domingo, 8 de marzo de 2015

APERTURA DEL CICLO ANUAL 2015 EN ANAMCARA SEMANA LIBRE COMO TODOS LOS AÑOS.

Y sì, para nosotros, este es un año nuevo. Un año nuevo que comienza cada Marzo, con el trabajo iniciado con un Centro Bajo desde el Cuerpo Fìsico y culmina con Un Centro Coronario desde el Cuerpo Espiritual. Si bien ANAMCARA està siempre abierta, durante vacaciones, feriados, advresidades,etc, porque la idea es estar siempre para que cuando la necesites, sepas que està ahì para vos, hay un inicio de actividades que pauta el curso del año. Esto tiene que ver con los 49 cruces que desarrollamos semana a semana, para que nada quede sin elaborar, sin transitar. Ayer, sàbado 28, quise abrir la clase compartiendo una sensaciòn que me venìa atravesando en la ùltima semana. Les contè antes de transitar la ùltima clase del ciclo, que venìa viviendo un parealelismo con el viaje a Santiago que realicè en Septiembre del 2011. Un viaje que decidì hacer en solitario, por varios motivos, y como alguna vez aprendì con sangre, sudor y làgrimas, "EL CAMINO DE ASCENSO DE LA MONTAÑAS ES SIEMPRE EN SOLITARIO". Este camino que recorremos juntos desde hace 18 años en ANAMCARA, es un camino que se hace acompañado, pero en solitario. Y en ese andar, como canta la canciòn, "el mundo es un gran puerto donde unos llegan y otros se van". En ese saludo eterno de "BUEN CAMINO", a veces, las buenas intenciones no alcanzan. Es mas, hasta pueden jugar en contra. Nosotros no desarrollamos mùsculos, sòlo acariciamos el alma. Y para eso, nos valemos del cuerpo, de los cuerpos, que es la manera mas directa de llegar al espìritu. Recuerdo cuando comencè el camino de Santiago, con la hermosa mochila que me prestaron Valeria y Manuel, el famoso conjuntito rosa fucsia que tanto dio que hablar! (Chicha recomendò un color fuerte para mejor identificaciòn por cualquier eventualidad), las benditas zapatillas H T que por poco me destrozan los pies, y la incertidumbre del por dònde, el còmo, a què hora, cuàndo y la certeza del para què. Como en la pelìcula The Way, una comienza prolijita como una girl scout, peinadita, limpita, con la cartuchera y el cuadernito nuevo, y termina dando làstima. Bueno...no es tan asì...se puede conservar cierta hidalguía y elegancia...la sonrisa, asì como la fuerza, son siempre internas. ¡Pero quièn te quita lo bailado! Esto recordaba ayer. CONFIAR. Saber que se està "en el camino". Y si alguien se pierde, como mucho caminarà un poco mas, pero ahì estàn las señales del camino, esas que otros REN marcaron antes, que se animaron y no claudicaron, que se entregaron, los que no sientieron miedo. Porque nadie hace el Camino de Santiago para desarrollar musculatura o estar màs en lìnea. Para eso estàn los gimnasios. Este es un camino interno, de encuentros, desencuentros, solidaridad o falta de ella, compartir o cortarse solo, pero siempre...un gran aprendizaje. Se llega a un lugar pidiendo ayuda para solucionar determinados temas y cuando ese lugar se encuentra, asusta, porque ya no hay a quièn echarle la culpa. Hay que modificar. Basta de quejas. "¿Y si no tengo de què quejarme, què hago?" Ayer, se vivìa en la clase un clima de mucha emociòn, como anticipando lo por venir. Incluso, por esas cosas que siempre suceden cuando existe comunicaciòn, confianza y AMOR, alguien compartiò que sabìa de antemano que les iba a hablar del Camino de Santiago. Ustedes se preguntaràn còmo. Bueno, esto sucede siempre. Saben què mùsica voy a usar ese dìa, aunque nunca la haya usado antes, asì como tienen la generosidad de hacerme los efectos especiales en clase, del cruce que vamos a trabajar! A veces, esa entrega total que pongo en cada clase, consulta, seminario, encuentro...ese cuidado, ese compromiso basado en un profundìsimo AMOR y convicciòn en la tarea, es maravillosamente recìproca. Y esto sucediò el sàbado. En Marzo del 2014 emprendimos un camino en solitario, pero acompañados. Y ahora estàbamos ahì, Como en la famosa misa dominicana de Santiago de Compostela, a las 12 en punto. Pero en Marzo del 2015. Una misa distinta. Donde los que vamos llegando somos mencionados, casi como si volvièramos de un viaje iniciàtico y como sobrevivientes, como hèroes que lo hemos logrado! jajaja. Y es tan emocionante ver còmo esos conocidos desconocidos, con los que nos hemos estado cruzando a diario, van apareciendo con làgrimas en los ojos. "¡LLEGUÈEEEEEEE!". Claro, ya no tan prolijitos, sino con barbas ahì donde no la habìa, esquinces, torceduras, llagas, bastones, algunos kilos menos, sin esmalte en las uñas, bueno... Y esto que parece espantoso contado asì, genera una sensaciòn tan conmovedora, tan enriquecedora, que como desborda, suele manifestarse con làgrimas. Pero son làgrimas de emociòn, de felicidad, no de tristeza y mucho menos de bronca. Extasis. Esta fue la sensaciòn que compartimos ayer. Llegamos, en solitario, pero juntos. Un año donde tuvimos que atravesar como grupo, dolores vividos por cada uno en sus vidas privadas, de esos dolores que duelen dolorosamente. Tambièn vivimos y compartimos la felicidad del privilegio de tener un lugar y un grupo que, como un cuenco receptivo, siempre tiende la red para hacer los golpes y caìdas menos traumàticas. Un grupo para aprender y sostener. En el camino se van tomando decisiones a cada segundo. Esa decisión va a cambiar el curso de toda nuestra vida, por insignificante que parezca. Eso nos va a definir como personas. Son las decisiones que tomamos en la adversidad las que van a dejar ver quienes somos realmente. Cualquiera es La Madre Teresa cuando nada en la abundancia de la abundancia general. Pero ahí donde algo hace ruido, algo no suena como gustaría o no complace el capricho, ahí donde el miedo es mas fuerte que el AMOR, reaparece lo viejo, lo pendiente, lo no resuelto y se claudica. Sí. De pronto se tira por la borda todo lo vivido. La era de lo descartable. Relaciones y vìnculos descartables que cuando ponen en riesgo los mecanismos de defensas, o cuando dejan de resultar "beneficiosos o utilitarios", cuando vinculan con la amplificaciòn de conciencia...chau chau adiòs. De esa manera se puede volver a lo viejo , a todo lo que en un principio se presentaba como la causa de un profundo dolor, depresiòn, angustia, ataques de pànico...bueno...el AMOR acà, no es mas fuerte. Es mas fuerte el amor propio. Y còmo darse cuenta si esto es asì o si se trata de un proceso natural de evoluciòn personal? Por lo poco claro. Por la manipulaciòn. Por el cambio sùbito, abrupto. Por la ira, la ofensa fàcil, el portazo, la venganza...y...y...y... Entonces, aquellos que salen desde el principio del camino, o se van sumando en alguna parte del trayecto, elijen claudicar y enojarse con Santiago de Compostela, la Iglesia, los dueños de los Albergues, la falta de señales, el levantarse temprano, D's, el clima... Cuando serìa mucho mas sanador hacerse cargo y modificar. Ya te estoy escuchando: "Seeeeeeeeeeee...pero cambiar es muyyyyyyy difìcil"... Quiero preguntarles a los que se identifican con esto, si de verdad, de verdad, de verdad, no les resulta màs difìcil seguir viviendo sin modificar justamente, eso que les causa tanto dolor. Para lo cual, hay que dejar de quejarse, salirse de la posiciòn de vìctima, donde el "Salvador" de turno no termine convirtièndose en el "Perseguidor" y por eso haya que destruirlo, ofenderse o alejarse. Se puede volver a lo viejo sin necesidad de quemar las velas. Pero hay que hacerse cargo de lo que se elije. Aquì estamos. Por comenzar un nuevo ciclo. Los que nos fuimos reencontrando y reconociendo en el camino, con curitas en los pies, vendas en los meñiscos y tobillos complicados, tambièn lagrimeamos de emociòn y felicidad por todo lo vivido. Nos abrazamos en calse como cuando se abraza a Santiago al llegar a destino. Lo que hace que quieras volver a caminarlo una y otra vez. Como si el premio fuera aprender a abrazar y abrazarse y aprender a ser generoso. No se es generoso sòlo con la plata! Quien no comparte sus dones, ni dona su tiempo, ni pregunta què hay que hacer para ponerse en sevicio "pa lo que haiga falta", es tan miserable como un usurero. Al menos en ese caso està claro. Es un usurero. Agradezco el AMOR y la CONFIANZA que cada uno de ustedes transmite en la Escuela. Eso es ANAMCARA. El AMIGO DEL ALMA. Ese amigo de quien ninguna fuerza nos puede alejar, ni la misma muerte. Me emociona ver còmo llegan esos capullitos en sufrimiento y se van abriendo con mas o menos espinas, hasta convertirse en hermosas flores abiertas. Es cierto que las neurosis hacen que eso se viva como una amenaza y hay que salir corriendo. Pero siempre hay excepcioens gracias a D's, Comenzamos esta semana el nuevo ciclo. Con el centro bajo desde el cuerpo fìsico. Buen momento para que quienes aùn no comenzaron, se acerquen y nos conozcan, Como todos los años, se abren las puertas de ANAMCARA para que el elenco estable pueda compartir su espacio con quienes quieran invitar. Queremos conocerte. Sos nuestro invitad@. Los alumnos de M.O.V.E.R.S.E. del elenco estable tambièn estàn invitados a la clase de Qi Gong de los mièrcoles y viceversa. A los ANAMCARAS que se sigan sientiendo ANAMCARAS de alma, y por cualquier motivo no estèn fìsicamente presente, siempre los esperamos. Un nuevo año comienza y con èl, tambièn comienza y/o se renueva el camino. Los AMO con el alma y de corazòn. Los espero. Gracias. Gracias miles a todos (y todas) Liliana Marcela Pèrez Villar. FB: https://www.facebook.com/pages/Anamcara-Centros-de-Energ%C3%ADa/51043297182

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal