lunes, 24 de mayo de 2010

LA INDIFERENCIA


Parece ser que cuando hablamos de violencia nos referimos a un acto intencionado, que puede causar daño al prójimo o a uno mismo, en cualquier aspecto del ser, no sólo el físico. Algo que es impuesto por la fuerza, supuestamente penado legalmente, acorde a la sociedad, la cultura y el entorno en que se desenvuelva cada quien. Se habla de Violencia de Género, Familiar, Doméstica, Machista, Violencia Social, Racial, Corporativa, De Pareja, Violencia Psíquica, Sexual, Escolar, Financiera, La Mutilación, etc. Por lo general, siempre relacionado con el uso excesivo de la fuerza y el sometimiento a la voluntad y satisfacción propia, a costa de la integridad de otro. El chantaje emocional, la tortura mental y el vivir aterrado o con miedo también son formas de violencia. Pero hoy quiero hablar de una violencia instalada en la humanidad ancestralmente, lo suficientemente bien “camuflada”, como para pasar mas desapercibida ante la ceguera colectiva y personal. Es increíble cómo se la puede disfrazar de “algo maravilloso” cuando en realidad, es una agresión a las fibras mas íntimas del ser de humanidad. Pero por sobre todas las cosas, EDUCA. Si. Educa en lo PERVERSO. Es una lección de PROMISCUIDAD Y PERVERSIÓN, que pone en tela de juicio los valores primordiales, la ética, el buen gusto y la sensibilidad. Estoy hablando de la INDIFERENCIA. La INDIFERENCIA que hace de la política un acto de PODER, que hace de la CREATIVIDAD una vulgaridad, de la moral un sometimiento a una modalidad determinada; INDIFERENCIA que crea una disociación entre las tres áreas fundamentales del ser, el PENSAR, el SENTIR y el HACER; donde la INDIFERENCIA se confunde con “estar centrado”, con “haber superado la emocionalidad”, cuando en realidad se parece mucho mas al abuso o a la agresión y a no poder, querer o saber comprometerse y básicamente, con la FALTA DE IDENTIFICACIÓN CON UN IDEAL DE VIDA. El centro de este caos radica en la focalización de la INDIFERENCIA como punto de partida de todo pensamiento. Y allí aparece la justificación de lo injustificable y la falta de conmoción frente al abuso, el atropello, la injusticia, la deslealtad y la sinrazón. La INDIFERENCIA ES NEGAR. Negar una realidad que no nos gusta, que nos compromete, negar el dolor de otro por no hacerse cargo de ese dolor, negar el hambre, las Necesidades Básicas Insatisfechas de una sociedad, de un sector, un País, un niño, un animal, negar la existencia de otro, negarle sus derechos, negar que hay señales que nos anticipan el porvenir porque “no conviene cambiar las cosas”, negar el respeto, el cuidado, el mimo, el esfuerzo, el bien común, negar, negar, negar. El hacer de cuenta que algo a alguien no existe, no está pasando, es una agresión, a veces, mucho mas violenta que un golpe, aunque el golpe le ponga el broche de oro en la definición. No tener en cuenta el dolor ajeno, las necesidades ajenas, el respeto, la intimidad, la VIDA en todas sus manifestaciones, es de un grado de violencia incalculable, pero disfrazado de INDIFERENCIA, pasa más inadvertido. Es increíble cómo cambian las cosas de acuerdo del lado en que uno esté situado en lo que suceda. Si le toca a otro…bueno, por algo será, algo habrá hecho, sospechamos, dudamos, no hay compromiso, etc. Ahí es muy bueno recordar que el NO TOMAR PARTE ES UNA MANERA DE TOMAR PARTE. Ahora, cuando lo mismo me sucede a mi… ¡Ahhhhhh, qué horror, cómo pudo suceder esto…! ¡Que alguien haga algo por favor! ¿Pero cómo, Pepe, Pepa? ¡Cuando le sucedió a aquel, vos no quisiste intervenir porque no estabas seguro, no quisiste comprometerte con lo que pensabas, tenías miedo! ¡Y ahora esperás que los demás hagan lo que vos, en su momento, no hiciste! ¿Será que el pico de la botella ahora te está apuntando? ¡A vos que pensabas que eso NUNCA TE PODÍA PASAR porque en algún sentido, te sentías superior! Hay algo que se llama EMPATÍA esa identificación mental y afectiva de una persona con lo que siente otra, la capacidad de resonar con el otro. NO HACE FALTA SER GALLINA PARA SABER LO QUE ES UN HUEVO. NO SE PUEDE COMPRENDER SOLAMENTE LO QUE NOS PASA O HA PASADO A NOSOTROS. ¿Quién está vacunado contra la adversidad en el planeta? ¿Desde qué lugar juzgamos a otro ser, pensando que nunca nos va a pasar? Ser indiferente es una manifestación muy contundente de la Violencia en la que vive la humanidad HOY. Es sinónimo de OSCURIDAD Y DE PODER.
Soy una AMANTE DE TODAS LAS MANERAS DE EXPRESIÓN, sobre todo las artísticas y las afectivas. Pero desde un lugar de observación “constructiva”, me pregunto si en momentos como estos, donde estamos rodeados de atropellos criminales, que todos conocemos y no necesito mencionar, donde nos están arrebatando territorio, dignidad, tranquilidad, hasta el río nos arrebatan en Vte López, donde ir al supermercado empieza a ser un paseo turístico de “ñatas contra el vidrio” es necesario festejar desde el asueto y la ostentación un Bicentenario que, por maravilloso que sea compartir con nuestros representantes culturales mas amados, en algún punto, me recuerda a un mundial lejano, que se utilizó para tapar tantas cosas y para distraer de las situaciones siniestras que se estaban viviendo. Creo que está faltando EDUCACIÓN Y MODELOS. Empezamos a vivir en familias matriarcales en este momento. Padres, necesitamos que se hagan cargo. Contengan. Amplifiquen sus conciencias. Si un papá actúa sin respetar y tener en cuenta las necesidades y derechos de sus hijos y de las madres de esos hijos, les están enseñando a no respetar, a no cuidar, no compartir. Si un padre puede violar los derechos de la familia (en todo sentido), si pasa por encima de ellos o si es INDIFERENTE A LAS NECESIDADES de ese grupo familiar, está transmitiendo que TODO VALE. Está enseñando a esos hijos que sus necesidades justifican la INDIFERENCIA, la FALTA DE COMPROMISO, LA DISOCIACIÓN AFECTIVA. Esa es la VIOLENCIA. Ahí se genera la sociedad agresiva, a partir de la falta de respeto y de la INDIFERENCIA ante el dolor y la necesidad ajena.
Espero no haber herido susceptibilidades. Realmente HAY QUE HACER LO QUE HAY QUE HACER. ESTA HUMANIDAD NECESITA CAMBIOS URGENTES. SOLUCIONES A PARTIR DE LO QUE NOS UNE Y NO DE LO QUE NOS SEPARA. Ya no se trata de ponerse a discutir sobre la basura que hay en las calles. ¿Vamos a esperar que la saquen por nosotros? Más allá de lo que corresponde… ¿Cuántos siglos llevamos esperando? Agachate, levantá el papelito, la caca del perro, ¿Quién pensás que lo va a hacer por vos? Metele el hombro a los que están tratando de resistir en el “¡¿Vial costero de Vte. López?!” Sé cuidadoso de la gente, de vos mismo, de tu entorno, del planeta. Viví desde el AMOR. Y el AMOR tiene un aspecto de firmeza también y eso rescata y salvaguarda muchas relaciones entre humanos y con su medio ambiente. Cambiá lo que esté a tu alcance. Estate alerta. No seas INDIFERENTE.
Desde el alma y con todo el corazón.
Liliana Marcela Pérez Villar.

3 comentarios:

A las lunes, mayo 24, 2010 , Anonymous Anónimo ha dicho...

¡Qué alivio que alguien diga lo que yo pienso y no se poner en palabras y además no sepa dónde expresarlo! Alfredo Goye
(tuve que escribirlo como 10 veces porque no me lo aceptaba, lo dejo como anónimo)

 
A las martes, mayo 25, 2010 , Anonymous Anónimo ha dicho...

Es tal cual...hace falta un giro rotundo en todo, lleno de amor, compromiso, buenos pensamientos y tantas otras cosas. Felicitaciones por tus palabras. Son exactas y precisas, empezar a tomar conciencia desde uno es fundamental, un beso enorme! Gabi

 
A las martes, mayo 25, 2010 , Blogger Liliana Marcela Pérez Villar ha dicho...

Hola Gabi:
Bueno, bienvenida y gracias por tu comentario. ¿Cómo estás? ¿Mejor?. Un abrazo.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal