domingo, 9 de octubre de 2016

LA TRAICIÒN

En estos últimos días, la palabra TRAICIÒN, ha estado en casi todas las sesiones del consultorio y las clases. Como si se estuviera viviendo con la sensación de falta, de lealtad o fidelidad quebrantada, que debiera ser respetada en relación a alguien o algo. Lo extraño es que generalmente, la TRAICIÒN se relaciona con los aspectos amorosos. Siempre salta la vieja broma popular:”De la muerte y de los cuernos no se salva nadie”, luego risas o cara de resignación. Tengo en claro que la única TRAICIÒN posible que existe es la TRAICIÒN A UNO MISMO. Aunque materialmente se manifieste en diferentes áreas. Allí donde se quebrantan los valores en los que cada uno cree, como el respeto, el compromiso, la lealtad, esa palabrita de museo que ya casi está en desuso, la sinceridad. Decidí recurrir al viejo mataburros para ver cómo lo definía. Decía: “Falta que comete una persona que no cumple su palabra o que no guarda la fidelidad debida”. ¿?. “Consiste en renegar, ya sea con una acción o con un dicho, de un compromiso de lealtad”. “Traicionar es defraudar. Cuando una persona confía en otra y ésta actúa de una manera contraria a la esperada, se dice que la traiciona”. Como diría el abuelo Víctor, estamos como cuando vinimos de España. Resolví entonces meterme por otro lado. Como siempre, desde el alma y con el corazón en la mano. El RECUERDO de las experiencias propias y ajenas y la capacidad de EMPATÌA iban a guiarme mejor, para desenmarañar este sentimiento tan desgarrador. ¿Cómo se siente un Ser emboscado en la trampa de una deslealtad por parte de alguien a quien AMA y en quien CONFÌA? Obviamente TRAICIONADO, lo cual no explica el concepto de TRAICIÒN. ¿Podríamos decir humillado? ¿Lastimado? ¿Con un EGO herido? Supongo que cada uno lo vive de acuerdo a su biografía, sus Creencias, la forma en que mira al mundo. Tengo recuerdos corporales parecidos a la fractura. Como si algo se rompiera adentro. Es la sensación de haber roto un PACTO. Quebrado la CONFIANZA. No reconocer a otro, no valorarlo, descalificarlo. Faltar a la palabra empeñada. En mi interior, mi palabra es de esos valores más preciados que conservo. Es lógico por lo tanto, que no espere que alguien falte a su palabra, quiebre un pacto, o no respete algo acordado. Aunque la vida se ha encargado de enseñarme en varias oportunidades, que sí, es de esperar. Digamos entonces que espero…sin esperar. Siempre elijo CONFIAR primero, por supuesto, con prudencia. Y si ha de ser, que la vida se ocupe de ordenarlo. Es de esperar que todos tengamos que rendir cuentas de nuestros actos en algún momento. Y ahora que está tan de moda la frase, que el “orden cósmico se ocupe”, por gracioso que suene. Traicionar es algo así como DEFRAUDAR. Pero es tan tramposo, que hay que estar muy atentos para no confundir con romper mandatos, por ejemplo de tipo familiar, lo que puede ser vivido por algunas familias centrípetas como una traición. A pesar de terminar por condenar al miembro de ese grupo familiar, o de amigos, religión, político, étnico, o de cualquier orden, a un destierro físico o afectivo sumamente cruel. El distinto, aquel que llega para cambiar caminos pre establecidos, suele ser visto como traidor. “Para ser uno de nosotros, tenès que ser igual”. “No nos superes”. “No nos traiciones”. “No hagas algo que nosotros no esperamos”. Y entre culpas, negaciones, negociaciones, frente a semejantes acusaciones, se pierde la posibilidad de identificarse con ese grupo. Traiciones. Traición a la pareja, a la Patria, a la amiga, a los hijos, a los padres, a las Creencias…la deslealtad de la falta de agradecimiento, la falta de ética y la obstaculización a las acciones de aquellos que persiguen el ejercicio del Bien Común como su Ideal de vida. Aclaremos que esto no significa necesariamente un fin en el vínculo o relación. Algunos somos capaces de hacernos cargo de los errores que cometemos, nos disculpamos y rescatamos y reparamos aquello que sea rescatable y reparable. Nos importa y compromete tanto el AMOR como el daño. Pero debe haber un acuerdo de las partes implicadas. Cuando el amor propio es más grande que el verdadero AMOR, esto no es posible. Por eso, siempre depende. Depende de la salud mental, emocional, afectiva de los involucrados. Sentires como la envidia, los celos, generan tanta destrucción externa e interna, que termina por enfermar seriamente y hacer perder los referentes. Tal vez se logre sobrevivir un tiempo socialmente, a través de la manipulación intelectual, pero tiene fecha de vencimiento. Por otro lado, saber aceptar las fallas ajenas, siempre y cuando exista conciencia de daño, como mencionamos antes y predisponerse a recibir el perdón providencial, ya que el perdón pertenece a otro nivel de existencia y por más voluntad que le pongamos, a veces, sencillamente, no llega. O tal vez te funcione 50 años, pero no 51! A mí la TRAICIÒN se me representa como algo oscuro, hecho a escondidas, escudriñando y elucubrando situaciones a espaldas de otro, confabulando, ocultando, mintiendo, engañando. O sea que evidentemente, muyyyyyy en el fondo, alguna conciencia de estar haciendo algo feìto, algo que no se debiera hacer porque va a lastimar a otro, debe de haber. Sino, se haría abiertamente. No habría nada que ocultar. Pero se suele apelar a culpar a ese otro de forzarnos a hacer algo que no es correcto, para evitar responsabilizarnos y confrontarnos con la oscuridad de nuestro proceder. La mentira, la omisión, el engaño, es para no hacerse cargo. Pero recuerden que ENFERMAAAAAAA! Es como tomar veneno y esperar que se muera otro. Mas vale darse cuenta y dejar de auto engañarse. No se dejen asustar. Ni por lo que sienten, ni por las reacciones de los demás, ni por la locura que los rodea o la propia. El miedo no es buen consejero y nos hace injustos. Hay un proverbio chino que lo define clarito: “Es fácil esquivar la lanza, mas no el puñal oculto”.
¿Cómo hacerle entender a alguien, que aquello de lo que te acusa es su excusa para no darse cuenta del dolor que te está ocasionando? Es que el pez es el último en enterarse que vive en el agua. Hay que aprender a verse. Conocerse, aunque no guste lo que veamos. Es la única manera de modificar. Les aseguro que si algunas personas se vieran filmadas con cámara oculta, o tuvieran que resistir un archivo de cosas dichas o hechas, saldrían con careta a la calle o se irían a vivir a Groenlandia con domicilio reservado. La TRAICIÔN es tannnnnn dolorosa, porque suele venir de la mano de la gente que creemos conocer mejor. Es un cachetazo a las expectativas desproporcionadas, basadas en el AMOR que sentimos por ese Ser. Alguien ha deshonrado el pacto en el cual estaba basada nuestra relación. O peor aún, nunca pudo llegar a PACTAR. Probablemente, por falsas lealtades a las que se siente encadenado, a veces con conciencia, otras sin. ¿Cómo hacemos entonces para superar una TRAICIÔN? Primero y por sobre todo, NO TRAICIONÀNDONOS A NOSOTROS MISMOS. SER FIELES A LO QUE SENTIMOS, ALLÌ DONDE LATE NUESTRO CORAZÒN. CONFIAR. VOLVER A CONFIAR. CONFIAR TANTAS VECES COMO TU CORAZÒN TE LO INDIQUE. Y SI VES QUE NO HAY RESPUESTA, FIRMEZA CON FLEXIBILIDAD Y RETIRARSE. ALZAR LAS VELAS. SIN HACER DAÑO. ACEPTANDO. Recuerden el hexagrama 11 del I Ching, el Libro de las mutaciones, La Paz, que dice: “Cuando se arranca faláridas, sale adherida la hierba del césped las extrae junto con un manojo de briznas o tallos unidos entre sí por las raíces”. Por eso, si te llegó la hora de retirarte, que sea con la impecabilidad del cirujano. Sin salpicar. Ante la manipulación, la psicopateada, la TRAICIÒN, no te detengas a dar explicaciones. Ya alguien las dará en tu lugar…o no. Quizás, haya una amplificación de conciencia en alguno de los implicados y se haga la luz!!!! Es el momento en que ya…no se puede hacer nada más. Ya hiciste todo lo que se podía hacer. RECUPERATE. RESPIRÀAAAAAAAA. LLORÀ TODO LO QUE NECESITES, SUFRÌ LO QUE TENGAS QUE SUFRIR Y SEGUÌ PALANTE, QUE EMPUJAN DATRAS!!!

miércoles, 14 de septiembre de 2016

ACUPUNTURA

Aquellos que no están familiarizados con la Medicina Tradicional China suelen creer que es sólo un recurso para aliviar síntomas, calmar dolores. Hay un profundo desconocimiento sobre este tema en las sociedades occidentales, que siempre han recurrido a la Medicina Moderna como único y conocido recurso. Tanto la Acupuntura como la Moxibustiòn, se encuentran dentro de las herramientas que más resuenan al respecto. Unos 2000 años de investigación y ejercicio de la profesión, han llevado ademàs de China, a Japón, India,Tailandia, Nepal, etc., a ratificar su eficacia no sólo en dolores, sino en cualquier enfoque que afecte la salud de todos los cuerpos. En mi ámbito de acción profesional, he profundizado e investigado desde hace años, en todo lo referente a los aspectos anímicos, psicológicos, mentales, trascendiendo el límite de lo meramente físico. El Cuerpo físico es sólo un aspecto del Ser. Hay un Cuerpo Energético, que incluye el plano Emocional, el Afectivo o Relacional, el Intelectual, el Mental y el Espiritual, que van a determinar el estado de salud o enfermedad de ese SER. Que no sean tangibles, visibles a simple vista, no significan que no estèn. Quienes transitamos este camino de la salud, lo vemos con las manos, con el corazòn, con el alma y los conocimientos. En la MTCH cada órgano gobierna una emoción en estado armónico, y en desarmonía esa emoción muta a otra negativa. Por lo que cada órgano tiene su propio psiquismo. La recolección de esos psiquismos de los 5 órganos, que junto a sus vísceras apareadas conforman los 5 Reinos Mutantes, conforman un Psiquismo resultante que denominamos SHEN, el más auténtico sentir. Inútil es abordar un tratamiento sólo dirigido hacia el cuerpo físico, si no tenemos en cuenta el plano energético. Podemos seguir cortando órganos afectados, metros de intestinos, tumores, nódulos… tomar pastillas en cantidad...que si no trabajamos sobre las causas que generan la enfermedad, volverá a repetirse y a cortar de nuevo. Hay que trabajar el o los òrganos afectados. ¿Còmo modificar el psiquismo si uno o mas òrganos, responsables de la generaciòn de determinadas emociones o sentires estàn perturbados? También podemos deducir entonces lo opuesto: Tirarse en una camilla para que nos hagan, nos den, nos pongan o saquen, sin responsabilidad de nuestra parte, sin un hacerse cargo,sin elaborar, aceptar, procesar, tampoco es la idea. Un abordaje integral. Todo aquel que pase por un tiempo de enfermedad, debe poner un 50 % como mínimo de sí, para empezar a hablar. Y es poco. Pero para eso, es necesario darse cuenta y hemos visto en entregas anteriores, lo difícil que eso resulta. La enfermedad es lo que no vemos, justamente. Y siempre es más sencillo y cómodo responsabilizar al mundo externo de lo que “nos pasa”, como si nada tuviéramos que ver con ello. No es verdad que todos quieran cambiar. Aún cuando los egos se ofendan frente a esa pregunta y respondan que por supuesto, que de lo contrario no estarían buscando ayuda. Precisamente, en la mayoría de los casos, las interrupciones en los tratamientos se dan en los momentos de mayor evolución. Como si para crecer, siempre hubiera que traicionar a alguien, incluso a uno mismo. La MTCH trata a personas, no enfermedades. Puede llegar a dar enfoques radicalmente diferentes a 8 personas que se presenten con un diagnóstico, mientras que la medicina Moderna responderá generalmente con una receta para todos. Existen factores patológicos internos y externos que indicarán cómo tratarlo. Para eso contamos con referentes como el yin y el yang, los 5 elementos, zang fu (órganos y vísceras), qi xue (sangre y energía), jing luo (canales colaterales), distintas manipulaciones de agujas y milenios de experiencias en síntomas, signos y señales.
1). La Acupuntura trabaja en el plano físico y energético. 2). La moxibustiòn trabaja en el plano emocional y afectivo. 3). El Qi Gong (chikung) sobre el plano Mental y Espiritual. En ANAMCARA, nuestra Escuela, trabajamos con el sistema de M.O.V.E,R.S.E. (Movimiento Energético Expresivo Rítmico Sensible), un desprendimiento del sistema de Centros de Energía, que se basa en los siete Cuerpos y los siete Centros. De esta manera, tenemos la oportunidad de ir pasando por todos esos cruces por los que habitualmente no ahondamos e ir sanando desde la prevención a veces y desde la sanación otras veces, todos nuestros lados oscuros. No estamos creados para vivir en estado de enfermedad, en ningún plano. Y no vamos a sanar pretendiendo que el entorno se haga responsable por nosotros o que cambien ellos. Empezar por dar gracias puede ser un buen empuje. Quejarse, enojarse, desentenderse, hacerse el “yo no fui”, lejos de ayudar…empeora las cosas. Luchar con el afuera carcome, fagocita, destruye. Creer que estamos en nuestro derecho de vengarnos, primero nos envenena a nosotros mismos. Hacernos los angelitos y psicopatear, sòlo pone mas en evidencia nuestras intenciones. Mirarse en el espejo, darse cuenta, pedir disculpas y reparar daños…sana. Por qué no empezar hoy? Siempre los espero, desde el alma y con el corazón. Liliana Marcela Pèrez Villar. https://www.facebook.com/Anamcara-Centros-de-Energ%C3%ADa-51043297182/

viernes, 19 de agosto de 2016

¿¡COSECHARAS TU SIEMBRA!?

Pues si esto fuera realmente así, todo sería muy sencillo, previsible y programable. Bastaría con elegir la mejor semilla, plantarla en la tierra más sana y fértil que exista, regarla y cuidarla con todo el AMOR del mundo; dedicarle nuestro tiempo y dispensarle atenciones; dejarla crecer y buscar su camino hacia la luz; protegerla de las inclemencias climáticas; estar atentos a sus necesidades diarias; resguardarla de los depredadores de turno; darle un espacio adecuado donde desarrollarse en paz y con creatividad; en fin, estar en disponibilidad para lo que guste mandar, por su próspero crecimiento. Pero aún así, con total dedicación, esmero y devoción ¿Es posible protegerla de un tsunami, un sismo, un huracán, una plaga de langostas o peor todavía, cómo protegerla de sus propios genes? ¡GENES! Unidades básicas de la herencia, que se trasmiten de padres a hijos y llevan instrucciones para las células. Es que las plantas poseen 3 juegos de ADN, (Acido dexoxirribonucléico, molécula que guarda los secretos de los genes y se encuentra en cada célula), uno en el núcleo, uno en las mitocondrias y uno en los cloroplastos. Los 3 juegos de ADN fueron utilizados por la Botánica Sistemática para inferir relaciones de parentesco entre las plantas. Y sí, porque en esa semillita se expresan las acciones y reacciones del SER. ¡Y así aparecen las sorpresas! Y no se termina cosechando lo sembrado.


Sisisi, también es verdad y a veces sucede, que de aquel carozo de palta que tiramos al descuido en el cantero del patio hace un año, crezca inesperadamente un hermoso arbolito! ¡Eso sí que es una auténtica alegría! Lo que comprueba una vez más, que las buenas intenciones no bastan, aunque son maravillosas. Si consideráramos que cosecharemos en relación a lo que sembremos, estaríamos además adjudicándonos un rol absolutamente protagónico en el devenir humano, tirando por tierra a la Divina Providencia. Nos concederíamos un poder divino, como si pudiéramos mantener esa energía vital en funcionamiento, a nuestro gusto y antojo. ¿Entonces qué pasará con esa semillita?


No lo sabemos, por la sencilla razón, que no depende de nosotros. En este largo y sinuoso camino de jardineros de almas, habrá tantas cosechas, como siembras. Plantines en recuperación, que ocuparán el jardín mientras sea necesario; raíces a las que habrá que curar; flores marchitas por revivir; plagas que erradicar; injertos; trasplantes; abonos; podas… pero el destino de esa semillita no se garantiza solamente, con nuestra bendita siembra. No es garantía de nada. No será ni nuestro error, ni nuestro acierto. ¡Cuántas veces hemos recibido maná del Cielo inesperadamente y cuántas otras, nos ha aplastado un alud, sin haber hecho nada para “merecerlo”, ni lo uno…ni lo otro. ¿Cómo podemos saber lo que está previsto para cada uno de nosotros? ¡Creer y querer ser más papistas que el Papa!



Y en este caldo en ebullición donde estamos viviendo, habrá que aprender a no mortificarse, angustiarse, ni atribularse tanto protagonismo. Ratificar o rectificar nuestro compromiso de jardineros de almas, jardineros de semillas álmicas, sabiendo que lo que deba ser…será y no estará en nuestras manos su destino. La Providencia y la genética se harán cargo del resto.


Desde el alma y con el corazón.
Liliana Marcela Pérez Villar
lilianamperezv@gmail.com
Facebook: https://www.facebook.com/Anamcara-Centros-de-Energ%C3%ADa-51043297182/timeline/

domingo, 31 de julio de 2016

CLARIVIDENCIA- CLARIAUDIENCIA.

Dentro de los 49 cruces que transitamos en el año en las clases de M.O.V.E.R.S.E. (Movimiento Energético Expresivo Rítmico Sensible), inspiradas en los Centros de Energía, terminamos esta semana con el Centro Coronario desde el Cuerpo Emocional. Parte de la intención de este trabajo se dirige hacia el desarrollo de la CLARIVIDENCIA y CLARIAUDIENCIA. Sin la idea de tener un “objetivo a cumplir”, sino partiendo siempre de ABRIR, PREDISPONERSE a que lo que esté por llegar, llegue. Como digo en las clases, trabajamos el SER y el NO SER. Por lo tanto, lo que no llegue, nos estará indicando la dificultad que habrá que trabajar, como para que suceda. Si no es en esta, tal vez en la próxima clase, o la otra, o…pero sin duda, el ocuparse, el dejar que la conexión se de, va a facilitarlo todo. El secreto es no huir de la dificultad, sino meterse con ella. Hay que sacar los EGOS de las clases, de los consultorios, los Centros de Salud de cualquier índole. Tener la humildad de reconocer/se en los lados ocultos, mas o menos oscuros, en los conflictos sin resolver, Ser paciente, aprendiz, alumno…significa aceptar que aún “HAY MATERIAS QUE NO HEMOS APROBADO” sí, y se los dice una eterna aprendiz de la vida. Ninguna rodilla se cura con arrogancia y soberbia, no existe operación, acupuntura, masaje, homeopatía que lo resuelva, si no se deja el orgullo de lado. Allí, será posible nuevamente, ARRODILLARSE para pedir disculpas, para honrar a la Fuerza, (única sumisión que el ser debe asumir), para agradecer…Todo aquello que NO SE VE, SE CONVIERTE EN ENFERMEDAD. ¡Cuánto mas sano es entonces, abrir canales de comunicación, hablar, escuchar, ver, oler, tocar, gustar, sobre todo cuando se sabe que hay un espacio y tiempo confiable y una MUTUA REPRESENTACIÒN INTERNA GRUPAL, que hace posible tirarse a una pileta que está repleta de agua! A mayor resistencia, mayor evidencia. Cuanto mas se trate de ocultar algo, mas se nota, para todos excepto para uno. Es que El pez es el último en enterarse que vive en el agua. Volviendo al tema de hoy, quiero compartir con ustedes una experiencia vivida esta semana, en este cruce, que dejó mucho aprendizaje y movió emociones y aspectos varios. Definamos primero de qué estamos hablando. ¿Qué es la CLARIVIDENCIA? Es una capacidad “inmaterial”, que de acuerdo a las Creencias de cada quién, podemos llamar Psíquica, espiritual, anímica, mental, pero que ciertamente, corresponde a los Centros superiores. Habilita la recepción visual de información, sucesos, visiones, como si no hubiera distancia temporal o espacial y que puede corresponder al pasado, o al futuro, Todos hemos leído o al menos oído sobre las profecías de… (Nostradamus, San Malaquías, Parravicini…) o relatos sobre contactos telepáticos (transmisión o coincidencia de pensamientos entre personas, generalmente distantes entre sí, sin mediación de agentes físicos conocidos), espiritualidad, sueños, exploraciones psíquicas… haciendo referencia a la clarividencia. Estamos atravesados por mensajes y señales permanentemente. Pero también, en un mundo tan carente de conciencia y espiritualidad, también aprendimos a no prestar atención a esos mensajes. Existe la creencia prejuiciosa que todo eso pertenece al mundo esotérico, al ocultismo, a un mundo paralelo que a muchos…asusta. Bueno, olvídense. Nada de eso. Esto ocurre por falta de experiencias al respecto, pero una vez que la experiencia aparece, se acaban las dudas. Lamentablemente, es imposible de transferir la vivencia propia a nadie. Todos tenemos la posibilidad de desarrollar el don de la CLARIVIDENCIA Y CLARIAUDIENCIA. Algunos más, otros menos. En realidad, sólo hay que despertarlo, porque hemos nacido con él. El tema es que, para quienes van tras el rebaño, la Energía suele ir hacia la desconexión espiritual y se deposita en lo material: Prestigio, éxito, privilegios, reconocimiento, aislamiento afectivo (salvo el de la falsa adoración), y de esta manera, se cierran todas las compuertas de lo genuino. Así, el ser se convierte en una COPIA. Tan desconectado de su mas auténtico sentir, que sólo descubre quién quiere ser cuando lo ve en otro. De esa forma renuncia a sus verdaderos dones. La CLARIVIDENCIA nos ayuda a ser más solidarios y estar atentos al entorno. En la clase del jueves pasado, como es de costumbre, sucedió de todo. Sucedió la NO CONEXIÔN, la CONEXIÒN A MEDIAS y LA CONEXIÒN CON COSAS DOLOROSAS. Esas imágenes que tienen que ver con las penas de HUMANIDAD, que no voy a describir porque a buen entendedor… El tema es que no se tiene ningún “control” de esas imágenes recibidas. Comienza el MOVIMIENTO, se suelta, y una de las primeras cosas que suelen aparecer es liberar, aflojar, flexibilizar. Nuestro trabajo consiste justamente, en desbloquear cualquier estancamiento energético que esté impidiendo conectar de otra manera. Si bien esto es un clásico, ya que sabemos que no se puede acceder a los Centros Superiores mientras haya bloqueos en los Inferiores, hay una enorme diferencia entre CORAZA y bloqueos momentáneos. Por eso es muy importante tomar al menos dos clases semanales, para presentar la dificultad y luego, tener la chance de trabajarla. Cuando aparecen imágenes desagradables (aunque respondan a una realidad planetaria, crítica y actúen como información para poder colaborar), existe una obstrucción o escape de energía del sexto Centro: El Frontal, lo que antes se conocía como el tercer ojo. Sin duda, hay un bloqueo previo en el Laríngeo, que condiciona la llegada a un plano Mental de clara visión. Si bien la Visión es sumamente nítida y clara, la presencia de información inesperada o sufriente, indica bloqueo. Ahora bien, se presenta el bloqueo. No preocuparse. Tenemos en la semana o en los próximos tránsitos por este cruce, la posibilidad de resolverlo desbloqueando o de enterarnos que hay una CORAZA a trabajar. Mucho mejor que no enterarse y enfermar. Afortunadamente, en la clase del sábado, apareció una respuesta clara, contundente y bella como pocas. Imágenes sanadoras de lo vivido en la clase anterior, donde se presentó la dificultad y la resolución del bloqueo. Claramente, este es un proceso inconciente, donde por lo obvio del movimiento corporal, no se puede intervenir desde lo conciente. NO HAY CONTROL. Estas vivencias nos indican qué poca noción hay de la capacidad de CLARIVIDENCIA –CLARIAUDIENCIA, que se tiene y/o se puede llegar a potencializar. Los bloqueos no son gratuitos. Siempre hay experiencias previas dolorosas, a veces pavorosas, que determinarán la vejez del bloqueo o la posibilidad de desbloquear a tiempo. Recordar siempre ayuda. Trabajar sobre las situaciones traumáticas también. Lo que enferma es asumir que está “todo bajo control”; “que la culpa la tiene el otro”; “que los demás se merecen mi maltrato, mis agresiones y venganza infinito por LO QUE ME HIZO?”, y varios etcéteras. Hay circunstancias en las que al más consciente de los conscientes se le puede escapar algo. Debilitará su CLARIVIDENCIA. Pero es una reparación continua para aquellos que vivimos ratificando el voto de trabajarnos día a día, para ser facilitadores y no obstaculizadores. Si sos un negador compulsivo o vivís de una imagen, si no te ves con claridad o asumís la vida de otro como propia porque no sabès dónde tenès la cintura si no lo ves en otro, podès hacer mucho daño innecesario. Menos, claro está, a aquellos que consideres una extensión de tu Yo, hijos, parejas, familia en gral, en definitiva, aquellos que vivas como vos mismo y que ya estarán hipnotizados por tus manipulaciones. Tratà de ser consciente de tu realidad y no te mientas. No te engañes a vos mismo. No permitas que tus miedos, tus inseguridades, te impidan ver las cosas como son. Vas a tener la oportunidad de recuperar el respeto de la gente que alguna vez te amò por quien eras sincera y genuinamente, antes de disfrazarte de las virtudes de otro. Recuperà tus propios valores. A través del trabajo del quinto Centro, el Laríngeo, hemos podido así, esta semana, desbloquear garganta, abrir y permitir que esas energías más sutiles hagan llegar sus mensajes intangibles a los Centros Superiores. Conectate. Reconocete. Animate. Confesate. Asumite. Comunicate. Abrite. Disculpate. Sincerate. Soltate. Involucrate. Hacete cargo.
Desde el alma y con el corazón Liliana Marcela Pèrez Villar. lilianamperezv@gmail.com FB: Unite https://www.facebook.com/Anamcara-Centros-de-Energ%C3%ADa-51043297182/

domingo, 17 de julio de 2016

DECISIONES.

En algún momento de nuestras vidas, la mayoría de nosotros nos hemos visto en la necesidad imperiosa de tomar decisiones contundentes. A veces, relacionadas con los sueños, los ideales, las ilusiones, generalmente acompañadas de una gran sensación de bien-estar. Esas decisiones que nos hacen sentir que estamos en el camino indicado. Suelen ser puertas que se abren. Tal vez no sepamos hacia dónde, pero se abren porque nos abrimos. Damos un salto cualitativo hacia nuestra misión revelada y rebelada, sin saber a ciencia cierta qué nos espera en el vacío, mas que el mismísimo Amor y la Confianza que el propio salto implica. En cambio, hay otros momentos en la vida, en que nos vemos obligados a tomar decisiones terriblemente dolorosas, que nos dejan turulatos gran parte de nuestra historia, pero son mecanismos casi de supervivencia, de preservación de la vida, de sostén de la existencia. Estas decisiones suelen estar emparentadas con una sensación de no “aguantar más”. Es una manera de evitar volver a pasar por algo que sentimos, que nos va a conmocionar a niveles inaguantables. No queremos, ni podemos, volver a pasar por ese sufrimiento, por esa experiencia, por ese dolor ni una sola vez más. Nos supera. Sentimos que no tenemos recursos para afrontarlo. Y ya sea con la impecabilidad del bisturí, o con el destrozo del hacha, cortamos como podemos. Generalmente, por el bien de todos, aunque no siempre todos lo comprenden de esta manera. Esas decisiones pueden ser concientes o inconcientes. Podemos decidir poner un punto final a una relación, a una manera de relacionarnos, a una historia, a un estilo de vida, a la violencia, al maltrato, a la locura, a la falta de respeto y a tantas cosas más. Puesto en palabras sería: “Nunca mas”. “De esto…no quiero más”. “Así, no”. “Con Amor y Respeto si, con desprecio, descalificaciones, ataques de locura, agresiones, difamaciones, mentiras…etc., no”. Es una decisión clara, concisa, contundente, maciza, conciente, sólida. Además implica el compromiso interno de sostenerla, porque es tan doloroso, que se transforma en irremontable. Son decisiones que se toman cuando no hay posibilidades de rescatar nada. Para rescatar, tiene que haber algo rescatable, si no lo hay…no se puede rescatar nada, aunque deseemos con toda el alma poder hacer algo. Y cuanto mas nos aferramos, peor se ponen las cosas. Y terminamos por decidirnos, cuando nos preguntamos “¿Por qué estoy tolerando esto?”, “¿Cuál es la razón por la que estoy permitiendo que esto suceda en mi vida?”, “Porque… ¿Es mi familia?”, (¡Como si eso nos obligara a aguantar hasta desintegrarnos!), “Porque… ¿Es mi manera de mostrar respeto por alguien?” (¡Como si aguantar a alguien significara respetarlo!). Es agobiantemente penoso separarse, poner un punto que no se pueda cruzar a personas que han sido y probablemente sigan siendo, tan significativas en nuestras vidas. Un padre, una madre, hermanos/as, amigos/as, parejas, Maestros…esos otros que son parte de nosotros mismos. Son nuestro recuerdo de infancia, o de adolescencia, son “familia”, son nuestra vida y, a veces, si no somos capaces de darnos cuenta a tiempo, pueden también ser nuestra muerte. Todas las relaciones y situaciones son trabajables y remontables. Y si no hay un ida y vuelta en esa intención de sentarse a hablar o si hay mucha enfermedad de por medio, podemos hacerlo sin ellos, con asistencias confiables. Podemos hacerlo en un templo, en el banco de una iglesia si somos creyentes, en una sinagoga, en una mezquita, en el desierto, el mar o la montaña, en el consultorio de un terapeuta, porque el lugar es lo de menos, por lejos que vayamos, siempre llevaremos nuestro corazón a cuesta. Es en vano esforzarse en “perdonar”, ya que el “perdón” es un acto Providencial y no humano. Sólo podemos predisponernos a que eso ocurra. Abrir nuestro corazón y hacer espacio para que llegue, si es que tiene que llegar. Si durante el tiempo que esa relación existió, (también providencialmente), hemos sido sinceros, hemos amado, nos hemos brindado de corazón y, sólo hemos sido mal interpretados, si no nos han amado, si sólo hemos sido pantalla en blanco donde películas ajenas se han proyectado, bien… a levantar las velas, en silencio, sin lastimar a nadie y…hasta aquí nos trajo el río. De verdad que con esto…no puedo más. Intentaré pasar por alto las fallas humanas y seguiré amando tu alma, pero no voy a quedarme aquí para que me golpees con el puño, con la lengua, con el pensamiento o con tus acciones. O sea, no voy a quedarme para “hacerte pata con tu enfermedad”. Si ni siquiera soy anaranjada, soy violeta, no ves? Cuando seas capaz de verme más parecidita al violeta, hablamos. Mientras tanto…Me aparto.
Lo que tal vez nos tranquilice mas a los que hemos tenido que tomar decisiones de este tipo es, el llegar a darnos cuenta que todo depende de los anteojos que cada uno utilice. Los que estén vibrando en la sintonía del Amor, siempre van a ver las cosas mas amablemente y mas amorosamente que los que no. Usted puede ser la mismísima reencarnación de la Madre Teresa de Calcuta, que el que esté proyectando su infierno interno sobre usted, la/o va a tildar de demonio. Y viceversa. No importa qué tan mala persona, perversa, tirana, déspota, mentirosa, tramposa, etc. sea usted. Para los ojos del enamorado, o para quien la/o ame, siempre será “Campanita”. No se preocupe por dar explicaciones, no se justifique. No podemos ir por la vida con un cartel que diga: “NO; yo no hice eso o aquello, no soy así, tenés la cabeza limada, te vendieron una historia oficial que nada tiene que ver con la realidad, cómo podés pensar eso de mi, pero si yo te quiero…etc. Nada de lo que usted diga o haga va a servir. Lo que usted sea es independiente de lo que se le esté proyectando. Es la dramática relacional interna de cada uno proyectada en otro. Como si los vínculos se vivieran en un plano virtual. Porque lo que todavía no se puede hacer, es subir un peldaño más en la escalera espiritual y darnos cuenta que no hay otros. Los otros, somos nosotros mismos. En algún momento de nuestras vidas, todos tenemos que rendir cuentas de nuestros actos. Tal vez no sea con quienes hemos dañado, ni siquiera en esta existencia, no lo sabemos. Pero hasta que esto llegue, no es bueno que nos quedemos en situaciones de maltrato de ningún tipo. Quien maltrata, goza al maltratar o no tiene conciencia de daño. Aléjese. No importa cuántas promesas escuche. “Te juro que nunca más…”, si, “Yo te juro que nunca mas, porque no vas a volver a verme” (porque sé, que puede ser la última vez que vea algo en mi vida). Siga amando si quiere y puede, pero sálgase del fuego cruzado. Siempre digo que todas las mujeres de Enrique Vlll se deben haber muerto diciendo “No lo puedo creer”. ¡Créalo!. La persona que la/o está agrediendo y que habla de usted como si fuera otra persona, la/o difama, injuria, hiere gratuitamente, no se está relacionando con usted, sino con un personaje interno y usted está en riesgo. ¿Por qué, o mejor dicho, para qué se queda y lo aguanta? No siempre estas decisiones son tomadas a voluntad o con conciencia. Algunas veces, nos encontramos recordando escenas de nuestra vida, en la que tomamos decisiones muy fuertes sin darnos cuenta. “Ahora me voy a dedicar a trabajar y no me voy a volver a enamorar”, “Me voy a quedar, pero te voy a hacer la vida imposible”, “Está bien, no nos separamos, pero de intimidad…ni hablar” y tantas otras. Todas ellas se pueden rectificar y/o ratificar. No tenga miedo de hacer lo que tenga que hacer. Usted no puede lograr que los demás cambien. Aunque les de los riñones, las tripas, el corazón para que estén bien, no les va a alcanzar, porque no les dio las orejas. Cada quien ve, lo que quiere ver. Obviamente que acuchillar a 20 personas porque si, no tiene que ver con una apreciación subjetiva de los hechos. Usted sabe de qué estoy hablando, porque seguramente le pasó, o le está pasando. O porque tiene la valentía de reconocerse en el otro lado, y eso prueba que no está tan alejado del rescate.
Confíe nuevamente. Vuelva a abrir su corazón. NO importa si aquella vez…o la otra…sisi, ya sé, quedó como un gallo desplumau, no quiere que le vuelva a pasar. Ya se que no fue una sola vez, fueron varias y en distintas ocasiones. No lo puede evitar. Piense que al menos es capaz de Amar. Que lo Aman y por eso sigue en este planeta Tierra. Que cuando suene la trompeta, sólo se va a llevar el alma. No se enganche con esos dolores de viejo abolengo, con ese olor rancio del desamor, el resentimiento, el rencor. Si algo abre viejas heridas que creyó sanadas y no lo están, llore, entristézcase si es necesario, enciérrese en su habitación, vívalo plenamente, porque el “DOLOR…DUELE” y mucho. Y cuando pueda, sacúdase el moho del corazón, ventile, aspire, respire profundo y de cabezadura nomás, siga palante o empiece de nuevo. ”
LO IMPORTANTE NO ES LO QUE NOS HICIERON, SINO LO QUE NOSOTROS HACEMOS CON LO QUE NOS HICIERON Y PERMITIMOS QUE NOS HAGAN ALGUNA VEZ. ¡LEVÁNTATE Y ANDA, AMIGO/A! ¡NO TE DEJES CAER! ¡ESTÁ TODO POR HACER! ¡A CONFIAR, CREER Y AMAR SIN MIEDO! ES EL ÚNICO ANTÍDOTO PARA EL MIEDO Y LA VIOLENCIA DE ESTA HUMANIDAD.
Desde el alma y con el corazón. Liliana Marcela Pérez Villar.

sábado, 9 de julio de 2016

¿PARA QUÈ PEDIR PERDÒN?

Quienes intentamos desarrollar nuestra vida en tèrminos de AMOR y COMPASIÒN, aunque nos asalten las fallas humanas desde las sombras, solemos cometer un... ¿ Error? mmmmmm... a ver... Si sentimos una profunda tristeza porque alguien nos decepcionò y no logramos superarlo, estamos en un brete. Convengamos que la decepciòn es uno de los factores mas enfermantes que nos toca vivir. Pero tambièn y por el contrario, si lo superamos ràpidamente, podemos cometer el mismo error. Es decir, CONFIAR, puede llegar a ser una de las indicaciones terapèuticas mas sanadoras que existen. ¿Te defraudaron? Bien. ¿Tratamiento? Volver a CONFIAR!!!!. SIEMPRE Y CUANDO TUS EXPECTATIVAS NO HAYAN SIDO DESPROPORCIONADAS Y POR ENDE, CLARAMENTE INCUMPLIBLES, A CONFIAR DE NUEVO. ¿Cuàntas veces? Bueno, eso dependerà de cada uno. Para el que logra comprender que actuar por venganza o por orgullo, es convertirse en aquello mismo que criticamos, serà mas fàcil seguir adelante sin DEJAR EN CLARO QUE TIENE RAZÒN!!!!. Pero el que viva por una imagen, va a encontrar a esto muy poco probable. Cada uno tiene su CONFIARÒMETRO personal. En mi caso, el premio por volver a CONFIAR, ES CONFIAR DE NUEVO. Si no CONFÌO se me hace muy difìcil levantarme de la cama con las ganas que me mueven todos los dìas y sin responsabilizar a nadie por lo que no brilla como me gustarìa. Pero la experiencia del consultorio, las clases, los seminarios, Congresos, las experiencias de familiares, amig@s, conocid@s y las mìas propias, me han enseñado algo muy importante, mas allà de la interpretaciòn psicològica. ¿Para què es necesario el PEDIR PERDÒN o que TE PIDAN PERDÒN por algùn hecho que te haya causado daño, pena, pesar o lo que sea?. Bueno, es fàcil. Habitualmente, la gente se inventa cualquier tipo de excusa para justificar los hechos mas perversos, promiscuos, oscuros, engañosos y manipulativos que puedan existir. Y siempre es mas fàcil dar vuelta la tortilla y culpar a los demàs por las fallas propias. ¿Quièn va a querer aceptar que ha hecho daño (¿INCONCIENTEMENTE?) a otro/s? ¿Quièn es capàz de hacer una verdadera CONFESIÒN? ¿Quièn se conoce y reconoce lo suficiente, como para HACERSE CARGO de haber LASTIMADO O CAUSADO UN DAÑO sobre todo a un otro que dice amar, querer, apreciar...? Digamos que lo habitual es doblar o triplicar la apuesta, como mìnimo, para poder seguir sosteniendo una imagen que se cae a pedazos a costa del caldo de sus propias justificaciones. Como el ahogado que cuando se siente perdido, arrastra a quien se le acerque y lo hunde con èl. Entonces, cuando se PIDE PERDÒN por algo, especificando lo sucedido, primero se està demostrando que hay conciencia de haber causado un daño. Alguien se hace responsable del dolor infligido. No juega al BOLUDO, juego que se utiliza mucho en Roleplaying, donde el responsable de una situaciòn recurre a todo tipo de artilugios para desentenderse de haber tenido o tener algo que ver con lo que sucede. Cuanto mas se lo confronta con la realidad, mas expuesto queda. Pero generalmente, es muy habil en este juego, ya que seguramente, lleva jugàndolo toda la vida. No sabe, no entiende, no recuerda, fue un mal entendido, etc. Cree que lo tiene todo controlado y los demàs no se dan cuenta. Lamentablemente, a veces es asì. Es tan buen manipulador, que tiene seducido a su entorno mas pròximo como a un ejèrcito de granaderos hipnotizados y cautivados por su grandeza. Es el efecto "VAMPIRO". El error serìa jugar al "Demos vuelta la pàgina y borròn y cuenta nueva" cuando no hay un blanqueo de lo sucedido. ¿Por què? Porque seguramente, va a volver a suceder. Y ahì, ya no va a ser responsabilidad de èl, sino del que permitiò que volvieran a lastimarlo. ¿Que no hay que tomarlo como algo personal sino darse cuenta que està manipulando, que està enfermo? De acuerdo. Es verdad. Por eso dije antes, cada uno sabe cuàntas veces puede volver a CONFIAR, a darle la oportunidad a quien lo dañò, para que repare lo hecho. Pero ese lìmite, lo conoce cada uno y nadie mas que uno. ¿Cuàl serìa entonces el recorrido a seguir para arreglar lo dañado? 1. TENER CONCIENCIA DE HABER HECHO DAÑO. 2. IDENTIFICAR LA RESPONSABILIDAD Y PEDIR DISCULPAS SINCERAMENTE. SÒLO SI ES GENUINO Y DE CORAZÒN. 3. DECIDIR SI HAY INTENCIÒN DE REPARAR EL DAÑO Y SÒLO ASÌ, REPARAR CLARAMENTE, PÙBLICAMENTE, IN SITU, Y SIN HACER TRAMPAS. nO PROMETER EN FALSO PARA CONSEGUIR CUMPLIR UN PLAN. 4. SI SURGE LA RECONCILIACIÒN Y EL ACUERDO, RESCATAR PARTIENDO DE LO QUE UNE Y NO DE LO QUE SEPARA. 5. DE VERDAD QUE NO VALE LA PENA PASAR POR TODO ESTO SI NO ES DESDE LO MÀS PROFUNDO DE LOS SENTIRES. UNA REPETICIÒN PUEDE SER IRREMONTABLE Y DEJAR DAÑOS MAYORES AÙN. 6. RENUNCIAR AL CULTO DE LA IMAGEN PROPIA Y PONER POR DELANTE AL OTRO, EN UN ACTO DE ABSOLUTO AMOR. 7. TENER PRESENTE QUE MUCHAS DE ESTAS FRACTURAS TIENEN QUE VER CON UNA CONFUSIÒN ENTRE ADMIRACIÒNY ENVIDIA. SE ADMIRA CUANDO HAY AMOR SE ENVIDIA SI NO HAY AMOR Y EN SU LUGAR HAY AMOR PROPIO 8. PREGUNTARSE SI ES IMPORTANTE SABER LO QUE ESA PERSONA SUFRIÒ O SUFRE POR LO SUCEDIDO, O SI CONFRONTARLO PARALIZA Y SE ELIGE SEGUIR JUGANDO AL BOLUDO A PESAR DE TODO. Preguntate si tu imagen vale mas que el sufrimiento que le hayas infligido a alguien. Y si sos un tercero que contribyò a que esto sucediera, preguntate si te hace feliz haber interferido, manipulado a otro, por beneficio propio, disfrazàndolo de "lo hago por tu bien" o "porque te quiero". EN REALIDAD ES "para comerte mejor". Cuando quedan cosas pendientes sin resolver, solemos encajàrselas a los demàs como si proyectàramos una pelìcula sobre un telòn en blanco. El bien-estar personal nunca se puede construir en base al mal-estar de otro. Puede brillar un tiempo, pero no se sostiene, al menos que hablemos de gente sin remordimiento, con conductas psicòpatas o de psicos que se desdibujan entre las gentes de una sociedad que les hace el juego y hasta los apaña. Renunciar al deseo de PRESTIGIO, PODER, RECONOCIMIENTO, etc. suele traer miles de bendiciones sinceras, y hace que quienes se hayan perdido tras luces de lucièrnagas en la noche, retornen a una vida de confiabilidad y recuperen el respeto por sì mismos y los demàs. Bien vale la pena caer de rodillas sobre los EGOS inflados y juntar los pedazos de corazòn rotos que quedaron en el camino por negar o por miedo y quièn podrìa negarlo. ¿POR VERGÛENZA? Si. Debe de dar mucha vergûenza me imagino. lilianamperezv@gmail.com Seguinos en Fb: https://www.facebook.com/Anamcara-Centros-de-Energ%C3%ADa-51043297182/ Desde el alma y con el corazòn

sábado, 2 de julio de 2016

ENVIDIA, CELOS Y ADMIRACIÓN.


“LA ENVIDIA ES UNA DECLARACIÓN DE INFERIORIDAD” (Napoleón Bonaparte)

ENVIDIA Y ADMIRACIÓN:
La Envidia se exterioriza con gestos, miradas, frases inadecuadas, o situaciones o palabras generadas para causar daño. En la era de la comunicación, donde los mails, pagers, messengers están a la orden del día, debemos aprender a oír las palabras escritas. Ya que hoy por hoy, las relaciones pasan en parte por la cibernética.
La Envidia tiene muchos disfraces y suele estar enmascarada detrás de una sonrisa cordial, afable, complaciente. A veces el esfuerzo por disimularla es tan grande, que se esconde acatando órdenes, en sumisión o por el contrario actuando con descomunal admiración y dedicación. Por eso es difícil de detectar. Pero para que la admiración sea realmente admiración, debe estar amparada en el sentido del AMOR. Si no lo está, si no se siente AMOR,no es admiración, es Envidia.
Si podemos llegar a detectar la envidia antes de que cause estragos, nos evitaremos grandes dolores de cabeza. No se trata de defendernos, ya que el envidioso, no tiene conciencia de lo que le pasa, suele no registrar lo que siente y genera y si lo hace, lo esconde muy bien para que el entorno sea mas benèvolo con èl (si lograran darse cuenta). Si podemos comprender esto, vamos a aprender a medir el grado de confianza a desplegar con las personas envidiosas. Y el daño será menor. En realidad, no se trata de un alerta paranoico. Se trata de poder despertar a señales, signos que nos preserven.
Si ya es tarde y no se ha dado cuenta a tiempo, no lo tome como algo personal. No es UD. quien despierta ese sentimiento, es sólo lo que Ud. representa, lo que moviliza. El ser depositario de semejante premio suele ser muy doloroso. Entra en funcionamiento la Dramática Relacional Interna de cada uno. La DRI de Persecución, de Abandono y/o de Exclusión, el castigo de la antigüedad, el peor de todos, peor que la misma muerte, El DESTIERRO, porque comete el error de creer que "muerto el perro, se acabò la rabia". Pero no, la rabia està adentro y es altamente destructiva.Lo ideal sería mantener un estado de alerta que nos permita detectar cuando estamos siendo blanco de las flechas de la envidia. Darnos cuenta de que no somos los responsables del sentimiento de nadie. Si se logra no tomarlo como algo personal, ese dolor va a llegar, se va a asimilar y va a ser expulsado sin dejar estropeado a quien se ha dirigido la envidia. El que es envidioso se pone contento cuando le va mal al otro. Cuando de alguna forma consigue herirlo, lastimarlo, vengarse. Se alegra cuando su imagen se ve deteriorada. Pero queda agotado finalmente. Es tan grande el desgaste de energía en relación a la vida de los otros, que no puede llegar a plasmar sus propios sueños. Si se diera cuenta que se está generando un daño a sí mismo, tal vez lo pensaría dos veces. Si no logramos comprender que el dolor de uno es el dolor de todos, seguirá habiendo hambre, guerras, abusos y mas y mas miserias humanas día a día. Al dañar a otro me daño a mí mismo. Aunque me crea un vivo bárbaro y juegue a que no me doy cuenta o que no me importa. La persona depositaria de esa Envidia puede verse envuelta en situaciones de riesgo.
El envidioso no tiene paz. Su mente está atormentada, inquieta, llena de voces.
Interpreta confusamente. Pero se esfuerza en mantener una sonrisa permanente, que mas que sonrisa es una mueca, para que no se le note. Se siente infeliz,a veces preso en una realidad que no le satisface y otras fastidiado por estar todo el tiempo pendiente de lo que hacen o no hacen los demás. Porque el otro actúa como un espejo. Entonces hay que destruirlo.
Lo lamentable es que a veces, la única manera que un envidioso se ponga en contacto con lo que realmente desea, lo hace feliz, lo enamora, es verlo en otro. Porque está tan desconectado de su sentir auténtico que no sabe ni qué le gusta. Una vez cumplido este paso, aparece la destrucción de ese espejo. De alguna manera, mata al original para asumir su personalidad, sin dejar rastros.
¿Cuál es la diferencia entre Envidia y Celos?
Una cuestión de verbos. Tener- No Tener.
La Envidia es originada cuando otro disfruta o creemos que disfruta de algo que anhelamos (atención, amor, afecto, belleza, bienes materiales, etc.); los Celos, cuando otro tiene algo o creemos que lo tiene, que deseamos tener. El mejor antídoto es el darse cuenta de que “no tenemos nada”. Creemos “tener” una casa, un trabajo, una familia, salud, dinero y amor, (como dice la canción). Y de golpe…un revés…y chau…No va mas...no mas casa, ni salud, ni dinero, ni amor… Ahí comprendemos que nunca tuvimos nada. Pero necesitamos “poseer”. Y nos lo creemos, aunque las evidencias nos demuestren lo contrario día a día.
La Envidia suele darse entre dos personas. Los celos incluyen un tercero, aunque sólo exista en la imaginación.
El Celoso sufre tremendamente. Pero dice que "no es celoso" y que celoso es el marido, novio, amigo, hijo...pero èl...nunca fue celoso. Hasta llega a desarrollar conductas viles. Compite, agrede, defenestra, descalifica para verse superior. Cree que si es mejor no lo van a dejar. Va a ser “el elegido”. DRI de abandono.
Empareja hacia abajo. Aquel que es considerado inferior, maltratado, repudiado ocultamente, desacreditado y solamente recoge las sobras de cariño, quien no tiene valores para un celoso, no genera ningún daño a su ego. Es merecedor de todo el afecto. Por otro lado, el otro aparente protagonista, el aclamado, recompensado y depositario de virtudes, es una amenaza a su sentimiento de inferioridad.
El Celoso precisa controlar todo. Quiere todo para sí. Es capaz de estropear la mejor fiesta con un comentario hiriente, o con su ausencia o su conducta. No necesita de motivos para montar una escena. Sabe más de nosotros que nosotros mismos. Espía. Averigua. Interroga. Vigila. Hace “acopio de información”. Pero se reserva para sí los detalles de su propia vida, porque sabe que lo que está haciendo a escondidas, lo que cree estar disimulando o lo que está “omitiendo” va a herir a alguien.
Llega a conclusiones en su delirio de celos, que para él/ella son absolutas verdades. En el caso de personas emocionalmente irritables, coléricas, sus celos responderán a estas mismas características.



En otros casos el “tercero”, objeto o sujeto, se convierte en un competidor donde depositar su rencor, sus rabias, porque se siente dejado de lado, avergonzado. “Perdedor en potencia en su imaginación”.
Busca y encuentra, “Pruebas del delito”, falsas interpretaciones.
La ansiedad, el miedo lo vuelve agresivo. Hasta puede llegar a agredir físicamente. Aunque tambièn puede jugar el rol de bueno, amoroso, sonriente y sòlo algunos pocos se daràn cuenta de lo que està tapando con eso.
Se acostumbra a vivir en un clima de sospechas, que se torna más problemático si se trata de personas con predisposición al alcohol, drogas u otra sustancia dependiente. DRI de persecución.
Probablemente, alguien que está celoso porque un tercero está teniendo una muy buena relación con algo o alguien que significa mucho para él/ella, sienta envidia del éxito que tiene con lo que considera suyo y de nadie mas. Así, la envidia desemboca en un estallido de hostilidad hacia quien se vive como superior y la necesidad que ya, no sólo se dirige al deseo de tener esa supuesta valía, sino a la destrucción de quien es percibido como “mejor”.
Según Melanie Klein, cuando en una situación de celos hay un componente de envidia éste se manifiesta como impulso de destruir a la persona que goza de la ventaja envidiada, sea ésta el rival o el amado, que tiene el poder de hacernos felices y prefiere no ejercerlo. El ponerle el cuerpo a esta situación suele dejarnos muy golpeados. Es aconsejable movilizar todas las huellas que vayan quedando grabadas en estos cuerpos, para que no desemboquen en enfermedad. Las palabras no alcanzan. Expresar, sacar la presión que nos ha tocado soportar, nos va a ayudar en el proceso de asimilación y liberación. Nos va a aliviar.

Como la flor de loto. Nace, crece, se desarrolla y muere en el fango. Pero nunca…nunca…se ensucia.
Un abrazo a todos. Liliana M Pérez Villar. https://www.facebook.com/Anamcara-Centros-de-Energ%C3%ADa-51043297182/ lilianamperezv@gmail.com