domingo, 22 de marzo de 2015

TIEMPO DE CUARESMA

Estamos en tiempo de Cuaresma, que comenzó el Miércoles de Ceniza, que es la idea de prepararse dignamente para vivir el Misterio Pascual, es decir, la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús, donde se coloca cenizas sobre la cabeza y se invita a la penitencia, palabra mencionada repetidamente en la Sagrada Escritura, “Arrepentíos, porque el reino de los cielos está cerca” (Mt. 3,2). La tradición del ayuno de cuarenta días en el año litúrgico de la Iglesia, porque Él «ayunó cuarenta días y cuarenta noches» (Mt 4,2). Todas las religiones y culturas tienen un espacio de inspiración de disolución de la conciencia, de la rigidez, para sostener hábitos, costumbres, aprendizajes adaptativos. Es un tiempo de purificación y también nos vendría bien a todos por esto de la pasión de Jesucristo, recordar nuestras pasiones anestesiadas, recuperarlas y revivirlas, morir al desamor, al rencor, la venganza y la violencia y resucitar enamorados. Tiempo para purificarnos. Tiempo de ayuno. De ser pulcros con lo material. De ser cuidadosos con lo que comemos. No por lo de la carne si, la carne no, o el pescado si o no. Sería entrar en trivialidades y nos privaría de transitar un tiempo mágico. ¿Qué significa Penitencia? En la interpretación bíblica se habla de conversión. Pero el verdadero sentido de la penitencia, no se lee en la limosna, el ayuno, la oración como el mismísimo Juan Pablo II lo mencionara, sino que es mucho mas profundo, es la comunión con ese Dios, esa conexión con la Creación y el sentido Crístico en la intimidad del alma, en lo mas profundo del corazón. “Cuando hagas, pues, limosna, no vayas tocando la trompeta delante de ti, como hacen los hipócritas... para ser alabados de los hombres...; No sepa tu mano izquierda lo que hace la derecha, para que tu limosna sea oculta, y el Padre que ve lo oculto te premiará”. “Cuando oréis, no seáis como los hipócritas..., para ser vistos de los hombres..., sino... entra en tu cámara y, cerrada la puerta, ora a tu padre que está en lo secreto; y tu Padre que ve en lo escondido, te recompensará”. “Cuando ayunéis no aparezcáis tristes, como los hipócritas..., (sino)... úngete la cabeza y lava tu cara para que no vean los hombres que ayunas, sino tu Padre que está en lo secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará” (Mt. 6,2). Penitencia conlleva un sentido de replegarse sobre los sentires, las conciencias, un sentido de intimidad espiritual personal y de humanidad, desde donde recorrer el camino del espíritu. Una invitación a deponer el personaje y legitimizar al Ser, abandonar la imagen, la apariencia, la falsedad y rescatar lo genuino, lo auténtico, el verdadero sentir de la existencia. Mantener la dignidad de la condición humana a través de la importancia de la purificación que va a permitir esa conexión interna, sin dejarnos arrastrar por las presiones externas condicionantes. “Entra en tu cámara y cierra la puerta” siendo austero, virtuoso, sobrio, moderado. La Cuaresma es un recorrido que va de corazón a corazón, de conciencia a conciencia, de intimidad a intimidad. Un rescate espiritual, cambio, mutación, transformación, evolución y mudanza, es bondad, misericordia, alegría, compasión y amor. «Con vuestra paciencia compraréis (la salvación) de vuestras almas” (Lc. 21,19). Más allá de si es usted o no creyente, reconsiderar el concepto y la relación con lo material, la necesidad de poder y de prestigio, el comercio con los regalos de la naturaleza y sus creaciones, y hacer una condición purificadora a través de nuestro alimento y de la oración, un tiempo de replegarse silenciosa y profundamente.

DESAYUNO INTEGRAL: limpieza y purificación a través del alimento.
Calculado específicamente en base al consumo mínimo diario necesario.
Grupo uno:
Germen de trigo 100 grs.
Salvado de avena 100 grs.
Salvado de trigo 100 grs.

Grupo dos:
Semillas sésamo 100 grs.
" lino "
" girasol
" amapola 50 grs.
" quínoa 100 grs.
Polen "

Grupo tres:
Levadura cerveza en polvo 50 grs.
Lecitina soja 100 grs.

Procesar por grupos y colocar en frascos secos y cerrados a la sombra.
Agregar al jugo de la mañana una cucharada sopera de cada frasco.
Si usted consume lácteos, puede agregarlos al yoghurt.
Masticar bien. No almorzar antes de las dos hrs. Y liviano
Si desayuna siguiendo estos pasos, NO NECESITA complejos vitamínicos químicos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal