domingo, 14 de abril de 2013

ENTRE HÁBITOS Y CREENCIAS SE DESEA UN CAMBIO.

Muchos de nosotros hemos nacido dentro de familias, comunidades o países, de alimentación tradicionalmente carnívora. ¡Ni qué hablar de la Argentina, que se caracterizaba desde antaño por su ganadería! Así se ha dado por sentado, que esa era la correcta y única alimentación posible y saludable, sobre todo si venía acompañada de lácteos. Los mitos sobre el aporte de calcio de los productos derivados de la vaca, como la leche, los quesos, mantecas, cremas, etc. ya se están haciendo cada día más conocidos y tirados por tierra y será motivo de otro blog. Sólo mencionaré en este, que si necesitás incorporar calcio a tu dieta, recurras al sésamo molido, (no el que se usa para decorar panes), al integral por ejemplo, que además no será dañino para el organismo como un lácteo. 100 grs. de sésamo integral contienen 1500 mg. de calcio de fácil asimilación, superando a la leche entera que contiene sólo 120 de muy baja asimilación. (Si te interesa el tema de los lácteos, el sésamo, la osteoporosis-osteopenia, buscá en el archivo, el blog del 5-2-11) Volviendo al tema de las carnes vacuna, porcina, aviar, ovina y caprina, si formás parte de los que desean dejar de consumirlas y reemplazarlas por otras que no tengan “ojos”, aquí van algunas ideas para que tus hábitos, costumbres y tradiciones, puedan alinearse con tus Creencias y deseo de cambio sin hacerlo tan difícil. Tenés la posibilidad de prepararlos en casa, si sos hábil en el arte culinario y te gusta o podés comprarlos ya preparados, en cualquier herboristería confiable de aquellas que todos conocemos. Si aprendés a manejarte bien con esta nueva cocina, no te va a resultar más caro, que es una de las excusas que se escuchan por ahí. Te diría que hasta vas a gastar menos, mucho menos que con las carnes. Es posible llegar a disfrazar los sabores de tal forma, que te cueste menos acostumbrarte. Pero al principio, lo vas a notar. Hay que tomar la decisión y sostenerla. Existen tantas opciones como métodos. Cada uno de nosotros debe ir buscando su camino, su forma. Para algunos la transición es más lenta, extrañan mucho sus sabores, sobre todo si las comidas están asociadas con lo social, lo familiar, las amistades. El famoso “asado” es uno de los costos más altos del Río de la Plata, por ejemplo. Me ha pasado de encontrarme junto a una parrilla, sola o con espíritus afines, en pleno simposio interno, debatiéndonos entre saltar encima del vacío, las mollejas y las costillitas y la convicción de no poder “comernos a un amigo”. La lucha entre los sentidos y los principios. Pero como este no es un Blog “MORALISTA”, sino un disparador que pretende humildemente, invitar a amplificar conciencias, INCLUYENDO LA PROPIA, vamos a abocarnos a tirar ideas que nos ayuden a todos los que estamos por este camino. Seguro que si estás en esta lucha interna es porque la decisión ya ha sido tomada. La duda no pasa por ahí. El tema es cómo llegar del otro lado, cuando el olorcito conocido viene de la cocina o del jardín y te hace olvidar que el que se está cocinando es un ser del Reino Animal. ¡¡¡¡Qué impresión tremenda quedó en la retina del espectador en aquella famosa escena de"Atracción Fatal", cuando Glenn Close pone a cocinar el conejo de Michael Douglas!!!!. ¡Pero si es lo mismo que hacen en casa con conejos, pollos, terneros, perdices,etc! ¡Si todo bicho que camina va a parar al asador!Todos sabemos que no funciona a partir de la culpa. Hay que planteárselo como algo positivo, como un acto de AMOR. Hace unos dos años, tuvimos un Congreso en Buenos Aires, donde nos pasaron un video sobre la tortura que vivían los pollos, pavos y gansos, desde su nacimiento hasta llegar en plato a la mesa. No voy a contarles los detalles, porque me quedaría tan petrificada como aquel día y la idea no es atormentarlos. Juro que desde aquel día, nunca más volví a comprar un pollo y espero no volver a hacerlo. Cuando empecé a tener taquicardia al ver el proceso, me mareé, me bajó la presión. Decidí no mirar, cerré los ojos, pero el sonido del video penetraba por todos lados igual. Me recordaba aquella corrida de toros a la que me llevaron en México, en mi primera visita, cuando tenía 20 años. Con el verso de la Orquesta, los trajes de fiesta de la celebración, las carretas, me vendieron que era un espectáculo festivo y que sí, bueno…un toro peleaba contra un torero, hasta que uno de los dos moría! En fin, casi me muero. Tampoco entraré en detalles. Estos fueron algunos de los límites, que han contribuido a mi despegue de lo carnívoro. A cada uno de ustedes le pasará algo distinto. En España, en casa de familiares, me sirvieron un pollo y tuve que preguntar qué era! Me miraron como a una marciana. Claro, un pollo feliz, que vivió toda su vida tranquilo, libre, en su gallinero, hasta que le tocó. Olor, color, sabor diferente. ¡Un pollo marrón! Muy distinto a los campos de concentración donde se tortura a los animales para consumo humano. Como dice Paul Mccartney: "Si los mataderos tuvieran paredes de cristal todo el mundo sería vegetariano" El Seitán o gluten es la proteína vegetal con mayor proporción de proteínas. Se la conoce como la carne vegetal y tiene una textura similar. En el mercado hay milanesas de Seitan, bifecitos, hamburguesas, empanaditas, guisos, lo que se te ocurra, todo lo imaginable. Una vez que el paladar se va acostumbrando, empieza a encariñarse y no extraña tanto. La Quinoa o arroz andino, un pseudocereal con un excepcional valor nutritivo, que se produce en los Andes. Podés hacer Tabuleh, cocinarla como al arroz (a mitad de tiempo), sopas, con garbanzos y tomates, guisos, etc. La soya o soja es una especie de la familia de las leguminosas. Excelente para hacer leche, que no contiene ni lactosa ni colesterol. Podés hacer albóndigas, alfajores, Asado de poroto soja y manteca de maní (o sin maní), bocaditos, carbonada, croquetas, ensaladas, flanes… (si te interesa el tema de la soja, buscá en archivo el blog “Cocina con AMOR” del 23/06/12). El TOFU o queso de soja es una proteína vegetal a base de soja con un alto contenido en Calcio y gran aporte de proteínas. Un sustituto apropiado de la carne por su riqueza en proteínas de buena calidad y aminoácidos esenciales. Tiene más calcio y minerales que la carne, lo que lo hace indicado para la Menopausia y por su efecto regulador de los estrógenos ya que es rica en Isoflavonas. Bajo en calorías. No tiene colesterol y además, ayuda a reducir los niveles de colesterol en sangre. Lo podés utilizar para hacer ensaladas, Strogonoff con champiñones, Canelones de calabazay tofu, Hamburguesas, Milanesas, Guisos, Mayonesa… Dentro de los favores de las proteínas vegetales sobre las de origen animal podemos decir que son menos acidificantes, ya que aportan más minerales. Tienen menos grasas y son insaturadas. Tienen más fibra. No contienen colesterol. Recargan menos el hígado y los riñones. Hacen más fácil la digestión. Poco aporte calórico. Vamos a seguir sobre este tema en próximos blogs. Por ahora, sólo me resta desearles fuerza de voluntad en sus intenciones y que la distancia entre su cultura, creencias y hábitos se acorte y gane la amplificación de conciencia. En mi caso, ya he logrado un reemplazo cada vez mayor, un consumo muy poco significante de carnes, (cuando se me tilda la huella vieja), y substitución de azúcares por Stevia y bebida lo más alcalina posible. Les dejo una receta para beber en lugar de bebidas azucaradas, gaseosas o jugos, que baje la acidez de la sangre y se torne más alcalina. .1 litro y medio de agua .jugo de dos limones (se tornan alcalinos al ingresar al organismo) .1 cucharadita de té de bicarbonato de sodio. Beberlo a lo largo del día, al menos por un mes. Desde el alma y con el corazón. Liliana Marcela Pérez Villar. lilianamperezv@ gmail.com Unite a los grupos de FACEBOOK: ANAMCARA CENTROS DE ENERGÍA Y ANAMCARA ESCUELA DE CENTROS DE ENERGÍA

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal