sábado, 1 de agosto de 2015

LA MAMAPACHA.



Indagando e investigando un poco sobre la PACHAMAMA, descubrí que en realidad, por un tema de malas traducciones del quechua, lo correcto es MAMAPACHA. MAMA: Madre y PACHA: Universo, Tierra, Mundo, Tiempo o lugar. O sea, algo así como La Madre de la Tierra o Madre del Lugar, tiempo, universo. En el Norte, especialmente Noroeste de nuestro país, como en la mayoría de los festejos del planeta, se hacen ofrendas, agradecimientos, pedidos y bendiciones. Los ritos varían de región en región, incluyendo ceremonias religiosas y tradiciones muy arraigadas en el sentir popular y profundamente arraigados. Hay una representación física de la MAMA PACHA, que es la figura de una mujer de rostro indígena, medio petacona, con sombrero alado, seguida por un perro negro, una víbora que utiliza de lazo y un quirquincho. No es una deidad creadora sino guardiana y proveedora; resguarda y abriga a los seres, facilita la vida y beneficia y propicia la fecundación y la fertilidad y la generación. Representa a la Tierra, pero no en el sentido de suelo o la tierra geológica, tampoco en el sentido de la naturaleza solamente; es todo un conjunto. No se encuentra ubicada en una parte determinada, pero se centraliza en algunos sitios como manantiales o vertientes. Es una divinidad contigua y diaria, que se conduce de manera simple y con una presencia muy contundente. Con Ella se habla continuamente, para pedirle apoyo, para descargarse e incluso para disculparse por los errores cometidos en su contra, el deterioro y también sobre la Providencia. Y como siempre, las interpretaciones son humanas. Se dice que LA PACHA ESTÁ HAMBRIENTA, QUE HAY QUE HACERLE OFRENDAS (a veces se entiende por esto SACRIFICIOS), y que si no se la satisface, la venganza será OFENSA, MUERTE Y ENFERMEDADES. ¿Cómo podría una deidad "vengarse", "ofenderse", necesitar que alguien le marque lo que se necesita? Es en realidad el mismo acto humano el que ayuda a recordar que hay que ser cuidadoso y reparar en lo que hace falta hacer para el bien-común. Pero bueno, hay todo un sistema de creencias y rituales relacionados con Ella, como gente hay en la Tierra. Debemos aprender a respetarlos. Pero mas allá de rituales, ceremonias, festejos, etc. que se recuerdan los días 1 de Agosto de cada año, ¿Qué tal si empezamos por celebrarlo todos los días, a cada segundo, en cada acto de nuestras vidas? Porque hacer un bailecito o vestirse de, u ofrendar un vasito de vino a la PACHA un día al año diciendo: "antes para la pacha", no sirve de nada. Puede ser un día mejor que nada, pero si no cuidamos el agua, la electricidad, el gas, el oxígeno, los recursos alimenticios, si no cuidamos el mejor y más importante medio ambiente del Planeta, que es el ser de humanidad, los festejos son sólo eso, festejos, pero carecen de ideal. Estoy muy cansada de la repetición. Cansada de ser testigo de lo que todos vemos, escuchamos, vivimos todos los días de nuestra vida. Pero quiero ver el cambio de actitud. Y quiero verlo ya. Tirarles semillitas a los pájaros y ser ladrón, no sirve. Es un fraude. Arrojar un vaso de vino a la tierra y asesinar, tampoco sirve. No matar arañitas y ser un retorcido malparido (ya que está tan de moda el término), tampoco. Adorar al perro y sacrificar al gato…Bueno, es decir, COHERENCIA. El tributo a la MAMA PACHA es imprescindible. La fiesta debe ser diaria. Si se quiere bailar todos los días y ofrendar todos los días, fenómeno, habrá menos peleas, menos guerras. Pero festejar y no HACER LO QUE HAGA FALTA, es un verdadero FRAUDE. La tierra sufre y está aullando desde el fondo de sus entrañas y los intereses económicos, y la estupidez humana, es sorda, ciega y ...
¿Cuándo va a despertar la humanidad? ¿Quién se responsabiliza por su parte? ¿Cómo te manejás vos con el agua? ¿Qué hacés con tu basura? ¿Qué cuidados tenés para con la comida? ¿La electricidad? ¿El gas? ¿Tenés presente que no hace falta que en invierno recrees un clima de verano, abusando del uso del gas indiscriminadamente? Para eso es invierno. Podés abrigarte más y gastar menos gas, en lugar de andar en remerita. Ya no es una cuestión de elección. Es una cuetión de recursos humanos. ¿Qué recursos tenés vos para con el planeta que es la casa donde vivís? ¿Querés adaptar el clima a tu temperatura corporal? ¿Y si tratás de adaptarte vos al clima? Usá todo lo que necesites, pero sé cuidadoso. No derroches. No desperdicies. Gran parte del planeta carece del cuarto de los recursos de los que vos, tal vez sin mala intención, disponés para lavar el auto, la vereda, darte una ducha de media hora. Aunque no lo creas, hay gente que no sólo no come, sino que le cuesta disponer de agua potable para beber dos vasos al día. Sé generoso, ya dejá de pedir, mirá todo lo que tenés y dedicate a dar, a proveer, a generar. Vas a ver como todo cambia, porque cambiaste vos.



Pachamama sumaj mama. Kusilla, kusilla. (Pachamama buena madre.¡Se propicia! ¡Se propicia!
Desde el alma y con el corazón.
Liliana Marcela Pérez Villar

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal