domingo, 22 de junio de 2014

CHÌNCHERO, OLLANTAYTAMBO, PISAQ. FIN

Hace unos meses, antes de viajar a Perú, alguien a quien amo profundamente por los siglos de los siglos y como asociación a un sueño que le contara, me dijo: -"¿Qué pasa contigo?" "¿Es que ya no quieres mas ser rubia y de ojos celestes?". La verdad es que que nada tenia que ver con mi sueño, pero algo en sus palabras, me hizo mucho ruido. Quedé unos días con un "cric cric- cric cric" trepanàndome el cerebro y a partir de esa pregunta, varias respuestas cayeron acomodando y cerrando historia y prehistoria de vida. Al ver las fotos que aparecen en este blog tomadas y retocadas por Dani, esta frase vuelve a aparecer con la misma fuerza.
Siempre añoro la posibilidad de vivir en mayor contacto con la naturaleza y cuando fuimos al Valle Sagrado y Ollantaytambo, pasamos por muchos pueblos maravillosos (imposible describir todo), pero Chinchero especialmente, logró cautivarme por completo. Probablemente por representar un rescate ecológico y respetuoso de la vida, que pocas veces he visto y es una idea que siempre intento plasmar en mi hacer cotidiano.
Fuimos recibidas por un grupo de mujeres, para quienes todo está en la naturaleza. En una media hora, nos pasearon por un inmenso abanico de posibilidades y recursos naturales, que las dejaban al borde de la magia. ¡Unas alquimistas totales! Desde un shampoo, (jabón natural extraído de raíces) que usaban para lavar su impecable, sedoso y bellìsimo pelo, asì como para lavar la lana más fina de vicuña o baby alpaca, hasta la de oveja. Luego las teñían utilizando frutos, óxidos, plantas, raíces, hojas, tallos, etc.
Al observar los tejidos de estas comunidades, cuesta creer que no necesiten de todos lo tóxicos, químicos, colorantes artificiales, sin los cuales la industria mundial de nuestros días, no podría sobrevivir. Sobre todo aquellos pueblos que están geográficamente ubicados lejos de vías de transporte, sin acceso a carreteras. Por otro lado, esto también hace que cada comunidad desarrolle colores y caracterìsticas propias, que la distingue de otras.
Por eso, a través de sus tejidos y de la alfarería, puede leerse e interpretarse historias y tradiciones y que cada familia se reconozca en sus artesanías. Nos explicaron (utilizando la palabra "sacrificio") cómo crear sus propios cosméticos, por ejemplo, el lápiz labial. "Vamos a tomar una cochinilla y nos disculpamos primero por sacrificarla para crear nuestro labial" La cochinilla que es blanca y vive en las tunas que crecen fundamentalmente en el río Wilca Mayu. A pesar de ser blanca, tiene en su interior un líquido morado-rojo que muchas comunidades han utilizado para teñir sus materias primas. Por eso este color se destaca tanto en sus ropas. Si se le agrega unas gotas de limón lo torna anaranjado, la sal lo pone mas rojo y asì, de acuerdo a los componentes que se le agreguen, va variando la tonalidad.
Incluso en la antigüedad, era utilizada como vía de sanación y para trabajar los estados de ánimo que la provocaban, a cargo de chamanes y psicólogos curanderos espirituales. Claramente, estos seres del altiplano tenían toda la intención de dedicarse a la sanación en lugares como estos, con tan alta vibraciòn y ENERGÌA SANADORA. Ellos estaban convencidos del efecto de sus cantos, danzas y sobre todo del respeto hacia los ritmos y seres del planeta. Hoy, todo lo referido a festividades, celebraciones, está tan circunscripto al turismo y motivos comerciales, que el alcance que los nativos originales tienen a ellos es muy limitado.
La MAGIA se va perdiendo en manos que poco o nada conocen de esa sabidurìa ancestral basada en la veneraciòn a todo ser vivo, en todas sus escalas. Los Apus, Dioses encarnados en el Sol, la Luna, Las Estrellas, algunos animales, sólo confirman la consagración de la naturaleza, cosa que hoy...bueno...las evidencias son contundentes. "SÓLO SE CONSERVA LO QUE SE CONSAGRA". Si los cuatro locos de turno que deciden el rumbo a seguir del planeta, se tomaran unos minutos para contemplar el Cielo, para disfrutar de una puesta de sol, un amanecer, del vuelo de un còndor, podrìan conectar nuevamente con la Creaciòn, RECORDAR su PASIÒN y decidir con la sinceridad de su corazón. Todos los seres vivientes tienen la misma posibilidad de evolucionar espiritualmente y son custodios de esa sabidurìa ancestral. Es su decisiòn abrirse y predisponerse a esa conexiòn por el bien, equilibrio, cura y bien-estar de todos o no. Debe existir una reciprocidad entre las especies.
Tambièn el Reino vegetal. Las plantas sagradas que son la gran farmacia que se nos ha puesto a nuestra disposiciòn. Cabe destacar que el uso de la Coca en estas civilizaciones, estaba netamente dirigido a la cura y ni siquiera conocìan el uso de la cocaìna, lo cual se ha prestado a desgraciadas reprimendas hacia estos pueblos, con varias historias que me encantarìa contarles, pero serìa para largo.
Si este blog sirve para que uno sòlo de ustedes al menos, rescate su conexiòn con el medio ambiente, sus habitantes y el comprometido cuidado y respeto hacia todo ser vivo, tendrìa sentido haber sido escrito. En pos de la existencia de una comunidad para todos (y todas)
El Valle Sagrado de los Incas, antiguamente un lugar muy importante, era considerado la cuna de la cultura ya que poseía una gran importancia agrícola para el antiguo poblador de los andes. Se puede visitar el tradicional mercado de Pissaq, el centro arqueológico de Ollantaytambo y el pueblo tradicional de Chinchero. Es mucho viaje, por lo que disfrutar de un almuerzo buffet en Urubamba, puede ser una brillante idea.
Podès quedarte en el Valle Sagrado para continuar tu viaje a Machu Picchu (una noche en Ollantaytambo y tomar el primer tren en la mañana hacía Aguas Calientes o tomar el tren a las 19.00 el mismo día). The End Liliana Marcela Pèrez Villar lilianamperezv@gmail.com FB: ANAMCARA CENTROS DE ENERGÌA

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal