domingo, 24 de mayo de 2009

Entre el Cielo y la Tierra.


Todo comenzó con un mensaje al celular enviado por mi prima, recomendándome un libro. Ella estaba convencida de que me iba a encantar, porque según su opinión, hablábamos de las mismas cosas y decíamos lo mismo. Bueno...a decir verdad...no. Se podría decir que, desde algún lugar...si...bueno...algunos puntos de partida en común puede haber. Pero cuando nos colocamos en el lugar de los Dioses y creemos que con sólo pensar en algo o desear fuertemente que algo suceda , ese algo va a suceder, estamos evaluando las cosas desde un sólo aspecto, que es el humano. Si, la Energía del plano de lo humano es muy fuerte, pero no podemos ignorar la existencia de los otros dos niveles de Energía que interactúan con la del Hombre, como son la Energía del Cielo y la Energía de la Tierra. La Tradición nos enseña a comprender al ser humano en su totalidad, en su origen. El hombre desarrolla su existencia entre el Cielo y la Tierra y debe aprender a relacionarse desde ese lugar con las Energías superiores y no pretender apoderarse de ellas maníacamente. Sería demasiado ingenuo creer que por el sólo hecho de desear tener un millón de dólares, mi mente va a generarlos. Es un pensamiento muy omnipotente. Lo que si puede suceder, es que al estar predispuesto a que lo que deseo suceda, se abran mas puertas a las
posibilidades de que eso ocurra y se generen mas espacios, ideas, oportunidades para que llegue a mi vida. Tal vez no suceda de golpe. Pero puede que progresivamente, tiempo al tiempo, se vayan dando las condiciones y la vida me sorprenda con lo que tenía previsto para mi y por estar distraída, poco atenta, por pensamientos tortuosos, inseguridades, miedos, por haber puesto el palo en la rueda, por aferrarme a cosas, personas o situaciones, no llegó a mi vida hasta este momento. Además, debemos considerar que para que la Providencia, como su nombre lo indica, provea lo que soñamos, ese proyecto, ese sueño, debe considerarse como parte de un proyecto global, que se reconozca dentro de un plan Universal, donde no se dañe a otros buscando un "beneficio personal". Yo diría que es lo mas común hoy por hoy, y por ese motivo, la mayoría de los proyectos no llegan a plasmarse y si lo
hacen, caen por sí mismos al corto o largo plazo. Es decir, si mi sueño perjudica a otro, seguramente, las fuerzas superiores se van a encargar de que no se realice o al menos, lo van a dificultar. Seguramente le ha pasado alguna vez, sorprenderse con la velocidad con la que suceden algunas cosas. La sincronicidad funciona mágicamente y "wawwwwwwwwwwww" alguien que regala un boleto de avión, otro alguien ofrece el hospedaje en el extranjero, otro alguien te presta unos dólares y en 5 minutos...tu vida cambió. Y te encontrás preguntándote: "¿Cómo llegué a este Congreso si no tenía ninguna posibilidad de venir, ni remotamente?". Bueno, tenía ganas. Mi vida encajaba en ese deseo. Mucha gente se vería beneficiada por ese intercambio entre colegas, etc. Y todo sucedió, mientras escribía un artículo para el Blog, sentada a la computadora en mi casa. Realmente, lo que se llama MAGIA. Una confabulación de las fuerzas a favor de un sueño. Le habrá pasado lo opuesto también. Habrá intentado hacer pactos con Dios y el Diablo para que algo sucediera o no sucediera y por mas que juró y perjuró, por mas negociados y promesas que intentó...naaaaaaaada. Quedó en el esfuerzo nada mas. Al ras del suelo. Un brote que apenas nacido, encontró tanta adversidad que no pudo crecer. Seguramente, años después, desde otro lugar y con otras experiencias vividas, comprendió el motivo oculto detrás de esa frustración y terminó dándole la razón a esos inteligentes obstáculos que lo sacaron de un lugar y lo pusieron en otro, contra su voluntad. Verá que esos obstáculos fueron sólo referenciales. Que le estaban mostrando que si se quedaba allí, o si iba allá, no iba a llegar acá, que era donde su camino lo estaba esperando. Cada uno de nosotros dispone de cierta cantidad de energía, que es una porción de torta de la Energía Cósmica. Es una Energía invisible, pero se manifiesta en lo visible. Una Energía que va de los SUTIL a lo MANIFIESTO. Lo importante es cómo el Ser interactúa con las tres energías y no se posiciona en el Centro del Universo, omnipotente, omnipresente y omnisapiente. Yo se que algunos de ustedes que lean esto van a pensar en el Holocausto, en que Cristo murió en la cruz, de qué le sirvió, El tenía un proyecto que beneficiaba a toda la Humanidad, los asesinatos de Hitler, Mussolini, Videla, Irak, Vietnam, etc. Hay un sustento ideológico, metafísico. Excluir la metafísica de los sucesos, de nuestras relaciones, es un error. Aceptarla es valerse de un medio para intentar comprender lo irracional de ciertas conductas humanas. Es dejar de creer en un Dios omnisciente que manipula y controla nuestras vidas. Incorporar una Fuerza existencial, que no sabe lo que traerá el futuro. De esa manera estaremos mas preparados para convivir con estos personajes y estas circunstancias, aunque no estemos de acuerdo, y lo veamos como un juego de horror entre la maldad, la bondad superior y el ser humano y las patéticas y variables alianzas, de dos contra uno, que surjan de este triángulo.
Para la Tradición, ésto...no es un secreto.
Desde el alma y con todo el corazón. Los espero siempre.
Liliana Marcela Pérez Villar.

1 comentarios:

A las miércoles, mayo 27, 2009 , Anonymous Anónimo ha dicho...

Liliana: Es cierto, cuando miro hacia atrás, descubro que las cosas mas maravillosas que sucedieron en mi vida sucedieron cuando estaba abierta a que sucedieran. No es un manía como vos decís, es una actitud. Es dejar de lado el enojo y apostar por las cosas lindas de la vida y nno por los recuerdos traumáticos que no nos dejan vivir en paz. Como siempre, qué bien me hace leerte. Gracias una vez mas. Enzo.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal