domingo, 9 de abril de 2017

PASCUAS Y PESAJ

Una vez más. A poco que nos terminábamos la rosca de pascuas el año pasado y ya estamos acá de nuevo. Culminando un tiempo de cuaresma, cuyo significado y sentido no es necesariamente conocido por muchos. Pero ya hemos hablado sobre Pesaj y Pascuas en repetidas oportunidades. Pueden buscar en los archivos del Blog para esta fecha, quienes quieran leer un poquito más. Esta celebración donde todo está muy bien armado, materializado, merchandarizado, pero tan mal internalizado, tan desconectado de su origen. Más allá de las creencias, de las religiones, las identificaciones, hay un espacio donde cabe preguntarse sobre el concepto de lo material. No importa si se cree o no se cree. Replantearse la necesidad de reconocimiento, de prestigio, de dominio, esa necesidad de fama, poder y laureles, tan tentadoras al ego humano, ese propósito, ese reto al entorno, a la naturaleza y sus frutos. Ya que estamos y si no es mucho pedir, replantearse también la posibilidad de entrar en una etapa de predisposición sanadora, catártica de la energía nutricia, en relación a la comida, la respiración, la sexualidad, las emociones y sentires, los pensamientos, y una práctica diaria de meditación y de oración. Pero la propuesta sería “incorporar” este tiempo de silencio, de acallar los diálogos internos, de replegamiento y recogimiento, tiempo de cavilación, que en nuestro hemisferio viene además de la mano del otoño en su introversión. Decía, incorporarlo y asimilarlo a nuestra vida. Que persista más allá de una fecha en el calendario. Asociar Pascuas al Perdón, sòlo por unos dìas, es como una trampa que nos libera de la responsabilidad y posibilidad de un cambio. Y el cambio, es lo que siempre permanece. “Cambia…todo cambia…” Pero, lamentablemente, las Pascuas se han convertido en una buena oportunidad para salir de “vacaciones”, para comer como chanchitos…y uno se pregunta…-“¿Qué sentido tiene esta festividad?” En Uruguay, se la conoce como “Semana de Turismo”. Quiero decir: no hay una ley que obligue a nadie a creer en nada. Pero entonces llamémosle…qué se yo…”Carnaval” o “Salsa, Merengue y Cha Cha Chá”… o la Fiesta del fin de semana largo…. Son momentos en que me parece que, bien vale la pena preguntarse en qué se cree, en què no y ser coherente con eso. Algo que se practica muy poco, digo, la coherencia.
PASCUAS: tiempo de pasar de la opresión a la liberación. Recuerdo del sepulcro vacío, la resurrección de Jesús el Cristo: tiempo de pasar de la muerte a la vida.

"El primer día de la semana, María Magdalena fue al sepulcro al amanecer, cuando aún estaba oscuro, y vio la losa quitada del sepulcro. Echó a correr y fue donde estaba Simón Pedro y el otro discípulo, a quien tanto quería Jesús, y les dijo: - «Se han llevado del sepulcro al Señor y no sabemos dónde lo han puesto. » Salieron Pedro y el otro discípulo camino del sepulcro. Los dos corrían juntos, pero el otro discípulo corría más que Pedro; se adelantó y llegó primero al sepulcro; y, asomándose, vio las vendas en el suelo; pero no entró. Llegó también Simón Pedro detrás de él y entró en el sepulcro: vio las vendas en el suelo y el sudario con que le hablan cubierto la cabeza, no por el suelo con las vendas, sino enrollado en un sitio aparte. Entonces entró también el otro discípulo, el que había llegado primero al sepulcro; vio y creyó. Pues hasta entonces no habían entendido la Escritura: que Él había de resucitar de entre los muertos".
(Juan 20, 1-9)


Pesaj:es una festividad judía que conmemora la liberación del pueblo hebreo de la esclavitud de Egipto. El Séder de Pésaj, que es el orden o procedimiento correcto de la pascua, consiste en llevar a cabo una tradicional cena la primera noche de la festividad (las dos primeras en la Diáspora). Durante la cena, se relata la historia de la salida de Egipto, y se llevan a cabo varios brindis. Para la cena está prohibida la ingesta de alimentos derivados de cereales fermentados, como el trigo, la cebada, el centeno, o la avena. Para reemplazarlos se suele comer "pan ácimo", o matzá, en hebreo.La fiesta de Pesaj, acaece en el calendario Hebreo en el 15 al 22 de Nisan. . Este año 2017, Pésaj comienza la noche del lunes 10 de abril y termina la noche del martes 18 de abril. “Para estar parados como judíos se necesita de un trípode que es Pesaj” La respuesta de Eliahu, el profeta que aparece cada noche de Pesaj.
Judíos y cristianos coinciden en sus festividades y celebran desde sus creencias.
Mazal tov! JAG PESAJ SAMEAJ!
Liliana Marcela Pèrez Villar lilianamperezv@gmail.com

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal