martes, 11 de marzo de 2014

CENTRO LUMBO SACRO

Esta semana estamos trabajando el Centro Lumbo Sacro. Ustedes se preguntarán qué significa esto. Este Centro está relacionado fundamentalmente, con la felicidad, el placer de movernos, la posibilidad de ir encontrando un espacio de movimiento libre y encuentro con pares, dentro de un encuadre grupal, amoroso, afectivo y cuidado. Movilizando los puntos de apoyo del Centro, especialmente la zona pélvica y lumbar, se van liberando los bloqueos, esas zonas estancadas de nuestros cuerpos. Vamos profundizando la expresión, metiéndonos con esos aspectos que en nuestra sociedad y al ritmo de vida actual parecieran estar agonizando: la sensualidad, la sexualidad y la pasión. Lo que no significa necesariamente genitalidad, sino también, la sublimación y la canalización cotidiana en nuestros haceres, en las actividades que llevamos a cabo todos los días. Para recuperar esos aspectos relacionados con la sensualidad que yacen olvidados por algún rincón, dando la sensación que ya nada motiva. Ese trabajo que tanto entusiasmaba, esa relación tan fogosa, las convicciones vehementes, las charlas ardientes hasta altas horas de la madrugada…perecen en el recuerdo como algo lejano, imposible de recobrar. Como si ya nada encendiera la llama. Y se reemplaza entonces por una grande de muzzarella, una docena de medias lunas, bebida, peleas, agresiones, cigarrillos, droga, groserías… en fin, cualquier vehículo que transporte lo más lejos posible del lugar temido del placer. ¡Y SOSTENERLO! Lo que suele ser más difícil. Parece que vincularse con ese placer fuese pecaminoso o una travesura de un instante, o un desvío de lo natural, para volver rápidamente al sufrimiento. Cuando logramos expresar esa alegría a través del movimiento e in-corporarlo (meterlo en el cuerpo o renovarlo) va emergiendo la libertad sepultada en lo más profundo del Ser, seguramente por experiencias vividas sufrientes o por el limado de cerebro socio cultural. Y agregamos una palabrita muy indeseable, invento del pensamiento tramposo: La CULPA. ¿Cómo voy a disfrutar si…? (Complete los espacios con la respuesta incorrecta). Les doy una contestación válida y sanadora: ¿Y cómo vas a estar en disponibilidad de servicio si estás bloqueado? Si sentís que adentro tuyo los rencores siguen ronroneando como gatos que mueven la cola, o si te encontrás mordiendo los labios por celos o envidia, o si te burlás de los demás, o si tu preocupación es cómo vengarte de alguien o lograr que haga las cosas "a tu manera", o "cómo, cuándo y dónde vos querés"… bajo el lema “Mejor afuera que adentro” parece que todo es justificable. En cambio, si te permitís liberar esas tensiones, descomprimirlas, conectarte con el AMOR a través del Movimiento Expresivo, si movilizás tu energía estancada amplificando tu conciencia sobre los impedimentos y dificultades que generan los muros internos, vas a ir rescatando y recuperando ese estado genuino de tu SER, regenerar el equilibrio, relajarte, respirar de otra manera, no sólo cuando estás sentado en meditación, sino en tu vida cotidiana. La posibilidad de disfrutar con los cuerpos a través de la música, relajando la mente, va a ayudar a escucharte, conectarte con la cadencia de la música (en el caso del Lumbo sacro), con la Energía vital, el movimiento, el juego, las asanas del yoga, la respiración, recuperar la creatividad, y reestablecer la armonía que sentís perdida o descompensada. Una invitación al Centramiento, a aprender a compartir un lugar desde el movimiento y el encuentro con un grupo formado por gente que como vos, viven en lo más profundo de su ser, más o menos las mismas cosas. Vas a encontrar una motivación más clara para saber elegir, para situarte en tu camino, para encontrarte con tu sonrisa y tu fuerza interna que creés perdidas. Una invitación a re-conectar con la fuente, con la FUERZA, para limpiar las Energías adheridas de todos los cuerpos. ¿Los instrumentos? La música, el ejercicio de la libertad, la confianza, la reflexión, la meditación y la oración (abrir un canal de conexión con la espiritualidad). El medio: tu cuerpo. Esta semana, Lumbo sacro desde el cuerpo Físico. Trabajaremos la salud orgánica, los movimientos fiaiológicos, la médula suprarrenal y sexual, el plexo hipogástrico, el colon ascendente y descendente y el aparato urinario. Pero a vos no te ocupa esto, es sólo a nivel informativo. ¿Y cómo lograrlo sólo con el movimiento? Y…sucede. Inexorablemente. No te preocupes. Para eso existen los puntos de apoyo, los grupos musculares, determinados segmentos de la columna, aspectos psicológicos, músicas particulares, climas, y el lucimiento de cada grupo con ganas de evolucionar y de meterse a trabajar con esas dificultades que todos tenemos y que ayudan a hacerse cargo a cada quien de sus cosas y no buscar responsables o "culpables" afuera. Si querés saber más, nos daría una gran alegría tenerte entre nuestros amigos de Facebook. Sólo tenés que entrar a la página, pulsar “Me gusta”, y quedaremos en contacto. Así te llegará la actualización semanal del Blog y podrás acceder al movimiento interno de la Escuela y te va a quedar la conexión para cualquier información o consulta si querés venirte a M.O.V.E.R.T.E. con nosotros. https://www.facebook.com/pages/Anamcara-Centros-de-Energ%C3%ADa/51043297182?fref=ts Te esperamos con los brazos abiertos y esta semana en particular, para que redescubras aspectos tuyos desconocidos u olvidados y revitalices tus energías vitales. Desde el alma y con el corazón. Liliana Marcela Perez

1 comentarios:

A las miércoles, mayo 22, 2013 , Anonymous Anónimo ha dicho...

Maravilloso Li y ínvreible poder compartirlo

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal