domingo, 31 de octubre de 2010

UN BROTE MACHISTA DISFRAZADO DE COMPASIÓN


Durante todos estos días, los argentinos hemos estado atravesando por diferentes sensaciones, emociones, estados de ánimo, disparados por la desaparición física de Néstor Kirchner. Desde profundas tristezas, broncas, desamparos, gritos y llantos, hasta la indiferencia, la ironía, las burlas y las venganzas. Mas allá de las realidades, evidencias, creencias, identificaciones o repulsas, que siempre se ven de acuerdo al color del cristal con el que se miren, cada uno expresó a su medida lo que iba sintiendo. Para los que fuimos adolescentes en los 70, era impensable entrar a la casa de gobierno a cantar un Ave María, frente a la Presidencia de la Nación, sin permiso, aviso o narciso de las autoridades. Es decir, entrar a la casa de gobierno ya era impensable. Cantar podía ser impensable. Puede que haya resultado desprolijo, pero para los que trabajamos con el cuerpo, con las emociones, las expresiones, las conductas, la salud en general, fue muy especial ver la posibilidad de manifestarse libremente de cualquier ser humano, en una situación tan particular como es un funeral. Hasta la marcha peronista, que en lo personal y sin herir susceptibilidades, me tiene algo cansada, puede resultar sorprendente, cuando se convierte en una manera de expresar lo que se siente, ante la imposibilidad de hacerlo de otra forma. Como a veces, llorar está prohibido, poner en palabras un sentimiento puede ser muy difícil, bueno...se canta, se baila, se salta... algo que permita liberar esas tensiones internas, que si no salen...explotan. Soñar con la remota posibilidad de reunir socialmente a los Presidentes de América Latina, nos gusten o no, y acompañar un momento complicado como este... cuando podemos pensar: “¿Qué hace un tipo como Piñera, charlando con Evo Morales, en el medio Rafael Correa, un José Mujica, la fuerte presencia de un Lula y Chávez besando la mano de Cristina?” A medio metro, las Madres y abuelas de Plaza de Mayo sacándose los pañuelos y colocándolos sobre el ataúd, que para el buen gusto de la mayoría y el enfado de algunos, esta vez, se mantuvo cerrado. Que la Presidenta (como quiere ser llamada), haya aceptado de buena gana un par de rosarios que la gente le dio llorando, cuando sabemos que su relación con la Iglesia nunca fue sencilla, también me pareció un gesto valorable. Artistas de todas las disciplinas, profesionales, los desconocidos de siempre...Me consta que muchísimas de las personas que estuvieron presentes, no votaron a los Kirchner, algunos incluso estaban en la vereda de enfrente, pero allí estaban. No por cholulismo, sino porque sentían que allí debían estar. Y aquí es donde se puede cruzar la línea y cometer un grave error, desde una humildísima posición. He recibido mails de amigos que viven en el exterior, argentinos y extranjeros, solidarizándose con nosotros por la pérdida reciente de nuestro Presidente. Más de un medio de comunicación se ha referido a Néstor Kirchner como el Presidente de la Argentina. Esta mañana escuché en la radio, comentarios sobre cómo iba a hacer ahora Cristina, solita, sin su guía, sin su asesor, con dos hijos, para poder gobernar al país. Se hablaba de las probabilidades de que al menos, terminara su mandato guiada por la gente de su entorno.
La idea era que el que gobernaba era Nestor y ella ponía el nombre, algo de lo que se habló mucho en vida, pero que ahora se materializaba. Por lo tanto, nos habíamos convertido en un país acéfalo, democráticamente hablando, un país huérfano. El primer pensamiento que cruzó mi mente fue: “¿Qué dirían si hubiera sido al revés?” Si el presidente en función hubiera sido él y ella la consorte. ¿Quién diría “pobrecito, ahora quién le va a decir lo que tiene que hacer”? Seguramente los comentarios serían:”Es un hombre fuerte, va a salir adelante sin dificultad” “Lo que no te mata, te fortalece”.
¿Estaremos los argentinos padeciendo de un brote machista exagerado, dibujado de compasión?
No nos confundamos por favor. La “Presidenta” de la Nación está viva y goza de perfecta salud. Está triste, sufriendo, despidiéndose de su compañero de toda la vida. Pero el país no está huérfano. Lo está solamente para aquellos que sintieron su partida desde los afectos, pero no desde la función. Parece que hay que recordar que él era su marido y Ex Presidente. Me gustaría vivir en un mundo donde las mujeres no tengamos que hacer el doble de esfuerzo que el varón, para ser medianamente valoradas, respetadas y reconocidas. Adhiero y me solidarizo con ella como mujer, como alguien que sufre ante la partida de su compañero, me solidarizo con ella como madre y acompaño su dolor, como lo haría con cualquier otra mujer en su situación. Pero de ninguna manera puedo solidarizarme ante la presunción de que no podrá seguir si no está “el hombre” al lado, porque estaría fortaleciendo una imago socio-política-cultural de género que, a esta altura, es vergonzante. Apoyar desde la compasión sincera y los afectos, no desde la descalificación dibujada de otra cosa, simplemente para manipular y sacar provecho de una situación. Estemos o no con esa línea de pensamiento. De lo contrario, que el último...apague la luz.
Desde el alma y con el corazón.
Liliana Marcela Pérez Villar.

13 comentarios:

A las domingo, octubre 31, 2010 , Anonymous Anónimo ha dicho...

Hay mucho machismo en la ARGENTINA y se de acuerdo, una pena, es el primer comentario que veo en este sentido,besos Ines

 
A las domingo, octubre 31, 2010 , Anonymous Anónimo ha dicho...

ME SEGUÍS ROMPIENDO LA CABEZA!
UN ABRAZO. ENZO

 
A las lunes, noviembre 01, 2010 , Anonymous Anónimo ha dicho...

¿POR QUÉ NO PODEMOS ENCONTRAR ESTOS COMENTARIOS EN UN MEDIO PÚBLICO? ME SUMO AL ANÓNIMO DE LA SEMANA PASADA QUE COMENTÓ CUÁNTO LE GUSTRÍA VERLOS PUBLICADOS. ¿YA SUPISTE QUIÉN LO MANDÓ? MABEL

 
A las lunes, noviembre 01, 2010 , Blogger Liliana Marcela Pérez Villar ha dicho...

Nadie se adjudicó el comentario hasta ahora. Como ustedes saben, habitualmente entran como aónimos. Salvo algunas excepciones. Como siempre, gracias mil a todos, en especial, a los qe hacen de este encuentro un ida y vuelta, un lugar de interacción. Un beso grande. Liliana

 
A las martes, noviembre 02, 2010 , Anonymous Anónimo ha dicho...

¿Vos le escribiste el discurso a la presidente? ¿Hacés observación política anticipatoria? ¡Qué fenómena que sos! Vamos Pérez todavía. Muy bien ahí, eh. Abrazo grande desde la República de Corrientes. A Z

 
A las martes, noviembre 02, 2010 , Anonymous Anónimo ha dicho...

Creo que es injusto e incluso descalificador ese comentario que muchos medios han esgrimido como un puñal refiriendose a Cristina como una marioneta. El machismo existe y esta presente en cada paso de la sociedad, pero tambien existe la empatia con el machismo. Lo que los medios intentan generar, a mi entender, es desconfianza sobre la gestion de la presidenta mediante la empatia. Hace muchos años en otra votacion tuve la oportunidad de votar a otra mujer, no he votado a la presidenta de la nacion, pero me parece excelente que una mujer nos represente. Creo que a esta altura en la que se encuentra el mundo deberiamos erradicar estos modos mal aprendidos de nuestros antepasados donde lo unico que prevalece es la opresion de genero.
G

 
A las martes, noviembre 02, 2010 , Blogger Liliana Marcela Pérez Villar ha dicho...

Palabras esperanzadoras del puño de un varón. Qué lindo que estés. Un abrazo grandote Gon.

 
A las martes, noviembre 02, 2010 , Anonymous Anónimo ha dicho...

G esta hecho todo un anamcaro, como me gusta leer este blog.
Comparto el pensamiento y el mundo machista al que pertenecemos, pero CONFIO en la energía femenina que habita el mismo.

Gi.

 
A las miércoles, noviembre 03, 2010 , Blogger Liliana Marcela Pérez Villar ha dicho...

jajajaja! Sí, te diste cuenta? "De lo nuestro...lo mejor"!
La idea es partir de lo que nos une a varones y mujeres, no separarnos, ni mucho menos, enfrentarnos. Intentar "sintonizarnos". Sería maravilloso, además de necesario.
"Hombres: los amamos y necesitamos"
No para que "nos saquen a pasear, ni para que nos mantengan,ni para competir con ustedes, ni para obedecerlos". Los necesitamos como hombres, para restituir un orden energético de humanidad y para hacer entre todos, un mundo más amoroso.

 
A las miércoles, noviembre 03, 2010 , Blogger Mariana ha dicho...

Cuando entré a los comentarios era para decirte Lily, que me encantó este post y que sería muy bueno publicarlo en Twitter, o en algun lado donde lo puedan leer muchas más personas. Y ya había varios comentarios sugiriendo eso!! estamos muy "sintonizados" los miembros de ANAMCARA,viste?.
Abrazo grande para todos.
Mariana

 
A las miércoles, noviembre 03, 2010 , Blogger Liliana Marcela Pérez Villar ha dicho...

Gracias Marian, me encantaría, pero vos sabés que no me muevo bien por esos lados. Una cosa es escribir, que me apasiona, y otra es moverme en medios masivos. Por lo menos, ocúpense ustedes de divulgarlo. Súbanlos a sus muros como enlace si quieren.
Seguís tan sintonizada como siempre. Una auténtica ANAMCARA. Beso grande. Tenemos que organiar un seminario allá!!!

 
A las viernes, noviembre 12, 2010 , Anonymous Anónimo ha dicho...

Excelente, gracias por expresarlo tan claramente.

 
A las viernes, noviembre 12, 2010 , Blogger Liliana Marcela Pérez Villar ha dicho...

Hola!!!! Cundo no les acepte identiad, escriban u nombre al finalizar el comentario, así los vamos conociendo, si no son del grupo o los identificamos si sn ANAMCARAS. Beostes a todos

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal