lunes, 20 de octubre de 2008

Es PERU que les guste.



¡Hola a todos!
Ya de regreso. Con el alma llena de experiencias nuevas, cosas vividas, aprendidas, desaprendidas, disfrutadas y también padecidas.
El cruce con los colegas amigos que andan distribuidos por el planeta, la fiesta del reencuentro, aquellos que siempre están presentes aunque de lejos físicamente y, por qué no, los grandes amores de la vida, que nos lleva y trae a su voluntad. La Pasión por hacer de nuestro día a día, un culto a la dedicación, al servicio, a la entrega, convirtiendo cada segundo en un instante de AMOR ETERNO. El levantarse con la Ilusión y el Entusiasmo encendidos a pesar de dormir tres horas todos los días, lo que demuestra claramente, que cuando estamos en nuestro camino, haciendo lo que nos apasiona, el cansancio no existe.
Mi exceso de solidaridad y la confianza en los grupos post-congreso (basada en las experiencias de los anteriores), me hicieron perder la posibilidad de ir a Machu Pichu.
Siempre nos organizamos espontáneamente al finalizar y armamos grupos de recauchutaje interplanetario y nos lanzamos a volar por allí. Esta vez no sucedió así. Probablemente la sobrepoblación turística a lo que ahora es considerado Patrimonio de la Humanidad, hizo que todos reservaran sus pasajes aéreos y terrestres y sus plazas hoteleras con antelación. Como todo estaba sobre-vendido, sobre-facturado, sobre-valuado y sobre-todo sobre-corrupto, “ni modo”. Así fue como mi sueño de conocer la Ciudadela no pudo cumplirse. ¡Por algo será! Seguramente quieren que vuelva.
Pero así como hubo toda una constelación a favor de mi asistencia al Congreso donde todas las Fuerzas actuaron confabulándose a mi favor, hubo otra opuesta que presentó todos los obstáculos imaginables para frustrar la ida a Machu Pichu.
En cambio, comenzaron a aparecer señales muy precisas sobre Nazca. Y para cuando me di cuenta, ya me habían empujado hacia allá y estaba en viaje.
En el camino de 8 hrs. de bus, pasamos por la ciudad de Pisco. Para los que recuerden el terremoto último que sufrió esa ciudad que la dejó devastada. Fue muy penoso ver los restos aún no reconstruidos de lo que ha quedado de ella.
En contraste a ello Paracas, las Islas Ballestas con una impresionante variedad de aves endémicas y migratorias como el Piquero, el Guanay, llamado así porque produce guano un fertilizante natural muy útil en la agricultura y que el gobierno comercializa, Pingüinos de Humbolt, Pelícanos y Lobos marinos.
Luego continuamos a la ciudad de ICA, para realizar el sobrevuelo a las líneas de Nazca, milenarias figuras de cientos de kilómetros de extensión, descubiertas por los años 20 y estudiadas por muchos años por la doctora María Reiche, alemana, que las consideraba como un gran calendario astronómico. Estas líneas sólo pueden ser vistas desde el cielo. (Quienes estén interesados en profundizar o conocer más acerca de ellas, pueden ingresar a Google como Lineas de Nazca o Nasca, van a encontrarlas de las dos formas, y podrán incluso ver documentales en youtube muy interesantes. Vale la pena que se tomen unos minutos, créanme.) El vuelo en avioneta dura entre media y una hora, (me reservo los detalles). El viaje concluyó con una visita al Cementerio de Chauchilla, donde los “wakeros”, profanadores de wakas, un tipo de tumbas hechas con ladrillo y huecas en el centro, han tenido la delicadeza de dejar algo sin destruir.
Esta ha sido una experiencia muy fuerte. Es increíble hasta dónde puede llegar el ser en su afán de poseer, enriquecerse, conquistar. Sería demasiado largo de contar.
Y ustedes se preguntarán para qué les cuento todo esto


El contraste aparente entre las diversas culturas…no es tal.

Entre risas y burlas de algunos grupos de turistas que buscaban parecidos entre las momias aún conservadas a pesar de los wakeros, Bob Marley porque tenía “rastas”, Mortisia Addams por el pelo largo, en fin, otra serie de comentarios por el estilo, se veía el miedo ante lo que el ser de humanidad, en su mayoría, hoy por hoy, no tiene respuestas en el mundo occidental. La muerte. Ese concepto de la muerte, como veíamos en el mismo Congreso, de un principio y un final. Y entonces… ¿qué más? ¿Ahí termina todo? ¿El resto será un chiste entonces? La finitud. La referencia materialista del nacimiento y la muerte. Como si la vida necesitara de un opuesto complementario para conceptualizarse en sí misma.
Y ahí estaba, el miedo. El chiste, como en los velorios. La burla, la carcajada. Y los rostros de los indígenas presentes que transparentaba la desazón del alma. Sus ancestros, sus antepasados. Que en definitiva, son los de todos. Sisi. Ahí no se salva nadie. Ahí…todos desnudos y sin clases sociales. ¡Hasta Bob Marley!
El tema fue cuando descubrimos un loro junto a una momia. Se nos explicó que cuando el “AMO” moría su mascota debía acompañarlo en el viaje y se lo sacrificaba. A los amantes de los animales, entre quienes me incluyo, se nos partió el alma. Pero mas se nos partió cuando en la waka de al lado, nos enteramos que también los acompañaban su o sus esposas, descendientes (en algunos casos) y “sirvientes”. Incluso a uno de ellos se le habían sacado los pies para que no los abandonara.
Ahora bien. ¿Desde qué lugar nos sentimos con derecho de juzgar, criticar, burlarnos de estos supuestos bárbaros? Obviamente que a ninguno de nosotros nos da gusto saber que así ocurrían las cosas. Pero ¿Están enterados ustedes de las últimas estadísticas de mujeres golpeadas asesinadas brutalmente en países del supuesto primer mundo como España, por ejemplo? ¿Saben que en la mayoría de los casos hay miles de denuncias formuladas que nunca son escuchadas porque las mujeres somos unas histéricas? ¿Saben cuántas violaciones, ataques, golpes, vejaciones sufre una mujer cualquiera en cualquier momento de su vida? ¿Saben cuántas personas y animales son torturados, mutilados, maltratados física y psicológicamente día a día, ante los ojos indolentes de la mayoría? ¿Saben que hasta se le otorgó un premio a un “Señor” que filmó la muerte intencionada de un perrito “artísticamente”? Y si nos animamos a hilar mas fino… ¿Cuántas mujeres, varones están hoy “enterrados en vida” en matrimonios, sociedades, trabajos, familias de las que no se alejan por “el qué dirán” o por un “estilo de vida asegurado” o porque creen que “no les conviene” o porque…porque si... Y los vemos como poco a poco se les va apagando la llama de luz dorada de su espíritu. Y no los mató nadie ¿eh? Nadie los ha enterrado. Es una “auto waka”.
Entonces, insisto. ¿Desde qué lugar criticamos la supuesta barbarie de otras épocas, cuando hoy, casi culminada la primera década del siglo XX1 al que tantos dudaron llegar, seguimos practicando Ablaciones rituales de clítoris a niñitas de 13 años en Egipto y sin anestesia encima? Y lo muestran los documentales por TV y… ¡NADIE LO EVITA! ¡NADIE HACE NADA! Eso sí...LO FILMAN!!!! ¡Si, ya sé que UDs. no lo hacen! Créanme que tampoco lo hago yo. ¿Pero que está haciendo hoy, ahora, cada uno para que el mundo esté mejor? Para que estas cosas dejen de suceder. Para que Tinelli deje de enseñar a millones de chicos que una mujer es sólo un par de tetas y una cola parada, para que la policía comprenda que una mujer golpeada tiene miedo y por eso a veces se queda, porque está mentalmente liquidada, y no porque es masoquista o anhela la pasión de la reconciliación. Ya sé que hay que salir corriendo ante el primer signo de violencia, pero seguramente, han sido criadas y tratadas con violencia desde su mas tierna infancia y hasta por sus propios padres. SE DAN POR BIEN GOLPEADAS.
Antes de juzgar, criticar, burlarse, espantarse, siempre es bueno revisar nuestras propias actitudes. El ver un acto de violencia, el conocerlo y no hacer nada al respecto es tomar partido. El lavarse las manos porque no “puedo hacer nada” es una justificación. Cambien. Si UDs. cambian, yo cambio, el vecino de al lado cambia, y el vecino del vecino del vecino cambia…ya estamos haciendo algo. UD. va a decir que cambiar es muy difícil. Pero… ¿No es más difícil vivir así? Para reflexionar sobre ello.
Los abrazo con el alma y de corazón. Liliana Marcela Pérez Villar.

2 comentarios:

A las miércoles, octubre 22, 2008 , Blogger Maria de los Angeles ha dicho...

La verdad es un placer ver como se disfruta y se hace algo con tanto amor y pasión sin palabras

 
A las jueves, octubre 23, 2008 , Anonymous pau ha dicho...

Leyendo la última entrada al blog me di cuenta qué distinto es un viaje de "turista" y cómo cambia cuando uno lo hace "desde adentro", las cosas que contás, y que no contás, se ve que traspasan las fronteras, y se sienten vividas, no meras fotografías como cuando uno va de viaje con la cámara mirando todo a traves de la lente. Espero que si no es en estos días (te iba a proponer el sábado a la tarde, pero se que el domingo viajás) sino a la vuelta, podamos juntarnos y que me cuentes bien!!
te dejo un beso enorme!!!!!!!!!! Pau

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal