecho nada para “merecerlo”, ni lo uno…ni lo otro. ¿Cómo podemos saber lo que está previsto para cada uno de nosotros? ¡Creer y querer ser más papistas que el Papa!



Y en este caldo en ebullición donde estamos viviendo, habrá que aprender a no mortificarse, angustiarse, ni atribularse tanto protagonismo. Ratificar o rectificar nuestro compromiso de jardineros de almas, jardineros de semillas álmicas, sabiendo que lo que deba ser…será y no estará en nuestras manos su destino. La Providencia y la genética se harán cargo del resto.


Desde el alma y con el corazón.
Liliana Marcela Pérez Villar
lilianamperezv@gmail.com
Facebook: https://www.facebook.com/Anamcara-Centros-de-Energ%C3%ADa-51043297182/timeline/

domingo, 31 de julio de 2016

CLARIVIDENCIA- CLARIAUDIENCIA.

Dentro de los 49 cruces que transitamos en el año en las clases de M.O.V.E.R.S.E. (Movimiento Energético Expresivo Rítmico Sensible), inspiradas en los Centros de Energía, terminamos esta semana con el Centro Coronario desde el Cuerpo Emocional. Parte de la intención de este trabajo se dirige hacia el desarrollo de la CLARIVIDENCIA y CLARIAUDIENCIA. Sin la idea de tener un “objetivo a cumplir”, sino partiendo siempre de ABRIR, PREDISPONERSE a que lo que esté por llegar, llegue. Como digo en las clases, trabajamos el SER y el NO SER. Por lo tanto, lo que no llegue, nos estará indicando la dificultad que habrá que trabajar, como para que suceda. Si no es en esta, tal vez en la próxima clase, o la otra, o…pero sin duda, el ocuparse, el dejar que la conexión se de, va a facilitarlo todo. El secreto es no huir de la dificultad, sino meterse con ella. Hay que sacar los EGOS de las clases, de los consultorios, los Centros de Salud de cualquier índole. Tener la humildad de reconocer/se en los lados ocultos, mas o menos oscuros, en los conflictos sin resolver, Ser paciente, aprendiz, alumno…significa aceptar que aún “HAY MATERIAS QUE NO HEMOS APROBADO” sí, y se los dice una eterna aprendiz de la vida. Ninguna rodilla se cura con arrogancia y soberbia, no existe operación, acupuntura, masaje, homeopatía que lo resuelva, si no se deja el orgullo de lado. Allí, será posible nuevamente, ARRODILLARSE para pedir disculpas, para honrar a la Fuerza, (única sumisión que el ser debe asumir), para agradecer…Todo aquello que NO SE VE, SE CONVIERTE EN ENFERMEDAD. ¡Cuánto mas sano es entonces, abrir canales de comunicación, hablar, escuchar, ver, oler, tocar, gustar, sobre todo cuando se sabe que hay un espacio y tiempo confiable y una MUTUA REPRESENTACIÒN INTERNA GRUPAL, que hace posible tirarse a una pileta que está repleta de agua! A mayor resistencia, mayor evidencia. Cuanto mas se trate de ocultar algo, mas se nota, para todos excepto para uno. Es que El pez es el último en enterarse que vive en el agua. Volviendo al tema de hoy, quiero compartir con ustedes una experiencia vivida esta semana, en este cruce, que dejó mucho aprendizaje y movió emociones y aspectos varios. Definamos primero de qué estamos hablando. ¿Qué es la CLARIVIDENCIA? Es una capacidad “inmaterial”, que de acuerdo a las Creencias de cada quién, podemos llamar Psíquica, espiritual, anímica, mental, pero que ciertamente, corresponde a los Centros superiores. Habilita la recepción visual de información, sucesos, visiones, como si no hubiera distancia temporal o espacial y que puede corresponder al pasado, o al futuro, Todos hemos leído o al menos oído sobre las profecías de… (Nostradamus, San Malaquías, Parravicini…) o relatos sobre contactos telepáticos (transmisión o coincidencia de pensamientos entre personas, generalmente distantes entre sí, sin mediación de agentes físicos conocidos), espiritualidad, sueños, exploraciones psíquicas… haciendo referencia a la clarividencia. Estamos atravesados por mensajes y señales permanentemente. Pero también, en un mundo tan carente de conciencia y espiritualidad, también aprendimos a no prestar atención a esos mensajes. Existe la creencia prejuiciosa que todo eso pertenece al mundo esotérico, al ocultismo, a un mundo paralelo que a muchos…asusta. Bueno, olvídense. Nada de eso. Esto ocurre por falta de experiencias al respecto, pero una vez que la experiencia aparece, se acaban las dudas. Lamentablemente, es imposible de transferir la vivencia propia a nadie. Todos tenemos la posibilidad de desarrollar el don de la CLARIVIDENCIA Y CLARIAUDIENCIA. Algunos más, otros menos. En realidad, sólo hay que despertarlo, porque hemos nacido con él. El tema es que, para quienes van tras el rebaño, la Energía suele ir hacia la desconexión espiritual y se deposita en lo material: Prestigio, éxito, privilegios, reconocimiento, aislamiento afectivo (salvo el de la falsa adoración), y de esta manera, se cierran todas las compuertas de lo genuino. Así, el ser se convierte en una COPIA. Tan desconectado de su mas auténtico sentir, que sólo descubre quién quiere ser cuando lo ve en otro. De esa forma renuncia a sus verdaderos dones. La CLARIVIDENCIA nos ayuda a ser más solidarios y estar atentos al entorno. En la clase del jueves pasado, como es de costumbre, sucedió de todo. Sucedió la NO CONEXIÔN, la CONEXIÒN A MEDIAS y LA CONEXIÒN CON COSAS DOLOROSAS. Esas imágenes que tienen que ver con las penas de HUMANIDAD, que no voy a describir porque a buen entendedor… El tema es que no se tiene ningún “control” de esas imágenes recibidas. Comienza el MOVIMIENTO, se suelta, y una de las primeras cosas que suelen aparecer es liberar, aflojar, flexibilizar. Nuestro trabajo consiste justamente, en desbloquear cualquier estancamiento energético que esté impidiendo conectar de otra manera. Si bien esto es un clásico, ya que sabemos que no se puede acceder a los Centros Superiores mientras haya bloqueos en los Inferiores, hay una enorme diferencia entre CORAZA y bloqueos momentáneos. Por eso es muy importante tomar al menos dos clases semanales, para presentar la dificultad y luego, tener la chance de trabajarla. Cuando aparecen imágenes desagradables (aunque respondan a una realidad planetaria, crítica y actúen como información para poder colaborar), existe una obstrucción o escape de energía del sexto Centro: El Frontal, lo que antes se conocía como el tercer ojo. Sin duda, hay un bloqueo previo en el Laríngeo, que condiciona la llegada a un plano Mental de clara visión. Si bien la Visión es sumamente nítida y clara, la presencia de información inesperada o sufriente, indica bloqueo. Ahora bien, se presenta el bloqueo. No preocuparse. Tenemos en la semana o en los próximos tránsitos por este cruce, la posibilidad de resolverlo desbloqueando o de enterarnos que hay una CORAZA a trabajar. Mucho mejor que no enterarse y enfermar. Afortunadamente, en la clase del sábado, apareció una respuesta clara, contundente y bella como pocas. Imágenes sanadoras de lo vivido en la clase anterior, donde se presentó la dificultad y la resolución del bloqueo. Claramente, este es un proceso inconciente, donde por lo obvio del movimiento corporal, no se puede intervenir desde lo conciente. NO HAY CONTROL. Estas vivencias nos indican qué poca noción hay de la capacidad de CLARIVIDENCIA –CLARIAUDIENCIA, que se tiene y/o se puede llegar a potencializar. Los bloqueos no son gratuitos. Siempre hay experiencias previas dolorosas, a veces pavorosas, que determinarán la vejez del bloqueo o la posibilidad de desbloquear a tiempo. Recordar siempre ayuda. Trabajar sobre las situaciones traumáticas también. Lo que enferma es asumir que está “todo bajo control”; “que la culpa la tiene el otro”; “que los demás se merecen mi maltrato, mis agresiones y venganza infinito por LO QUE ME HIZO?”, y varios etcéteras. Hay circunstancias en las que al más consciente de los conscientes se le puede escapar algo. Debilitará su CLARIVIDENCIA. Pero es una reparación continua para aquellos que vivimos ratificando el voto de trabajarnos día a día, para ser facilitadores y no obstaculizadores. Si sos un negador compulsivo o vivís de una imagen, si no te ves con claridad o asumís la vida de otro como propia porque no sabès dónde tenès la cintura si no lo ves en otro, podès hacer mucho daño innecesario. Menos, claro está, a aquellos que consideres una extensión de tu Yo, hijos, parejas, familia en gral, en definitiva, aquellos que vivas como vos mismo y que ya estarán hipnotizados por tus manipulaciones. Tratà de ser consciente de tu realidad y no te mientas. No te engañes a vos mismo. No permitas que tus miedos, tus inseguridades, te impidan ver las cosas como son. Vas a tener la oportunidad de recuperar el respeto de la gente que alguna vez te amò por quien eras sincera y genuinamente, antes de disfrazarte de las virtudes de otro. Recuperà tus propios valores. A través del trabajo del quinto Centro, el Laríngeo, hemos podido así, esta semana, desbloquear garganta, abrir y permitir que esas energías más sutiles hagan llegar sus mensajes intangibles a los Centros Superiores. Conectate. Reconocete. Animate. Confesate. Asumite. Comunicate. Abrite. Disculpate. Sincerate. Soltate. Involucrate. Hacete cargo.
Desde el alma y con el corazón Liliana Marcela Pèrez Villar. lilianamperezv@gmail.com FB: Unite https://www.facebook.com/Anamcara-Centros-de-Energ%C3%ADa-51043297182/

domingo, 17 de julio de 2016

DECISIONES.

En algún momento de nuestras vidas, la mayoría de nosotros nos hemos visto en la necesidad imperiosa de tomar decisiones contundentes. A veces, relacionadas con los sueños, los ideales, las ilusiones, generalmente acompañadas de una gran sensación de bien-estar. Esas decisiones que nos hacen sentir que estamos en el camino indicado. Suelen ser puertas que se abren. Tal vez no sepamos hacia dónde, pero se abren porque nos abrimos. Damos un salto cualitativo hacia nuestra misión revelada y rebelada, sin saber a ciencia cierta qué nos espera en el vacío, mas que el mismísimo Amor y la Confianza que el propio salto implica. En cambio, hay otros momentos en la vida, en que nos vemos obligados a tomar decisiones terriblemente dolorosas, que nos dejan turulatos gran parte de nuestra historia, pero son mecanismos casi de supervivencia, de preservación de la vida, de sostén de la existencia. Estas decisiones suelen estar emparentadas con una sensación de no “aguantar más”. Es una manera de evitar volver a pasar por algo que sentimos, que nos va a conmocionar a niveles inaguantables. No queremos, ni podemos, volver a pasar por ese sufrimiento, por esa experiencia, por ese dolor ni una sola vez más. Nos supera. Sentimos que no tenemos recursos para afrontarlo. Y ya sea con la impecabilidad del bisturí, o con el destrozo del hacha, cortamos como podemos. Generalmente, por el bien de todos, aunque no siempre todos lo comprenden de esta manera. Esas decisiones pueden ser concientes o inconcientes. Podemos decidir poner un punto final a una relación, a una manera de relacionarnos, a una historia, a un estilo de vida, a la violencia, al maltrato, a la locura, a la falta de respeto y a tantas cosas más. Puesto en palabras sería: “Nunca mas”. “De esto…no quiero más”. “Así, no”. “Con Amor y Respeto si, con desprecio, descalificaciones, ataques de locura, agresiones, difamaciones, mentiras…etc., no”. Es una decisión clara, concisa, contundente, maciza, conciente, sólida. Además implica el compromiso interno de sostenerla, porque es tan doloroso, que se transforma en irremontable. Son decisiones que se toman cuando no hay posibilidades de rescatar nada. Para rescatar, tiene que haber algo rescatable, si no lo hay…no se puede rescatar nada, aunque deseemos con toda el alma poder hacer algo. Y cuanto mas nos aferramos, peor se ponen las cosas. Y terminamos por decidirnos, cuando nos preguntamos “¿Por qué estoy tolerando esto?”, “¿Cuál es la razón por la que estoy permitiendo que esto suceda en mi vida?”, “Porque… ¿Es mi familia?”, (¡Como si eso nos obligara a aguantar hasta desintegrarnos!), “Porque… ¿Es mi manera de mostrar respeto por alguien?” (¡Como si aguantar a alguien significara respetarlo!). Es agobiantemente penoso separarse, poner un punto que no se pueda cruzar a personas que han sido y probablemente sigan siendo, tan significativas en nuestras vidas. Un padre, una madre, hermanos/as, amigos/as, parejas, Maestros…esos otros que son parte de nosotros mismos. Son nuestro recuerdo de infancia, o de adolescencia, son “familia”, son nuestra vida y, a veces, si no somos capaces de darnos cuenta a tiempo, pueden también ser nuestra muerte. Todas las relaciones y situaciones son trabajables y remontables. Y si no hay un ida y vuelta en esa intención de sentarse a hablar o si hay mucha enfermedad de por medio, podemos hacerlo sin ellos, con asistencias confiables. Podemos hacerlo en un templo, en el banco de una iglesia si somos creyentes, en una sinagoga, en una mezquita, en el desierto, el mar o la montaña, en el consultorio de un terapeuta, porque el lugar es lo de menos, por lejos que vayamos, siempre llevaremos nuestro corazón a cuesta. Es en vano esforzarse en “perdonar”, ya que el “perdón” es un acto Providencial y no humano. Sólo podemos predisponernos a que eso ocurra. Abrir nuestro corazón y hacer espacio para que llegue, si es que tiene que llegar. Si durante el tiempo que esa relación existió, (también providencialmente), hemos sido sinceros, hemos amado, nos hemos brindado de corazón y, sólo hemos sido mal interpretados, si no nos han amado, si sólo hemos sido pantalla en blanco donde películas ajenas se han proyectado, bien… a levantar las velas, en silencio, sin lastimar a nadie y…hasta aquí nos trajo el río. De verdad que con esto…no puedo más. Intentaré pasar por alto las fallas humanas y seguiré amando tu alma, pero no voy a quedarme aquí para que me golpees con el puño, con la lengua, con el pensamiento o con tus acciones. O sea, no voy a quedarme para “hacerte pata con tu enfermedad”. Si ni siquiera soy anaranjada, soy violeta, no ves? Cuando seas capaz de verme más parecidita al violeta, hablamos. Mientras tanto…Me aparto.
Lo que tal vez nos tranquilice mas a los que hemos tenido que tomar decisiones de este tipo es, el llegar a darnos cuenta que todo depende de los anteojos que cada uno utilice. Los que estén vibrando en la sintonía del Amor, siempre van a ver las cosas mas amablemente y mas amorosamente que los que no. Usted puede ser la mismísima reencarnación de la Madre Teresa de Calcuta, que el que esté proyectando su infierno interno sobre usted, la/o va a tildar de demonio. Y viceversa. No importa qué tan mala persona, perversa, tirana, déspota, mentirosa, tramposa, etc. sea usted. Para los ojos del enamorado, o para quien la/o ame, siempre será “Campanita”. No se preocupe por dar explicaciones, no se justifique. No podemos ir por la vida con un cartel que diga: “NO; yo no hice eso o aquello, no soy así, tenés la cabeza limada, te vendieron una historia oficial que nada tiene que ver con la realidad, cómo podés pensar eso de mi, pero si yo te quiero…etc. Nada de lo que usted diga o haga va a servir. Lo que usted sea es independiente de lo que se le esté proyectando. Es la dramática relacional interna de cada uno proyectada en otro. Como si los vínculos se vivieran en un plano virtual. Porque lo que todavía no se puede hacer, es subir un peldaño más en la escalera espiritual y darnos cuenta que no hay otros. Los otros, somos nosotros mismos. En algún momento de nuestras vidas, todos tenemos que rendir cuentas de nuestros actos. Tal vez no sea con quienes hemos dañado, ni siquiera en esta existencia, no lo sabemos. Pero hasta que esto llegue, no es bueno que nos quedemos en situaciones de maltrato de ningún tipo. Quien maltrata, goza al maltratar o no tiene conciencia de daño. Aléjese. No importa cuántas promesas escuche. “Te juro que nunca más…”, si, “Yo te juro que nunca mas, porque no vas a volver a verme” (porque sé, que puede ser la última vez que vea algo en mi vida). Siga amando si quiere y puede, pero sálgase del fuego cruzado. Siempre digo que todas las mujeres de Enrique Vlll se deben haber muerto diciendo “No lo puedo creer”. ¡Créalo!. La persona que la/o está agrediendo y que habla de usted como si fuera otra persona, la/o difama, injuria, hiere gratuitamente, no se está relacionando con usted, sino con un personaje interno y usted está en riesgo. ¿Por qué, o mejor dicho, para qué se queda y lo aguanta? No siempre estas decisiones son tomadas a voluntad o con conciencia. Algunas veces, nos encontramos recordando escenas de nuestra vida, en la que tomamos decisiones muy fuertes sin darnos cuenta. “Ahora me voy a dedicar a trabajar y no me voy a volver a enamorar”, “Me voy a quedar, pero te voy a hacer la vida imposible”, “Está bien, no nos separamos, pero de intimidad…ni hablar” y tantas otras. Todas ellas se pueden rectificar y/o ratificar. No tenga miedo de hacer lo que tenga que hacer. Usted no puede lograr que los demás cambien. Aunque les de los riñones, las tripas, el corazón para que estén bien, no les va a alcanzar, porque no les dio las orejas. Cada quien ve, lo que quiere ver. Obviamente que acuchillar a 20 personas porque si, no tiene que ver con una apreciación subjetiva de los hechos. Usted sabe de qué estoy hablando, porque seguramente le pasó, o le está pasando. O porque tiene la valentía de reconocerse en el otro lado, y eso prueba que no está tan alejado del rescate.
Confíe nuevamente. Vuelva a abrir su corazón. NO importa si aquella vez…o la otra…sisi, ya sé, quedó como un gallo desplumau, no quiere que le vuelva a pasar. Ya se que no fue una sola vez, fueron varias y en distintas ocasiones. No lo puede evitar. Piense que al menos es capaz de Amar. Que lo Aman y por eso sigue en este planeta Tierra. Que cuando suene la trompeta, sólo se va a llevar el alma. No se enganche con esos dolores de viejo abolengo, con ese olor rancio del desamor, el resentimiento, el rencor. Si algo abre viejas heridas que creyó sanadas y no lo están, llore, entristézcase si es necesario, enciérrese en su habitación, vívalo plenamente, porque el “DOLOR…DUELE” y mucho. Y cuando pueda, sacúdase el moho del corazón, ventile, aspire, respire profundo y de cabezadura nomás, siga palante o empiece de nuevo. ”
LO IMPORTANTE NO ES LO QUE NOS HICIERON, SINO LO QUE NOSOTROS HACEMOS CON LO QUE NOS HICIERON Y PERMITIMOS QUE NOS HAGAN ALGUNA VEZ. ¡LEVÁNTATE Y ANDA, AMIGO/A! ¡NO TE DEJES CAER! ¡ESTÁ TODO POR HACER! ¡A CONFIAR, CREER Y AMAR SIN MIEDO! ES EL ÚNICO ANTÍDOTO PARA EL MIEDO Y LA VIOLENCIA DE ESTA HUMANIDAD.
Desde el alma y con el corazón. Liliana Marcela Pérez Villar.