domingo, 7 de diciembre de 2008

Cambio de hábitos...¿Un vaso de té?

Tomar Té es más un estilo de vida sano que una "medicina de trastornos determinados".
Lo mas aconsejable es deleitarse con los recursos naturales para prevenir y no para remediar.
El TÉ es apreciado por diversas tradiciones como representante de amistad, conciliación, armonía e incluso un acto de purificación, una ceremonia ritual, respetuosa, serena y hasta silenciosa.
Y…Llega el verano. Y con él, la necesidad de beber. ¿Agua mineral, gaseosas, jugos concentrados…? Y la sed que no cesa. Para esos días de casi 40 grados, darle al organismo un choque de líquido helado, recién sacado de la heladera y tragarlo sin tregua, no es lo más conveniente. Ustedes saben que el paladar se educa. Y también saben de la cantidad de cosas que solemos hacer por costumbre o porque todos lo hacen sin siquiera preguntarnos si nos gusta o plantearnos la posibilidad de otra opción.
¿Qué tal un vaso de té? Si, el viejo té. Ufff, qué calor, ¿no? Pues no.¿Se fijó cómo quedan los platos del asado al lavarlos con agua fría? Así van a quedar sus arterias si hace flotar su comida en un mar de agua helada cada vez que trague un bocado. Puede tomarlo a temperatura ambiente. ¿Quién dijo que hay que tomarlo caliente? y si lo prefiere dulce, puede agregarle un poco de miel. Los líquidos deben tomarse "ANTES O DESPUÉS DE LAS COMIDAS, NO DURANTE" y de ser posible, como mínimo, con una distancia de media hora. Acostúmbrese a no poner vasos en la mesa. Eso lo va a ayudar mucho. Y un día, ni se va a acordar. Si le cuesta tragar, ¡MASTIQUE EL DOBLE!. Los Chinos hablan de "masticar los líquidos y sorber los sólidos", para ayudar a una buena digestión. Por ejemplo:

Un rico trago de té negro, con unas hojitas de menta, recién retiradas de la plantita que vamos a comprar por unos 4 pesos y colocaremos en la ventana de la cocina. Además de rico, el té negro es antioxidante, astringente, diurético, reconfortante y, como si fuera poco, estimulante. Y la menta le va a agregar un toque afrodisíaco y excitante. Estimula la digestión, el estómago y el sistema nervioso. Calma las nauseas en los primeros meses de embarazo e induce al sueño

Un delicadísimo té de jazmín, con una base de té verde. Con un aroma bellísimo, es sugerente e incitante a la hora de amar. Un té que abre los sentidos. Que invita.
Uno de los tés clásicos de la belleza por su contenido en vitamina E. Embellece y suaviza la piel.
Con propiedades antisépticas, antiinflamatorias, antiparasitarias, relajante y antioxidante. Trabaja sobre el hígado y la vesícula biliar y vías respiratorias. Un té diurético, que ayuda a eliminar las toxinas del cuerpo y que reconforta


Un Té Verde combinado con algún jugo de fruta natural, ya que su sabor no es de los mas ricos, a no ser que esté acostumbrado a tomarlo solo. En una proporción de uno por tres: Un vaso de jugo de manzana, ananá, mamón, limón, naranja o pera por dos de té. Puede agregarle unas ramitas de canela y azúcar integral o miel. Previene el cáncer de pulmón, esófago, páncreas, hígado, mama, próstata, piel, boca y cólon. También tiene propiedades antioxidantes y es muy utilizado en productos de belleza en forma de extracto, porque previene la formación de arrugas, la caída del cabello y es un potente rejuvenecedor en general. Regula el colesterol, los triglicéridos, así como el peso corporal. Ayuda a eliminar toxinas, es diurético, reduce azúcar en sangre, sube las defensas del organismo y baja la presión arterial. Dentro de la medicina tradicional china, se usa también para aliviar los dolores de cabeza


El Té Rojo, el más selecto de todos. El PU ERH, que se conoce como “el té de los Emperadores”, ya que antiguamente estaba reservado para la alta nobleza. “EL TÉ DE LA SALUD”. Tiene un efecto Protector del Sistema Cardiovascular. Ayuda a quemar calorías por lo que es de alto poder adelgazante. Acelera el metabolismo del hígado, favoreciendo la reducción de la grasa corporal y el colesterol.
Depurador, desintoxicante y antidepresivo, estimula también las secreciones digestivas, con lo que facilita la digestión de los alimentos grasos. Se dice que
Cura el mal humor e incluso ligeras depresiones. Desintoxica y depura.
Se puede beber solo, con una rodaja de limón o un toque de pimienta o jengibre.

El Té Ginseng no sólo nos hace sentir llenos de energía (CHI) y vitalidad, sino que además, aporta otros beneficios. Aunque, cabe señalar que el consumo excesivo de ginseng, no está libre de contraindicaciones. Beneficia a los 5 órganos fundamentales: riñones, hígado, corazón, bazo y pulmones. Aumenta la virilidad y el apetito sexual, retarda el proceso de envejecimiento, aquieta la mente, conecta con la sabiduría Universal y fortalece la memoria. Levanta la energía wei, centinela o de defensa del organismo. Está indicado en isquemias.
Prepárelo con un poco de Regaliz (además de sus propiedades bactericidas, la regaliz posee propiedades antiinflamatorias y suavizantes de las mucosas. pero lo interesante es su sabor edulcorante).
Empiece con 1 litro de agua y vaya regulándolo según su gusto personal. Hierva la Regaliz y el Ginseng durante 20 minutos. Deje reposar otros 10 minutos. Consuma el Té en las dos horas siguientes. Coma los trozos de Ginseng hervidos que ahora estarán muy hinchados.


EL TÉ OOLONG, es una variedad china que se encuentra entre el té negro y el verde. Menos fermentado que el té negro Es hipoglicemiante, es decir, reduce el azúcar en la sangre. Preserva el sistema cardiovascular y también colabora con la prevención del cáncer. Tiene importantes propiedades rejuvenecedoras, además de combatir las grasas y favorecer la pérdida de peso. Asimismo es un ordenador natural del colesterol y, por si fuera poco, tiene un importante efecto para las resacas. Calma la sed. Protege contra la caries por su contenido de flúor. Aporta una gran cantidad de minerales como calcio, magnesio, hierro, fósforo, etc. Prepararlo en infusión y añadir un poco de limón, azúcar bueno de caña o de palmera (palm candy) y canela en polvo que le sienta muy bien.

Les paso mi última creación casera en pócimas mágicas. Una fórmula mixta para estimular los procesos metabólicos relentados. Bajar colesterol, triglicéridos y azúcar en sangre, reducir el peso y grasas. Facilita la digestión y es antialérgico.
Secar al sol hojas de Mora (moradas, no blancas) y de Eucalipto plateado hembra. Agregarle manzanilla. Puede dejarle algunas moras de esas que van a quedar infiltradas entre las hojas, para darle un hermoso color. Haga una infusión a la que puede aregar miel o azúcar negra. Deje reposar al menos dos horas.
Que lo disfruten. Desde el alma y con el corazón. Liliana M Pérez Villar.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal