martes, 20 de noviembre de 2012

¿Por qué mienten los hombres? (Pregunta formulada por María Fernanda).

¡Bueno…en qué lío nos vamos a meter María Fernanda! Creo entender que la pregunta está relacionada con los vínculos amorosos entre varones y mujeres, ya que la MENTIRA no es un patrimonio masculino exclusivamente. Sí podemos decir que LA MENTIRA es el puntapié inicial del camino hacia la ENFERMEDAD. Es allí donde comienza, después de la primera mentira. Y uno se pregunta cuál habrá sido la primera, no? A veces es muy fácil de detectar, pero otras obligan a desandar largos vericuetos y caminos de manipulación, especulación, ocultamientos y máscaras, con límites de dudosa definición. La Mentira tiene muchas caras y hay que ser un verdadero experto tanto para mentir como para descubrirla. A veces se presenta como OMISIÓN, es decir, callar, ocultar, tapar o desdibujar algo voluntariamente. El ENTORNO más cercano suele ser muy fácilmente maleable a este manejo y esto no ayuda, porque se convierten en cómplices inconscientes de un espejismo. Y como es bien sabido, un espejismo no tiene la capacidad de saciar la sed. -“Querida, omití decirte que tengo una familia paralela en La Quiaca” En realidad, puede que nunca haya dicho que era soltero, pero es una OMISIÓN, que se parece mucho a una MENTIRA. Es que mentir no es un hecho aislado o disociado. ¡Tiene tantas aristas interminables de numerar! Quien tiene un EGO muy inflado necesita sostenerlo como sea. Apela a todos los recursos imaginables, como para seguir colocado en un pedestal de perfección, al menos para su tranquilidad. Suele estrellarse irremediablemente contra el piso cuando cae, pero logró convencer a su círculo familiar o amigos más cercanos previamente. Es el primero en creerse su propia mentira. No importa a quién ensucie o dañe en el intento, porque justifica su necesidad de PERFECCIÓN. ¿Quién va a decir qué robó, o que SIENTE ENVIDIA, quién es capaz de confesar una TRAICIÓN, un ENGAÑO, una EXTORSIÓN, UNA MANIPULACIÓN? Y todo esto es por HABER APRENDIDO TODO MAL. Los mexicanos tienen una frase tremenda que dice: “Entre la cabeza de mi compadre y mi cabeza… (Y cuando todo hace pensar que es la propia)…la cabeza de mi compadre”. Y ahí marchó la mentira, la omisión, la entrega o la traición. Porque hay que tener en cuenta LA REACCIÓN que puede llegar del otro lado. Si se junta el CORAJE para abrir el corazón y contar lo que nos está sucediendo y a cambio recibimos una bajada de persiana sobre los dedos, difícilmente deseemos volver a ser sinceros. Ahí va a ganar LA MENTIRA. Vamos a entrar en un tema muyyyyyyyyyyy complicado. Pero todas conocemos cientos de historias parecidas. El varón puede sostener más de una relación paralela sin quebrarse, porque tiene desde el respaldo de una sociedad que lo convierte en ídolo cuanto más “macho” se muestra, hasta una CONDICIÓN ENÉRGETICA diferente de la mujer. El varón es LO CREATIVO, LA PENETRACIÓN DEL CIELO (hexagrama Nº 1 del I Ching). La mujer es la Tierra, el Cuenco Receptivo, LO RECEPTIVO (hexagrama 2), lo que le dificulta la posibilidad de mantener en el tiempo relaciones simultáneas. Tarde o temprano necesita definir, quedarse en una o en ninguna. No logra AMAR simultáneamente. Tiene otro nivel de compromiso, capacidad de cobijar, dedicación, etc. Por supuesto que en ambos casos hay excepciones, que como toda excepción, sólo sirven para confirmar la regla. Y aunque esto pueda sonar “machista”, (por supuesto que no es mi caso) escucho voces que dicen: “Cuando un varón se enamora, sólo está con una mujer” o “Yo conozco a una mujer que tiene un amante…o dos”, lo que se ve, se escucha y se observa cuando hay una verdadera y sincera confesión, como en el caso de los consultorios, donde hay una apertura sincera o entre buenos amigos, es esto, nos guste o no. Deberíamos hacer un replanteo, con la visión panorámica del águila y la exhaustiva de la tortuga, como para revisar lo aprendido, los REFERENCIALES en los que nos hemos estado apoyando como sociedad. Varones y mujeres estamos descompaginados últimamente. No llegamos a congeniar. Nos hemos desidentificado de nuestro género. No sabemos muy bien cómo relacionarnos. Y no quiero quedarme solamente con el tema de la pareja, sino avanzar por otras áreas. Esas zonas donde aparecen los cuestionamientos. -“A veces me pregunto si encontraré a alguien para mí en esta vida” -“Cuando estoy sin pareja estoy bien, pero cuando estoy con alguien no sé qué hacer” -“No puedo congeniar mi vida individual, mis actividades, mis amigos, mis espacios cuando estoy acompañada” -“Tengo miedo que se vaya, que me deje” Es que estamos atravesando por períodos de cambio importantísimos como HUMANIDAD. Y parece ser que esos REFERENCIALES de antes ya no están funcionando, si es que alguna vez funcionaron, si no era una mentira más. Como aquella antigua frase de las abuelas, con la que les lavaron el cerebro: “La base de un buen matrimonio es la TOLERANCIA”, (palabra desagradable como pocas), que las obligó a aguantar y aguantar, aunque el resultado haya sido “la duración de su matrimonio”. ¿Qué es TOLERAR? TOLERAR ES AGUANTAR LO QUE NO NOS GUSTA. No tiene que ver con la PACIENCIA, que es otra cosa. ¿Y entonces qué podemos hacer? Por ejemplo, no mirar hacia los costados para ver lo que hace nuestro compañero apareado, como dice el I Ching. Cada persona tiene que buscar su forma. No hay un MODELO A COPIAR. Lo que funciona para algunos puede que no funcione para otros. Una mujer independiente, muy activa, de media edad, que trabaja fuera de su casa, tal vez necesite una relación diferente a una mujer que adora estar en su casa, disfruta su maternidad y ama estar en familia. Ninguna de las dos es mejor que la otra. Son DIFERENTES. Un varón debe tener en claro qué tipo de vida desea llevar, porque no se puede ser FIEL POR OBLIGACIÓN, porque por más voluntad que tenga, terminará TRAICIONANDO. Y debe ser claro en esto, para que la mujer pueda elegir qué quiere hacer. Eso sí, HAY QUE ESCUCHARLO Y SI SE ACEPTA, ASEGURARSE QUE INTERNAMENTE NO SEA UN NO. Las RELACIONES se van haciendo, transformando, adecuando. Lo que no se puede hacer es cambiar a las personas. Bien vale la pena tomarse un tiempito para conocer a quien vamos a encontrar a mitad de camino, como para no pretender sacar peras de un olmo. Es que de esa forma, sólo se termina claudicando, pensando que “YO NO SIRVO PARA ESTO”, en lugar de pensar que lo que no sirve, es la forma en que están planteadas las cosas, que sólo facilitan el camino de la mentira. Alguna vez hemos hecho una creatividad en ANAMCARA, donde la mujer le pedía por favor al varón, que le contara qué le pasaba que estaba tan distante y frío. “Ya no sos como antes”. Cuando él, harto de escucharla, le contaba que ya no sentía lo mismo y que había otra mujer, ella respondía: “Ah siempre igual” “! Ves que con vos no se puede hablar en serio!!!!” Otra opción son los gritos, los ataques de nervios, los insultos…hay para todos los gustos. Los tiempos están cambiando. ¡Todo es tan vertiginoso!. No hay PROTOTIPOS, ARQUETIPOS A SEGUIR. El PASADO no nos sirve de ejemplo. Tenemos que empezar por la ACEPTACIÓN (NO TOLERANCIA). NO JUZGAR. ACEPTAR LO DIFERENTE. NO VERNOS EN LA EXIGENCIA DE TENER QUE CUMPLIR CON DETERMINADOS MODELOS que ya han dejado archi-evidentes muestras de no haber funcionado. SEAMOS SINCEROS. ESTO DE OBEDECER A LO QUE SE ESPERA DE NOSOTROS, YA SEA LEGAL, SOCIAL, CULTURAL, RELIGIOSA o DEPORTIVAMENTE, HA IDO DESTROZANDO A UNA HUMANIDAD QUE, EN POS DE SER “PERFECTA” SE HA OLVIDADO DE SER FIEL A LO QUE SENTÍA. ¿CÓMO VA A CUIDAR DE LOS RECURSOS DEL PLANETA, SI NO RECUERDA LO QUE ES SENTIR? ¡NO RECUERDA DÓNDE TIENE LA CINTURA! “¡Pero yo quiero tener hijos y así no voy a poder”! ¡”Estoy haciendo todo mal”! ¡”No puedo tener una pareja”! ¡”Mis amigas, la vecina, mi hermana… todas tienen pareja menos yo”! No estaría tan segura… Hacia el AMOR se “VA”. Está ADELANTE Y ARRIBA. No está ni AL COSTADO, NI MUCHO MENOS ATRÁS. NO HAY QUE COMPARARSE CON NADIE. Muchas de esas parejas que nos resultan perfectas, suelen ser una farsa sostenida, ni bien abrimos un poquito los ojos. Por supuesto que hay parejas maravillosas, que no tienen problemas de COMUNICACIÓN, y que no responden a las presiones del afuera, por lo que no necesitan de la MENTIRA. Lo que pasa es que estamos intentando responder una pregunta muy precisa, que es demasiado amplia. Pero para ACEPTAR hay que tener el criterio y la honestidad para con uno mismo primero y para con los demás también, como para no PRETENDER QUE ACEPTAMOS ALGO, QUE EN REALIDAD NO ACEPTAMOS. NO DECIR QUE SÍ, CUANDO SABEMOS EN EL FONDO QUE ES UN NO. ES UN SÍ QUE NO ES PERSONAL. UN SÍ EN SINTONÍA CON LA CREACIÓN. Y cuando estamos vibrando en esa sintonía, ya no importa de qué tipo de vínculo hablemos, si es una pareja, un amante, amigos, compañeros, grupos… hay una ACEPTACIÓN SUPERIOR. Pero sea el vínculo o relación que sea, siempre deberemos darle el lugar de CONSAGRADO E IMPLICARNOS DESDE EL AMOR Y EL EMPEÑO. Cada vez que ACEPTAMOS Y NOS ABRIMOS A ESE COMPROMISO, NOS ESTAMOS COMPROMETIENDO CON LA VIDA. VIVIR SINCERAMENTE Y CON CONFIANZA. EL CIELO ES EL LÍMITE. CON LIVIANDAD. QUE ESA UNIÓN NO SEA UN PESO, SINO UNA LIBERACIÓN. SER UN “ARTE-SANO” DE LA VIDA. Y CON ESO LA FORMA NO IMPORTA. YA NO SE ESTÁ EN SOLEDAD O EN COMPAÑÍA. NO HAY NECESIDAD DE MENTIR. PORQUE NO HAY PRESIONES A LAS QUE RESPONDER DESDE LA FORMA. CONFIAR. CREER. NO VIOLENCIA. NO IMPOSICIÓN, NI SOMETIMIENTO. NO CULTIVO DE IMAGEN. NO TRAICIONARSE A SÍ MISMO. ESTO RESTITUIRÍA LA SALUD Y MANTENDRÍA AL SISTEMA CENTINELA ARMONIZADO. AMPLIFICAR LA CONCIENCIA. DISOLVER DISPUTAS. ELIMINAR DISCUSIONES.
CAMINANTE NO HAY CAMINO, SE HACE CAMINO AL ANDAR. Te esperamos para trabajarlo juntos. DESDE EL ALMA Y CON EL CORAZÓN. Liliana Marcela Pérez Villar lilianamperezvillar@gmail.com FACEBOOK (2) Anamcara Centros de Energía Anamcara Escuela de Centros de Energía

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal