domingo, 8 de marzo de 2015

A propòsito del CENTRO BAJO

Si se decide por vivir alguna experiencia como la mencionada sobre el Camino de Santiago, o Machu Picchu o cualquiera que implique un compromiso de resistencia fìsica importante y fuerza, debe cuidar mucho su manera de caminar. Si bien siempre apuntamos al equilibrio, a la armonìa, es justamente en el bajo donde debemos apoyarnos. Un buen trabajo del cuerpo fìsico. Aunque parezca evidente y ridículo, subir o bajar escaleras, montañas, pendientes o emprender una larga caminata con mas o menos dificultadoes, es algo que no se hace con los hombros! Pareciera que el ejercicio de la fuerza del cuerpo se hubiera aprendido mal. Por eso, los famosos bastones que se utilizan para senderismo, suelen estropear varios viajes, ya que obligan a hacer fuerza con la parte superior del cuerpo, brazos, cuello, hombros trapecios, en lugar de fortalecer la parte baja del cuerpo. La fuerza se hace con el Centro bajo y si no fortalecemos las piernas, los cuádriceps, glúteos, si no estiramos los isquiotibiales, gemelos, si no entrenamos y dirigimos la fuerza hacia los músculos correctos, reemplazamos por otros que no están preparados para esa función. Así, los extensores se acortan y trabajan como flexores y viceversa. El Centro Bajo se relaciona con la fuerza de vida, con la seguridad y confianza, con la voluntad de existir en esta tierra; la capacidad de poner límites y tener noción de espacio y esquema corporal; la solidez y fortaleza en general. Recuerden que cuando hablamos del ser, hablamos del no ser también. Es decir que el bloqueo o coraza de este centro, nos estaría mostrando la deficiencia o exceso que habría que trabajar para corregir, El Reino mutante de la Tierra es fundamental por su energìa y caracterìsticas. Ese ritmo primitivo de caminata, ascenso o descenso, requiere de una buena conciencia del cuerpo físico para superar el cansancio, siempre que acompañe la salud, por supuesto, el miedo y factores como el vértigo, donde hay una separación de los cuerpos, un desprendimiento, pero ya nos meteríamos en camisa de once varas. Se necesita resistencia física. Y una vez transitado, van a comprender el motivo por el cual tenemos 49 cruces durante el año, de los 7 Cuerpos con los 7 Centros, si les faltara el aliento, los apoyos del pie, si la mente no se aquietara, si no lograran relajarse y disfrutar, si aparecieran dolores, si no pudieran conectarse. Ahí comprenderían fácilmente cómo interactúa el bajo con cada uno de los cuerpos. Liliana Marcela Pèrez Villar. ANAMCARA CENTROS DE ENERGÌA FB: https://www.facebook.com/pages/Anamcara-Centros-de-Energ%C3%ADa/51043297182

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal