domingo, 15 de marzo de 2015

CENTRO MEDIO O PLEXO SOLAR

Ingresamos esta semana al Centro Medio o Centro del Plexo Solar. El Palacio de las Emociones que como una puerta se abre o cierra, se traba o es espacio de corrientes de aire emocionales, en relación directa al grado de acorazamiento o libertad de expresión que experimente. Cuando transitamos un Centro en ANAMCARA, tratamos de aplicarlo en relación a todas las actividades y abordajes en los que trabajamos, de ser posible. Por supuesto que cada alumno, cada paciente, tiene un perfil, una historia y una Dramática Relacional Interna diferente, así como una realidad, un entorno, y matrices de aprendizaje diferentes. De todas formas, esto nos permite trabajar más minuciosamente los distintos aspectos y áreas que probablemente, se escabullirían para ponerse “a salvo” y así poder seguir repitiendo sin aprender. Por lo tanto, se evitaría la maravillosa experiencia de atreverse a CAMBIAR, tal vez no las situaciones, pero sí los anteojos con los que vemos las cosas, esa miopía de lo APRENDIDO Y ADQUIRIDO SOCIOCULTURALMENTE. Lo IMPUESTO DESDE AFUERA que va anulando lo LEGÍTIMO DEL SENTIR DE CADA SER. Y así, las situaciones también se transforman. Desde el trabajo corporal de M.O.V.E.R.S.E. (Movimiento Energético Expresivo Rítmico Sensible) nos sintonizamos, nos conectamos con este Mundo Interno, valiéndonos de la MÚSICA, el MOVIMIENTO y recurriendo a los PUNTOS DE APOYO DE CADA CENTRO. Estos estímulos, si son instrumentados adecuadamente, actúan como motivadores que liberan o al menos nos muestran la dificultad de liberación. Lo cual es igualmente importante, ya que marca un camino a seguir hacia su resolución y a través de los SENTIRES Y SENSACIONES, ayuda a conocerse y expresarse. Todo el sobrepeso ENERGÉTICO que carga el SER históricamente hablando, se va limpiando, despojándose de aquello que ya no tiene que ver con el HOY y por el contrario, desactualiza los recuerdos y descompensa el IR. Las añejas TENSIONES se van disolviendo y al situarnos más cómodos y livianos en el PRESENTE, el MEDIO nos induce al CAMBIO. Cuando vamos a una fiesta o nos empezamos a mover espontáneamente al compás de una música, siempre lo hacemos desde el CENTRO MEDIO. En la medida que vayamos limpiando esas EMOCIONES ESTANCADAS, esas VIVENCIAS que han dejado su huella en el pasado y siguen adheridas como el moho a nuestra energía, generaremos espacio para nuevas experiencias más bellas, de ser posible y más auténticas. Experiencias de AMOR, RESPETO Y HUMILDAD. Si leyeron el Blog del Centro LARÍNGEO, ya estarán más familiarizados con él, como para asociar de qué manera puede interferir lo socio-cultural, el entorno, la familia, el barrio, el país…en esa interacción mundo interno-mundo externo, abriendo o cerrando la puerta para la expresión-liberación de los bloqueos energéticos, hasta materializarlos en tiempos de ENFERMEDAD. Es tarea ardua darse cuenta de los costados oscuros a trabajar. Pero sin lugar a dudas, es mucho más difícil vivir en la ignorancia o el desconocimiento de la propia esencia. Esas películas que se terminan proyectando a otros, como si todo fuera un telón en blanco donde volcar aquello de lo que no se puede, no se sabe o no se quiere hacer cargo. A veces se pierde toda la vida en un esfuerzo sobrehumano de tapar fallas o vulnerabilidades, que en realidad, se hacen más evidentes cuanto mayor sea el esfuerzo por disimularlas. Y lo que es peor, el EGO no acepta que las descubran y se defiende con unos acorazados deseos de venganza, tan destructivos para unos, como para otros. Bien vale la pena comprometerse con ello, como para no andar por la vida presumiendo de lo que se cree ser y lastimando sin mirar a quien.
Te esperamos para trabajarlo juntos. DESDE EL ALMA Y CON EL CORAZÓN. Liliana Marcela Pérez Villar lilianamperezvillar@gmail.com FACEBOOK Anamcara Centros de Energía https://www.facebook.com/pages/Anamcara-Centros-de-Energ%C3%ADa/51043297182

ALIMENTACIÓN Y AMOR.

En el día a día, oímos sobre la importancia de mantener una buena dieta para la salud. Pero esto suele relacionarse a las privaciones, pasar hambre y a la suma y resta de calorías de dietas adelgazantes, para la apariencia física casi exclusivamente... y no a la alimentación natural donde se considera la calidad del alimento y la relación entre él y el Ser de humanidad. Comprender y tomar conciencia que “no es lo mismo meterse algo en la boca que alimentarse”. El hecho de seguir asociando la belleza con la delgadez extrema, dificulta aún más la posibilidad de alimentarse bien y sanamente. Solemos decir que “somos lo que comemos”. A mí me gustaría retocar esta frase diciendo: “Somos también lo que comemos”, pero somos además lo que respiramos y cómo respiramos, cómo y cuánto nos movemos, lo que pensamos y la calidad de nuestros sentires y haceres. Debemos recordar que lo que comemos se convierte en salud o enfermedad, en AMOR o miedo, repulsión, enojo, pena o alegría, preocupación, melancolía, entre otras cosas, y Fe. Y nuestro cuerpo responderá, no solamente de acuerdo a la calidad de ese alimento, sino además, a una actitud en su preparación, el entorno y estado de ánimo en el momento de prepararlo y el respeto y la gratitud que se tenga hacia el mismo. Preparar el alimento sin ganas y enojado, no va a generar buena energía y mucho menos, comer en medio de agresiones, discusiones o tensiones, por más disimuladas que parezcan. En tiempos donde es un privilegio el poder comer todos los días y más de una vez, desarrollar un agradecimiento, que incluya una pequeña referencia a modo de oración antes de comer, no sólo cambia el concepto sobre el simple hecho de “llenar el estómago” sino que amplía la conciencia humana del planeta en torno a la escasez de alimentos. No es necesario pertenecer a ninguna religión en particular para bendecir los alimentos. Hay que empezar a abandonar ese prejuicio. Simplemente, sentirse agradecido y honrado. Si nos saturamos de comida con poca calidad nutritiva, chatarra, frita o en exceso, de combinaciones difíciles de asimilar o preparada con desgano, sin condiciones higiénicas, etc., o si no comemos lo suficiente, perdemos energía y enfermamos. Enfermamos por excesos, deficiencias y/o estancamientos, en este caso, de comida. Referenciarnos en la naturaleza y no en la matemática es decisivo para nuestra salud y condición energética. Observar lo que la naturaleza pone a nuestro alcance en cada estación del año, toda la gama de milagros que nos brinda, es una forma de sintonizar con el medio, temperaturas, geografías, entornos sociales y a custodiar a aquellos cuyas comidas preparamos y la propia y disfrutar de un estado de salud energéticamente armónico. Es fundamental tener en cuenta cómo posicionarse frente a la preparación, manipulación y diagramación en la cocina. Cada movimiento, la conciencia, el modo de alimentar y nutrir “Con AMOR, rico, con respeto, gratitud y en tiempos difíciles…sin plata”. Evitar los ruidos innecesarios de golpes de los utensilios de la cocina, gritos…generar un clima amigable y distendido, que puede ser alegre, musical, vital, pero armónico, no algarabía. Esto facilitará la ingesta, la digestión y asimilación. Prescindir de beber jugos, gaseosas, el famoso glug glug glug, dejarlo para antes o después de las comidas. Podemos acompañar con un “sorbo” de vino o agua, pero sólo un sorbo. No utilizar el líquido para bajar el bolo alimenticio, sino masticar el doble. “Masticar los líquidos y beber los sólidos”. La mejor manera de alimentarse, mantenerse en línea y sanos, más allá de las historias clínicas de cada uno de nosotros, es el AMOR. Si hay buen trato en nuestras vidas, afecto, respeto y buena comunicación, si nos sentimos amados y amamos, seguramente nos resultará más fácil alimentarnos de otras energías más sutiles. Por supuesto que podés hacer de tu vida un culto al “estar lindo” priorizándolo a otros aspectos o afectos, pero no estamos hablando de eso. Lo dejamos para otro día.
Desde el alma y con el corazón. Liliana Marcela Pérez Villar lilianamperezv@gmail.com FaceBook: ANAMCARA CENTROS DE ENERGÍA https://www.facebook.com/pages/Anamcara-Centros-de-Energ%C3%ADa/51043297182