martes, 12 de febrero de 2019

Pactos de silencio, trampas, mentiras, manipulaciones. LEALTAD O MIEDO? FIDELIDAD O SOMETIMIENTO?

De cómo un discurso familiar (materno-paterno) puede destruir los lazos de AMOR por celos, envidias o temas pendientes no resueltos. LEALTAD FAMILIAR O MIEDO A PERDER EL AMOR REAL O CONSTRUÍDO? Existe lo JUSTO en temas de afectos o el miedo borra las vivencias de AMOR? Qué hace que las buenas intenciones sean mal interpretadas? Alcanzan las buenas intenciones? De cómo las conspiraciones familiares pueden acabar decapitando al diferente, al "mejor", al "querido", al "exitoso"... El costo de ser fiel a uno mismo, justifica una "venganza familiar"? Y qué pasó con el AMOR que nos sentimos, te acordás de cuando eras chiquitx y...yo te amaba tanto...y vos también me amabas...siempre estuve a tu lado...eras mi amorcito...qué pasó con los recuerdos, la memoria? CÓMO LLEGASTE A PENSAR O A CREER QUE YO SERÍA CAPAZ DE HACER ESTO O AQUELLO? De nada vale nuestra historia compartida? O si lo dice mamá...o papá...tengo que ser "LEAL" aunque te y me haga daño? Nunca se te ocurrió preguntarme o temías no poder sostener tu fidelidad al grupo familiar? PENSASTE QUE MI SILENCIO ERA UNA FORMA DE CUIDARTE? A veces, cuando arrancamos raíces de nuestro corazón para sobrevivir y no morir de angustia, nos vemos obligados a arrancar con ellas y en nombre del más profundo y desinteresado AMOR a algunos de sus vástagos para no enfrentarlos con su realidad y ponerlos en situación de elegir. Nos retiramos en agonía, sangrando en silencio, sólo por su bien-estar. Renunciamos hasta a nosotros mismos, confiando que algún día, las cosas se acomodarán sin que tengamos que dar explicaciones que nadie creería por retorcidas, promiscuas, perversas y mal intencionadas. Pensamos que cuando sean grandes se van a dar cuenta, van a comprender, tal vez alguien de esas explicaciones por nosotros... El tema es que es una espera, que aunque se haga sin esperar, esperando, nos desmoraliza y poco a poco, se va perdiendo la esperanza. Esperar, sin esperar, esperando. No puede entenderse. Suele existir un aleccionamiento parental muy fuerte que indica la huella de cómo interpretar las cosas. El famoso y siempre tan útil "CHIVO EXPIATORIO". eL DEPOSITARIO DE LA LOCURA FAMILIAR. A ese hay que culparlo de todos los males, así nosotros seremos los buenos. Hay que aceptar que cada uno hace lo que puede y queda atrapado en sus tramas y redes familiares, de acuerdo con sus fortalezas o debilidades. Es muy difícil. Cada uno tiene una mirada diferente sobre las mismas cosas. Y allá jugarán a favor o en contra, los intereses del grupo que suele expulsar generalmente al que consideran mas fuerte, para poder además responsabilizarlo de "haberse ido" y no hacerse cargo haberlo DESTERRADO. LAMENTABLEMENTE ESTOS COMPLOTS SON MUY ARMADOS Y RARA VEZ ALGUNO TIENE LA EVOLUCIÓN, CORAJE Y FORTALEZA PARA ROMPER CON LA TRAMPA. Por lo tanto, la confesión, la disculpa, el rescate de lo dañado y la reparación no llegan nunca. EL DAÑO ESTÁ HECHO. NO NOS HAGAMOS CARGO. NOSOTROS NO HICIMOS NADA MALO. Uno se pregunta cómo llegó de VÍCTIMA a VICTIMARIO en tres, dos uno. HAGAN SU JUEGO SEÑORES. QUE GANE EL "MAS MEJOR". SÁLVESE QUIEN PUEDA. Pactos de silencios que involucran a menores inocentes, crèdulos. Trampas donde quedan emboscados en las manipulaciones de los supuestos "adultos". Mentiras burdas algunas, sutiles otras, pero siempre mentiras, engaños. Domesticaciòn a base de premios por complacer y castigos por transgredir. Construcciones de pensamientos excèntricos que rayan en la locura. Chantajes emocionales que someten por miedo. Y el tiempo pasa. Se crece en el campo de cultivo de la desconfianza, la dualidad, la sospecha. Se crece a ciegas manejados por venganzas ajenas, frustraciones ajenas, despechos ajenos. Depòsitos de asignaturas pendientes ajenas. y un dìa...el despertar de los sentidos, los primeros estremecimientos, la conmoción del deseo y la inocente exaltación del entusiasmo y la pasión. Las fantasías compartidas a distancia, el reconocimiento ante el espejo, las palabras que no salen por temor, las excusas para lograr un encuentro casual, las cándidas ilusiones primarias. Y entonces… ¿Cómo es que esta maravillosa explosión hormonal, festiva, casta y honesta, termina convirtiéndose en una pesadilla? ¿Cómo nos hace víctimas de malos tratos y locura? Simple. EL SER AJENOS AL PACTO DE SILENCIO DE LOS MAYORES, nos hace presa y presos de los misterios, mentiras y manipulaciones, que pueden llegar a destruir. Y de ahí en más, toda similitud con la vida cotidiana de cualquier familia o grupo, dondequiera que suceda, es mera coincidencia. Ese antagonismo entre lo que se dice, se piensa, se siente y se hace, abre la puerta a la locura y la enfermedad, para ir a jugar. LOS PACTOS DE SILENCIO FAMILIARES. DE ESO NO SE HABLA. Y esas barreras de cuidado, entre lo que sí se hace y lo que no, terminan cruzándose y dejan de ser un acto revolucionario, para convertirse en algo muy dañino, destructivo, perverso, promiscuo. Así, se van tiñendo los colores de la paleta con la que se pinta al mundo. Los anteojos para leer generan imágenes distorsionadas que confunden y requieren de un sobre esfuerzo del intelecto y los sentidos, para poder discernir, discriminar y actuar en consecuencia, sin perder la cordura o el rumbo. Aprender a interpretar las situaciones de una u otra manera, de acuerdo con las circunstancias, personas, momentos… En la actualidad y debido a la enorme cantidad de medios de comunicación de todo tipo, cuesta creer que la educación o los conceptos básicos sobre el mundo, giren solamente en torno a un padre, madre, abuelo, o un pueblo. Pero en familias centrípetas, en los clanes familiares, donde los principios están como encapsulados a rajatabla, en grupos que ocultan SECRETOS Y MISTERIOS EN COMPLICIDAD entre todos o a veces entre algunos solamente, , esto cobra una injerencia muy importante. Y ese es el mundo que se va incorporando y creando un modo de ser, ver, pensar, sentir y decir o un modo de no ser, no ver, no pensar, no sentir y no decir. Lo que curiosamente estará indicando por el sí o el no, un modo único e irrepetible de cada ser o grupo como unidad funcional. El mensaje claro, transparente, afectuoso y equilibrado, va a construir respuestas adecuadas y una movilidad flexible de adaptación (no sobre-adaptación), en lugar de manipulaciones, extorsiones emocionales, seducciones para después rechazar, y terminar desarrollando a la larga, una susceptibilidad que condicione la reacción o acción frente a lo vivido. Si APRENDEMOS un permiso familiar a cruzar por donde no se cruza, permitiremos a futuro estos cruces indiscriminadamente, sin conciencia del daño que se inflige o es infligido, y con ausencia de conciencia y responsabilidad de los hechos. Esto es sumamente confuso y angustiante. Se desconocen los sentimientos, se funden y confunden a tal punto que sexo, AMOR, fraternidad, deseos, gratitud, envidia, ternura y pasión, no se distinguen ni identifican. O sea: Hay cosas que sí y hay cosas que no. Y este mensaje debe ser ABSOLUTAMENTE CLARO necesariamente. Los adultos no deben especular con la puesta de límites que no se cruzan. No se puede justificar con el pretexto de “POBREEEE…NO HAY QUE FRUSTRARLO”, NI TAMPOCO SATISFACER LAS NECESIDADES DE ADULTOS A COSTA DEL PADECIMIENTO DE LOS MENORES. El NO puesto a tiempo ENSEÑA, decodifica y provee un referente. Los adultos, padres, madres, hermanos mayores, figuras sustitutas, no son compañeritos de colegio, son ADULTOS RESPONSABLES (o al menos eso es lo esperable). Los PACTOS DE SILENCIO (de eso no se habla), las MENTIRAS, las TRAMPAS, las EXTORSIONES, las MANIPULACIONES, confunden, enferman, someten, angustian. La buena noticia es que EL AMOR, si es AMOR, sobrevive a todos los tabúes, culturas y psicopateadas. Y si no lo logra, será que no es AMOR. (aunque muchos aún se burlen de esto) Desde el alma y con el corazón. Liliana Marcela Pérez Villar. lilianamperezv@ gmail.com

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal