domingo, 22 de enero de 2012

AÑO DEL DRAGÓN DE AGUA.



Los Años y los Cinco Elementos
Las personas nacidas dentro de los rangos de éstas fechas son “Dragón", y tienen el siguiente signo elemental de soporte:
• 16 de febrero 1904 - 3 de febrero 1905: Dragón de Madera
• 3 de febrero 1916 - 22 de enero 1917: Dragón de Fuego
• 23 de enero 1928 - 9 de febrero 1929: Dragón de Tierra
• 8 de febrero 1940 - 26 de enero 1941: Dragón de Metal
• 27 de enero 1952 - 13 de febrero 1953: Dragón de Agua
• 13 de febrero 1964 - 1 de febrero 1965: Dragón de Madera
• 31 de enero 1976 - 17 de febrero 1977: Dragón de Fuego
• 17 de febrero 1988 - 5 de febrero 1989:Dragón de Tierra
• 5 de febrero 2000 - 23 de enero 2001: Dragón de Metal
• 2012 - 2013: Dragón de Agua
• 2024 - 2025: Dragón de Madera
Horas que rige :7:00 a.m. a 8:59 a.m.
Dirección: Este-sureste


Hoy, la cultura china se despide del Año del Conejo e inicia el Año del DRAGÓN DE AGUA, el más anhelado, y a la vez temido, de los 12 animales que conforman su calendario lunar. “Un "animal invencible, capaz de vencer al mal". OMNIPOTENTE.
Las familias más tradicionales y apegadas a las antiguas leyendas del calendario oracular, la consideran la fiesta más celebrada en Oriente. Afirmaciones como “las cosas buenas en la vida solamente ocurren en los años del dragón” hacen que se reúnan desde varios días antes, a esperar con todo tipo de preparativos y buena energía al amado DRAGÓN, único animal mítico en el zodíaco, una criatura benévola que encarna el poder espiritual. Este custodio de los cielos y la tierra con fuego y agua arriba, augura un año de mudas internas y externas. El dragón es representación de la concepción del yang (masculino), asociado con el período facilitador de lluvias y agua. En la cultura china los dragones son colocados encima de las puertas o en los techos para desterrar a los demonios y espíritus malignos, ya que se lo considera emblema de energía y poder, no existe un signo más completo que este. En Oriente se las ingenian para festejar todo. Los rituales se vuelcan a la comida. Para darle la bienvenida al Nuevo Año, preparan verdaderos manjares con mariscos “Jiaozi” (ravioles) como expresión de buenos deseos y “Yuanxiao” (bolas dulces de masa de arroz rellenas con sésamo, frijoles y nueces, representando la reunión familiar).
El día del Año Nuevo da comienzo a dos semanas de festejos (la llamada Fiesta de la Primavera), que terminarán con el Festival de las Linternas, celebración con cantos, bailes y espectáculos de faroles que este año cae el 6 de febrero.
El matrimonio es uno de los temas centrales de las comidas festivas, y según cuentan los medios, está de moda "alquilar" novios o parejas para llevarlos a la casa familiar. El fenómeno es ya tan extendido en China que muchas páginas de internet brindan quiméricos pretendientes para las festividades como recompensa por ciertas compras o participación en promociones. En los días anteriores, los chinos persiguen la costumbre de higienizar sus hogares de la suciedad y los "malos espíritus" y ataviarlas con adornos concernientes al animal que alabarán durante todo el año. Tienen un modo animado, alegre y se visten con colores naranja, amarillo o rojo, porque creen que esto atraerá la prosperidad, el bienestar y el amor. Regalan mandarinas o naranjas a sus seres queridos.


Hay una suerte de “baby boom” en años del dragón, más que en cualquier otro año.
El nombre chino del DRAGÓN es “Long”. De hecho, quienes estamos vinculados con la Medicina Tradicional China, contamos con el punto 1 R, (uno de Riñón) Longyuan (o Rangu) DRAGÓN DEL AGUA PROFUNDA,( o Valle de la aprobación), ubicado en el lateral interno del pie, en la parte superior del arco y por debajo de la prominencia del hueso, íntimamente ligado a la insuficiencia renal (Agua). Otra traducción posible del ideograma que significa Dragón (Shen) es “mente o psiquis”, aunque para nosotros, la traducción más ajustada sería algo así como “el más auténtico sentir”. Es representado como un símbolo de las artes marciales (Bruce Lee). Junto con la serpiente se lo considera un animal de buena suerte, custodio de los tesoros y de la sabiduría. Es reformador, innovador, apasionado, vehemente y con mucha, demasiada energía (Bill Gates, Paul McCartney, Beethoven). Recargado de vitalidad, extravagante, mágico, exuberante e intrépido. En el caso específico del Dragón de Agua, las características que lo hacen distinto a los dragones de otros elementos (metal, madera, fuego o tierra) son la fogosidad, el ímpetu, la autonomía, la libertad, la irritación y la extroversión, con mucha locuacidad, por esa misma energía excesiva que les hace largar llamaradas por la garganta, con sus proporcionadas secuelas. Lo que sucede es que es un soñador optimista, orgulloso (a veces vanidoso) y muy industrioso, que a pesar de tener una vida social muy intensa y rodearse de gente, únicamente se abren a unos pocos. Se dice q “si un dragón de pequeño no es educado o sometido a disciplina, su increíble poder se vuelve maligno y es capaz de hacer mucho pero mucho daño... pero si lo educas bien y le enseñas los valores del cariño la amistad y la vida, entonces se vuelve un gran aliado del bien y justiciero por naturaleza, ningún ser maligno será capaz de enfrentarse a su poder, será noble, sabio y creativo”. Su excesiva energía reprimida, bloqueada, se le vuelve en contra y lo convierte en un ser destructivo.
Una muy buena tarea para el hogar en el año 2012 para un Dragón o Dragona sería:
Trabajar en el Centro Lumbo-Sacro, buscando el equilibrio energético, disociándolo de sus Centros limítrofes, el Bajo y el Medio y además, del Laríngeo!!!! O sea, limpiarlo del apego a lo material y búsqueda de seguridad, (no sólo económica sino también afectiva), así como de las emociones negativas y los Pensamientos adquiridos, que lo hacen apostar por “lo que cree que le conviene”. Si logra equilibrarlo será menos drástico y rígido consigo mismo y con su entorno. Esto lo ayudará también a no defenderse tanto y entregar su corazón GENUINAMENTE. Un DRAGÓN es su propia peor amenaza y exigencia. Y esto es el más difícil reto a considerar, para superar las restricciones y flaquezas auto impuestas. A diferencia del Año del Conejo, un golpe de aire fresco le va a aportar cambios en varias áreas de su vida. Cambios súbitos, inesperados, urgentes, para los que deberá despertar a un alerta vibrante cuando el momento llegue. Tranquilos Dragoncit@s, que en su año, viene un quantum de energía extra, que los va a resguardar, proteger e incentivar en sus magnánimas realizaciones. Las palabras claves podrían ser ENFOCAR Y ORGANIZAR. A pesar de tener por delante un año muy duro, donde nada resultará demasiado fácil, es un buen momento para realizar todas las reformas, ajustes, reconvenciones que hagan falta para encauzar rumbos, ideales y proyectos. De acuerdo al Año Oracular que seguimos, que corresponde a La RECONVERSIÓN, qué mejor momento que este, para juntar el mazo, mezclar y dar cartas de nuevo. Tal vez, con descartarse de algunas o pedir cartas nuevas, cortar o un comodín… alcance. Los tiempos son propicios. Mudanzas, viajes, aparición de “nuevos líderes”, encarar nuevos estudios, relaciones de pareja (o desparejas, como ustedes quieran), nuevos caminos laborales, profesionales, amores, búsquedas, todos favorecidos por el Gran Hermano Dragón, que se dice trae suerte, fortuna y felicidad. Época de RECONVERSIÓN. Menos traumático que el 2011, pero con mucha reforma, cambios, ajustes.



Agua y Tierra favorecerán al Medio Ambiente. Recordemos que el SER HUMANO es el principal Medio Ambiente en la Tierra. Pero esta misma combinación puede predecir desastres naturales como terremotos e inundaciones. Podemos mencionar al terremoto de Alaska de 1964 o el de Tangshan de 1976 en China, ambos en años Dragón. Habrá cambios de temperaturas drásticos y temblores, pero los peores problemas estarán relacionados con el agua: sequias, nevadas, maremotos, y también huracanes como los fenómenos más destructivos que nos tocarán vivir. Las profecías están hechas para no ser cumplidas. Francamente, y aunque no podríamos asegurarlo por supuesto, no creemos en todos estos augurios y presagios de fin de mundo, ni mucho menos. Menos aún pensamos que el Ser Humano en su pequeñez y por más que se venga esforzando, sea capaz de destruir lo que fue previsto por la CREACIÓN. Por más vanidosos que seamos, no nos vamos a poner a desafiar a los Dioses, no? Pero sí podemos y DEBEMOS CORREGIR, RECONVERTIR, lo que esté a nuestro alcance. Y eso es URGENTE Y NECESARIO. En este camino de especie en auto extinción, auto exterminio y auto deterioro que nos ha tocado vivir, es indispensable encontrar una respuesta redentora sanadora YA.


Y estamos en un punto donde ES PROPICIO CRUZAR LAS GRANDES AGUAS. Empezar por cada uno, seguir con el entorno, y el entorno del entorno y NUNCA JAMÁS PENSAR QUE NO SE PUEDE HACER NADA. NO CLAUDICAR. Es hora de volver atrás nuestros pasos y encontrar nuevas maneras, entender que somos custodios de los ecosistemas, tomar estos acontecimientos como una advertencia para preservar lo que nos rodea y no destruirlo, no ir en contra de lo natural, en contra de lo que hay que hacer para el bien de todos, aprender a hacer las cosas de otra forma, que evidentemente, aún no se ha aprendido. Va a ser un año lleno de nuevas experiencias, es necesario despertar y rescatar los valores perdidos, para lo cual la sabiduría será muy apreciada y la adaptación y la creatividad serán necesarias.



Habrá que enmendar errores pasados. CUIDAR EL AGUA. Estar atentos a falsos profetas y líderes que ascenderán vertiginosamente, sólo en nombre de intereses personales. Esperamos y confiamos en que la Ciencia se irá acercando cada vez más a la partícula espiritual, recordando en nombre de qué y de quién está interviniendo. Esto debería corregir sus métodos. Evitar peligros bélicos, que los habrá seguramente, y buscar equilibrar la energía planetaria, mal regulada por un mal manejo y distribución económica. Prepararse ante estos fenómenos para que no nos tomen por … ¿SORPRESA? Estar atentos en zonas costeras, donde se sentirá con mayor fuerza el Dragón de Agua.
Un año para "echarnos al agua" en aquello que deseamos, pero que hasta hoy, no hemos tenido el valor de impulsar. Año de limpieza espiritual en donde podremos dejar algunas licencias atrás, si de verdad nos comprometemos con ello.


AÑO DEL DRAGÓN DE AGUA

Desde el alma y con el corazón.
Liliana Marcela Pérez Villar
lilianamperezv@gmail.com
FaceBook: (2)
ANAMCARA CENTROS DE ENERGÍA
ANAMCARA ESCUELA DE CENTROS DE ENERGÍA.

5 comentarios:

A las martes, enero 24, 2012 , Anonymous Anónimo ha dicho...

Es realmente fascinante,inshalla, besos Li, Ines

 
A las martes, enero 24, 2012 , Anonymous Anónimo ha dicho...

Soy dragón de agua. Me sacaste una foto. Parece que estuvieras hablando de mi. Alberto

 
A las domingo, enero 29, 2012 , Anonymous Anónimo ha dicho...

Soy "dragona". Muy bueno.

 
A las domingo, enero 29, 2012 , Blogger Liliana Marcela Pérez Villar ha dicho...

Buen año Dragonita!

 
A las lunes, enero 30, 2012 , Anonymous Anónimo ha dicho...

Me encantó. Mabel.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal