sábado, 15 de enero de 2011

¿Lo cura de AMOR o LOCURA DE AMOR?


Cuando te sentís desbordado o descentrado, fatigado, desganado, aplastado, sin fuerza, o lo opuesto, hiperquinético, agobiado, como si no tuvieras capacidad para resolver lo que la vida te va presentando; cuando te encontrás diciendo que estás “con stress”; cuando te sentís ansioso, angustiado, deprimido, triste y te cuesta concentrate y hasta parece que no recordaras bien las cosas, como si estuvieras perdiendo la memoria; cuando te cuesta organizarte y coordinarte; cuando estás con hipertenión, sobrepeso, te llevás las cosas por delante, te caés, te enojás por cualquier cosa, te encolerizás; cuando tenés problemas respiratorios, digestivos, intestinales, circulatorios o tu corazón no trabaja muy bien, cuando tenés problemas hepáticos o renales; cuando sentís que perdiste el vigor, que no tenés tono muscular o por el contrario, hay demasiada tensión; cuando tus articulaciones están rígidas, como enyesadas, han perdido su movilidad; cuando las piernas no te responden; cuando sentís que has perdido el erotismo, como que una docena de empanadas tienen más encanto que una noche apasionada con “tutti gli fiocchi”; cuando te encontrás repitiéndote mil veces al día “La vida es así”, “¿Qué le vamos a hacer?”, “A mi edad”, “Ahora ya es tarde”; cuando tu casa parece una sucursal del ministerio de salud y almacenás y consumís remedio tras remedio, la pastillita roja,la verde, la blanca, las gotitas, las cápsulas, las vacunas, los inhaladores; cuando tu ánimo no vibra al ritmo del AMOR… TU ENERGÍA ESTÁ DESEQUILIBRADA. HAY QUE REESTABLECER ESE EQUILIBRIO ENERGÉTICO. HAY QUE DESESTANCAR para que la sangre y la energía vuelvan a circular libremente. De esa forma, el cuerpo y tus 7 cuerpos van a ir volviendo solitos a su centro y progresivamente, esa ENERGÍA se va a ir organizando y distribuyendo adecuadamente, para que te vayas recuperando y reencuentres el CAMINO DEL CENTRO. Cuando esto sucede, ese cuerpo deja de ser un buen organismo anfitrión para acoger enfermedades y por lo tanto, les llega el desalojo, se van a buscar un mejor lugar donde hospedarse. Ya no les resulta interesante quedarse ahí.
Para ello tenemos pies, manos, alma, corazón, sonrisa, como para poder DANZAR LA VIDA y RETORNAR A NUESTRO EJE. Cuanto mas centrado el eje, mayor conexión con el Cielo, de donde nos van llegando todas los signos y señales en la vía del AMOR.
El RITMO, la MELODÍA, la CADENCIA, pasos de la MÚSICA como vehículo de SANACIÓN, como transporte invisible de tiempos y espacios, de recuerdos, como vía expresiva que todo lo cura, Locura de AMOR. El encuentro de las miradas, las manos sanadoras, la lágrima sobrante, la alegría compartida, la libertad.
Conectarnos con esa ENERGÍA SANADORA NOS EROTIZA EL ALMA, no solamente el cuerpo FÍSICO O SEXUAL. Y nos encendemos, nos volvemos a ENAMORAR. ENAMORAR de la naturaleza, del verano en nuestra piel, de lo creativo, nos convertimos en artistas de la vida, artistas en el arte de vivir, seres de paz, en armonía.
DANZAR LA VIDA ES M.O.V.E.R.S.E.
Nosotros lo llamamos así: MOVIMIENTO ENERGÉTICO EXPRESIVO RÍTMICO SENSIBLE. Y como la música, la quietud es una parte del movimiento. El MOVINIENTO MUTA EN QUIETUD Y y viceversa. Así nos lanzamos al MISTERIO de la vida con la certeza de que vamos a ser sostenidos por una red grupal.
Si siempre corrió música por tus venas, si querés volver a sintonizar con tu escencia y retornar a ella, si querés reencontrarte y conectarte con algo mas y sobretodo, si querés SANAR, te esperamos a que vengas a danzarlo con nosotros.
Desde el alma y con el corazón..

No te lo pierdas.

Lilana Marcela Pérez Villarlilianamperezv@gmail.com
http://anamcaracentrosdeenergia.blogspot.com/
Facebook: ANAMCARA CENTROS DE ENERGÍA.

1 comentarios:

A las lunes, enero 17, 2011 , Anonymous Anónimo ha dicho...

Bellisimo Li,te creo Ines

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal