domingo, 19 de mayo de 2013

PECADOS

Una película disparadora de sensaciones fuertes, tal vez demasiado fuertes, para una tarde de domingo. Dos chicos de 16 años, únicos sobrevivientes de un pueblito abandonado del interior, que alguna vez pudo haber llegado a ser una promesa, apostando a la mina de piedras semi-preciosas. El despertar de los sentidos, los primeros estremecimientos, la conmoción del deseo y la inocente exaltación del entusiasmo y la pasión. Las fantasías compartidas a distancia, el reconocimiento ante el espejo, las palabras que no salen por miedo, las excusas para lograr un encuentro casual, las cándidas ilusiones primarias. Y entonces… ¿Cómo es que esta maravillosa explosión hormonal, festiva, casta y honesta, termina convirtiéndose en una pesadilla? ¿Cómo los hace víctimas de malos tratos y locura? Simple. EL SER AJENOS AL PACTO DE SILENCIO DE LOS MAYORES, los hace presa y presos de los misterios, mentiras y manipulaciones, que pueden llegar a destruirlos. Y de ahí en más, toda similitud con la vida cotidiana de cualquier familia o grupo, dondequiera que suceda, es mera coincidencia. Ese antagonismo entre lo que se dice, se piensa, se siente y se hace, abre la puerta a la locura y la enfermedad, para ir a jugar. LOS PACTOS DE SILENCIO FAMILIARES. DE ESO NO SE HABLA. Y esas barreras de cuidado, entre lo que sí se hace y lo que no, terminan cruzándose y dejan de ser un acto revolucionario, para convertirse en algo muy dañino, destructivo, perverso, promiscuo. Así, se van tiñendo los colores de la paleta con la que se pinta al mundo. Los anteojos para leer generan imágenes distorsionadas que confunden y requieren de un sobre esfuerzo del intelecto y los sentidos, para poder discernir, discriminar y actuar en consecuencia, sin perder la cordura o el rumbo. Aprender a interpretar las situaciones de una u otra manera, de acuerdo con las circunstancias, personas, momentos… En la actualidad y debido a la enorme cantidad de medios de comunicación de todo tipo, cuesta creer que la educación o los conceptos básicos sobre el mundo, giren solamente en torno a un padre, madre, abuelo, o un pueblo. Pero en familias centrípetas, en los clanes familiares, donde los principios están como encapsulados a rajatabla, en grupos que ocultan SECRETOS Y MISTERIOS EN COMPLICIDAD, esto cobra una injerencia muy importante. Y ese es el mundo que se va incorporando y creando un modo de ser, ver, pensar, sentir y decir o un modo de no ser, no ver, no pensar, no sentir y no decir. Lo que curiosamente estará indicando por el sí o el no, un modo único e irrepetible de cada ser o grupo como unidad funcional. El mensaje claro, transparente, afectuoso y equilibrado, va a construir respuestas adecuadas y una movilidad flexible de adaptación (no sobre-adaptación), en lugar de manipulaciones, extorsiones emocionales, seducciones para después rechazar, y terminar desarrollando a la larga, una susceptibilidad que condicione la reacción o acción frente a lo vivido. Si APRENDEMOS un permiso familiar a cruzar por donde no se cruza, permitiremos a futuro estos cruces indiscriminadamente, sin conciencia del daño que se inflige o es infligido, y con ausencia de conciencia y responsabilidad de los hechos. Esto es sumamente confuso y angustiante. Se desconocen los sentimientos, se funden y confunden a tal punto que sexo, AMOR, fraternidad, deseos, gratitud, envidia, ternura y pasión, no se distinguen ni identifican. O sea: Hay cosas que sí y hay cosas que no. Y este mensaje debe ser ABSOLUTAMENTE CLARO necesariamente. Los adultos no deben especular con la puesta de límites que no se cruzan. No se puede justificar con el pretexto de “POBREEEE…NO HAY QUE FRUSTRARLO”, NI TAMPOCO SATISFACER LAS NECESIDADES DE ADULTOS A COSTA DEL PADECIMIENTO DE LOS MENORES. El NO puesto a tiempo ENSEÑA, decodifica y provee un referente. Los adultos, padres, madres, hermanos mayores, figuras sustitutas, no son compañeritos de colegio, son ADULTOS RESPONSABLES (o al menos eso es lo esperable). Los PACTOS DE SILENCIO (de eso no se habla), las MENTIRAS, las TRAMPAS, las EXTORSIONES, las MANIPULACIONES, confunden, enferman, someten, angustian. La buena noticia es que EL AMOR, si es AMOR, sobrevive a todos los tabúes, culturas y psicopateadas. Y si no lo logra, será que no es AMOR. (aunque muchos aún se burlen de esto) Esta semana, a propósito del Laríngeo acorazado…estamos trabajándolo corporalmente. Los esperamos. Desde el alma y con el corazón. Liliana Marcela Pérez Villar. lilianamperezv@ gmail.com Unite a los grupos de FACEBOOK: ANAMCARA CENTROS DE ENERGÍA Y ANAMCARA ESCUELA DE CENTROS DE ENERGÍA

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal