miércoles, 10 de junio de 2015

SIMPLE- DEJATE SORPRENDER GRATAMENTE.

>“Si el ser de Humanidad tomara conciencia, aceptara y asumiera su naturaleza, en lugar de esconderla, taparla, disfrazarla de otra cosa, tendría la chance de descubrir y descubrirse como peregrino eterno, en lugar de ir por la vida a la pesca de resultados, en la búsqueda de éxitos, anhelando poseer todo a su paso. Se daría cuenta que todo está al alcance de su mano. Que sólo tiene que decidirse. Que cuanto más “tiene” o cree tener, el hecho mismo del poseer lo arrebata. Como dice el dicho “Lo que el dinero nos da, el poseerlo lo quita”. Pero es muy difícil enmendar una falla si no se sabe que existe. Esto de ir de caza, detrás de la presa sólo por saciar las necesidades, no es hambre sino avidez. Es la voracidad de poseer todo, controlar todo, saber todo, investigarlo todo. Eso lo aleja más y más de la sabiduría primordial y simplemente, lo hace menos ignorante intelectualmente y más informado. ¡Cuántas guerras se evitarían si las peleas entre humanos en el afán de tener, conocer, mandar y controlar cesaran! Si en lugar de perder tiempo, esfuerzo, energía en custodiar propiedades, posesiones, jerarquías, rangos, puestos de poder, se hiciera uso de ese tiempo, de esa energía para compartir, para dar-se, ofrecer-se, estar. ¡Cuántos de nosotros nos dejamos “quitar” voluntariamente como otra forma de entrega! Pero lo llamamos “COMPARTIR”, partir lo que hay con… Si después de todo, aún con tremendos esfuerzos por lograr que las cosas sean de determinada manera, siempre terminarán siendo…como son”. ¿Para qué perjudicar a otro buscando "beneficiarnos"? La felicidad de uno no puede sostenerse sobre el daño o la infelicidad de otro. Sabido es además, que la vida misma se ocupa de poner las cosas en su lugar. Tal vez no sea en el momento que lo deseemos, o de la forma que esperamos, pero en algún momento de nuestras vidas, todos tenemos que rendir cuentas de nuestros actos. Si en lugar de meterle presión a la vida, preocupación, gravedad, le metiéramos una sonrisa, humor, buena predisposición, (“ponele onda”), si le metiéramos ARTE…AMOR… sería tan relajado, tan sencillo, tan simple o al menos, más relajado, más sencillo, más simple. Porque aquello que puede ser destructivo, tal vez si se utiliza de otra forma, hasta pueda ser maravilloso. Un cuchillo puede matar, pero puede también cortar ataduras y hacernos libres. Lo importante es estar en el camino, no llegar. Llegar o no, se pierde en la felicidad del hacer. Pero si, estar en el rumbo. Estar en el TAO. Ser el camino y no el resultado. Ser flexible. Adaptarse, que no es rendirse, ni resignarse, ni sobre adaptarse. Es ser como el agua. "El mejor de los hombres es semejante al agua, la cual beneficia a todas las cosas, sin ser contenida por ninguna. Fluye por lugares que otros desdeñan, donde se acerca más deprisa al Tao". Es transparente, traslúcida, insípida. Puede mezclarse con otros elementos, sin por eso dejar de ser agua, sin perder sus cualidades. Y en situaciones límites, a veces nos vemos ante fuertes aprendizajes, donde debemos hacer un curso aceleradísimo de desarrollo de la paciencia, la espera contemplativa, la blandura, la generosidad, el servicio…donde el doctorado sea renunciar a la violencia, a los deseos de venganza, al enojo y dar lugar a la paz espiritual y al AMOR por sobre todo. Vivir detrás de un sueño, un ideal, que nos haga vibrar con cada latido de nuestro corazón es lo que pondrá alas a la libertad del espíritu, lo que nos levantará por sobre la adversidad cuando todo lo demás decaiga, la fuerza que nos impulsará, la sonrisa interna… En cambio, correr detrás de “objetivos”, “éxitos”, “logros”, es solamente despreciar y mal gastar la vida e ignorar que en el intento, el riesgo de materializarlos se ha marchado con ella.
Los abrazo desde el alma y con el corazón.
Liliana Marcela Pérez Villar

19- SIMPLICIDAD
Si pudiesemos abandonar la sabiduría y la sagacidad
La gente podría disfrutar el ser todos iguales;
Si pudiesemos abandonar el deber y la justicia
Todo podría basarse en las relacciones de amor o amistad;
Si pudiesemos abandonar el artificio y el provecho
La corrupción y el robo podrían desaparecer.
Aún así, semejantes remedios solo tratarían los síntomas
Por tanto son inadecuados.

La gente necesita remedios personales:
Revela tu auténtico yo,
Abraza tu naturaleza original,
Abandona tu propio interés,
Regula tu deseo.
LAO TSE- TAO TE KING Facebook: https://www.facebook.com/pages/Anamcara-Centros-de-Energ%C3%ADa/51043297182

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal