martes, 8 de marzo de 2016

NACEMOS LIBRES

Nacemos libres. No necesitamos que nadie nos dé LIBERTAD. Nacemos completas. No necesitamos que nos complete otro. Tampoco necesitamos que “nos saquen a pasear” como si fuera la única posibilidad de divertirnos. No trabajamos para entretenernos. Trabajamos porque queremos hacerlo y de ser posible, en lo que nos apasiona. No somos enemigas, ni rivales, ni peligrosas entre nosotras. Nos han enseñado que una mujer es una amenaza para otra mujer, para poder manejarnos y someternos mejor. Pero hay mujeres que no compraron esta versión y se apoyan y recrean en una cofradía solidaria de género, como siempre han hecho los varones. No somos un kilo de peceto o una Barbie para satisfacer deseos sexuales o subir fotos a Facebook en bikini. Una mujer es mucho, muchísimo más que eso. Y quien crea que eso es así, debería intentar llenar sus vacíos internos con alguna otra cosa que no sea crueldad o superficialidad. Tampoco somos la señora que cuida a los hijos de un señor con el que los tuvo. Somos las MADRES de esos hijos. Y seremos mejores madres, cuanto mas HOMBRES sean esos padres. Cuando ese padre juega a ser un hijo más de esa mujer, cuando conspira en su contra o confabula con sus hijos en secreto o la descalifica, los chicos pierden doblemente. Pierden una madre, pero también pierden a ese padre envidioso, que sólo consigue sentirse superior, emparejando para abajo a la mujer. No ostentamos con exclusividad el don de la histeria. Cuando cada uno ocupa su lugar, cuando los roles están claros, la histeria no aparece, o se disputa con el varón. No tenemos motivos para ser obedientes, ni sumisas, ni esclavas de nadie. Tenemos pensamientos, sentimientos, formas de hacer y hablar, que no son mejores, ni peores que las del varón. No hacemos turismo en la cocina, nos ocupamos de alimentar con AMOR a nuestros seres queridos, aunque no nos guste cocinar, aunque lo den por sentado y no haya ni un “gracias” en cada comida, aunque sólo haya críticas o comentarios como “acá nunca hay nada para comer”. Conozco cientos de adolescentes, maridos, ex maridos, suegras…que a pesar de los años, jamás murieron de inanición y sobrevivieron sanos y salvos. No somos un “peligro al volante”. Es que cuesta ver que podemos “manejarnos solas” sin dependencias. No somos viejas después de los 40 o 50 o 60… Pero parece que el varón necesita mayor estimulación de hormonas jóvenes, como para poder apasionarse más allá de las formas a medida que él crece. No somos tontas y por eso…nos quedamos a pesar de todo. Tenemos una nobleza tan grande, que a pesar de cuestiones que se repiten, permanecemos con AMOR y COMPASIÒN dando cobijo, dando Tierra, como el cuenco receptivo que somos, albergando, cuidando, entendiendo lo inentendible con paciencia y flexibilidad. Eso sí, tenemos un límite aunque no parezca y una vez cruzado…no hay vuelta atrás. Podremos quedarnos o no, pero ya sabremos de qué se trata. Desde el principio de todos los tiempos, el varón ha podido sostener un sólo bastión de poder en el planeta. Ha perdido su exclusivo rol de “breadwinner”, el proveedor de la familia. Ademàs ya no es el único que sabe, trabaja, piensa, piratea, manda, vota, participa de decisiones políticas, etc. Pero hay un bastión, el único que no está dispuesto a soltar, que lo tiene preocupado ante la evidencia de evolución ajena que lo tiene un poco envidioso, y es el bastión de poder que ejerce sobre la mujer. El varón no está dispuesto a sacar definitivamente su pie de arriba de la cabeza de la mujer. No importa qué tan lindo suenen las palabras que expresen lo contrario. No importa cuántas veces lo jure o perjure. No lo hará. Mientras escribo este blog, hay manifestaciones y protestas por todos lados en el día de la mujer. Reclamos a las justicias argentina y ecuatoriana por las mochileras mendocinas Marina Menegazzo y María José Coni de quienes no se sabe aún con certeza, qué destino tuvieron. Candela Rodríguez; Houria Noumi y Cassandre Bouvier; Lucila Yaconis; Angeles Rawson; María Soledad Morales; Marisol Oyhanart; Melina Romero; Lola Chomnalez; Wanda Taddei; el cuádruple crimen de La Plata; Araceli Ramos; Nora Dalmasso; Marìa Marta Garcìa Belsunce; Erica Soriano; Rosana Galliano …la lista es interminable. Se estima que cada 30 hs una mujer muere por violencia de género en Argentina. Otras tantas sobreviven, lo cual es tan sólo una manera de decir, a los abusos, vejaciones, torturas, violaciones, golpes y otras yerbas, que las condenan a largas y repetidas operaciones para, a pesar de todo, quedaR estropeadas por dentro y por fuera de por vida. Las que no lo logren, terminarán probablemente en una bolsa de residuos como basura. Una manera de ayudar a que esta Humanidad en vía de auto exterminio, cumpla con su cometido, desapareciendo al ser que da vida en la Tierra. Mientras se continúa con la ablación de clítoris en 29 países de Asia y Africa, con excusas de tipo religioso y prácticas ancestrales que ya están en desuso. Más de 125 millones de mujeres y niñas han sido víctimas de la mutilación genital. ¡Cuántas Niñas son obligadas a casarse con hombres mayores’ HOY, en el 2016! Miles! Y vos bien podès decir: -“Ayyyy…bueno, pero eso pasa a miles de kilómetros de la civilización! Y es una minoría! Te equivocàs. Hay un mundo más allá de la Gral Paz. Y si te tocara ser una de esas niñas o si tu hija fuera llevada allá por alguna organización, seguramente cambiarías tu punto de vista. El ser humano suele entender solamente aquellas cosas que le toca vivir. Refugiándose en que “algo habrán hecho” para que las violen… “¿pero vos qué le hiciste para que te haga eso?” “A mi no me pasó nunca, ni me va a pasar, porque shoooooooo me porto bien”. En fin, hay que aprender a ser compasivo con el corto de vista, con quien no tiene empatìa o está convencido que, como no le pasó, es porque hizo las cosas bien”. Falta de experiencia. Nada más. Pensamiento infantil. Mezclar todo! “Y qué querès?” “Si labura de prostituta, que se embrome si la matan”. Noooooooo. De ninguna manera! Una cosa es que la vida te haya puesto en la situación de trabajar como prostituta, otra cosa es que te violen y otra que te golpeen o te maten. Son todas cosas distintas. Lo que es increíble es tener que explicarlo. Insisto. FALTA DE EXPERIENCIA. Se nota que nunca tuviste que apelar a cualquier cosa para sobrevivir. Hoy, Día de la mujer, 8 de Marzo, vi tantas frases lindas, románticas, de esas que son políticamente correctas, y no pude con mi genio. Hay miles de familias sufriendo por temas de femicidio. Nos prenden fuego, nos amenazan, nos matan, nos violan, nos casan contra nuestra voluntad, nos ablacionan… Hacemos denuncias que no sirven para nada. El varón machista es absolutamente intolerable, pero si hay algo imperdonable, además de intolerable, es una MUJER machista. Es la mujer que seguramente por miedo, termina sometiéndose al hombre y separándose de sus mujeres queridas. De esas mujeres que a pesar de no tener muchos ejemplos de cómo defenderse de los abusos masculinos como mujeres, podrían enseñarle a descubrirlo o aprenderlo juntas. Ya que el único RECURSO que la mujer ha aprendido para defenderse de él, es como hombre. De lo contrario, se maneja como víctima manipuladora. Pero, por suerte, siempre hay excepciones (que sólo sirven para confirmar la regla). Pensé hoy, es decir, recordé a esos excepcionales hombres que han despertado en mí el sentimiento de AMOR y DEVOCIÖN hasta la locura. Y esos hombres que a través de su hombría me dejaron espacio a su lado para mi feminidad. Pensé qué distinta se nos hace la vida, qué sufriente, qué pesada, cuando el varón, como amante, pareja o padre de nuestros hijos, no se hace cargo. Cuando ejerce su poder sobre nosotras, despechado, sólo para vengarse. Y una se pregunta ¿Vengarse de qué? Cuando manipula a los hijos para mantenernos sometidas a su voluntad. Pensé en esos varones que nos hacen el amor con la mirada, con la voz, con la sinceridad, con el corazón y el alma, que hacen un culto de cada encuentro. Esos varones que con su actitud, nos hacen volar, nos levantan del suelo con sólo mirarnos, que con su amor y dedicación, con su cuidado, se convierten en la mejor dieta, la mejor cirugía plástica, el mejor by-pass cardíaco y son todos unos artistas. No porque actúen, todo lo contrario. Sino porque no buscan la conquista, permanecen y crean una verdadera obra de arte de la mujer que aman. Esos son los hombres que jamás se olvidan. Que se recuerdan con AMOR. Los que aunque ya no estén con nosotras, siguen estando, porque el AMOR no muere. Hombres con los que se puede pactar, dormir tranquila sin temer una traición, confiables, leales, eternos hombres EXCEPCIONALES. Esos hombres que con su hombría, nos despiertan a la mujer que llevamos dentro. Àmen.
Desde el alma y con el corazòn. Liliana Marcela Pèrez Villar. FB: https://www.facebook.com/Anamcara-Centros-de-Energ%C3%ADa-51043297182/ lilianamperezv@gmail.com

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal