domingo, 25 de agosto de 2013

¿Cómo relacionarnos sin sufrir en el intento?

  • ¿Cuál es la diferencia entre Relación y Vínculo?

    Definición de Vínculo: Según el Dr. Enrique Pichón Rivière , el Vínculo "Es una estructura compleja, que incluye un sujeto, un objeto, su mutua interrelación con procesos de comunicación y aprendizaje."
    Definición de Relación: Es toda aquella interacción con los personajes de nuestra vida, los más importantes y cercanos, los ocasionales, y los momentos en que sintonizamos emocionalmente con “otros” que suelen ser un espejo de nuestro grado de evolución.
    Si sacamos un boleto al subir al colectivo, aunque mantengamos un mínimo diálogo con el conductor, no podemos hablar de vínculo.
    Si al subir al colectivo insulto al conductor sin motivo alguno, seguramente algunos de los personajes de mi mundo interno se habrán activado. Un factor actual actúa como disparador de una situación pasada que resuena en mí. Lo pendiente re-aparece y… ¡Explosión Emocional!...Fuego por la garganta, por los ojos, golpes, insultos…guerra…destrucción y… a veces, hasta muerte.
    Aunque debo reconocer que en algunas oportunidades, hay colectiveros que pueden despertar nuestros mas bajos instintos asesinos.
    ¿No les ha pasado nunca entrar a un lugar, saludar y que le dijeran de todo o los miraran mal?
    Y UD. Inocentemente dice: “¡Pero si yo no hice nada!, ¡Entré, saludé y me miró con una cara espantosa, o me insultó, o me gritó!”
    Ahí deberíamos evaluar la historia de ese vínculo.
    Convengamos que no es natural estar siempre enojado, ir por la vida responsabilizando a los demás de todo lo que nos pasa, reclamando, pasando facturas, reprochando, culpabilizando y gritando. La VICTIMA ETERNA!
    A toda Acción le sigue una Reacción. ¿Cuánta paciencia se puede tener en una situación así? ¿Hay que tolerar, aguantar? Digamos que no. Una cosa es la PACIENCIA y otra muy distinta es la TOLERANCIA, ni más ni menos que un sinónimo de AGUANTAR LO QUE NO QUEREMOS.
    En algún momento salta la térmica y “explosión”.
    Tal vez, en el momento más inesperado. No va a depender de lo que el otro nos haga. Va a depender de nuestro rencor, de nuestras cosas pendientes sin resolver Y del esfuerzo por AGUANTAR (TOLERAR).
    Va a depender del tiempo que nos lleve poder expresar lo que nos pasa. Quizás en el peor momento, en el momento más inoportuno, destapamos el corcho que contenía la presión y sale el chorro. Un chorro de Ira. El grado de ese desborde de enojo nos dará SU fecha de “elaboración”. A mayor violencia…mayor antigüedad, MENOR ACEPTACIÓN, ASIMILACIÓN Y DIGESTIÓN. .
    ¿Cómo evitar esto? ¿Es posible? Sí, por supuesto que si. Pero es necesario trabajar todos los días con nuestras sombras, esos lados oscuros que todos tenemos y comprometernos con ese camino.

    1- Hacernos cargo de lo que sentimos, pensamos y hacemos. No hacernos cargo de lo que los demás digan que nos pasa, sentimos, pensamos o hacemos. Esto tiene que ver con ellos, no con nosotros.
    2- Darnos cuenta de lo que provocamos en los otros con nuestras actitudes para no responsabilizar a los demás de nuestros problemas.
    3- No hacer daño. Si lo hacemos sin querer, tener la humildad necesaria para aceptar que no somos perfectos, que nos equivocamos. Saber disculparnos de corazón (no porque es lo correcto) y hacer lo necesario para repararlo. Las disculpas solas no alcanzan.
    4- Aprender a escuchar.
    5- Aprender a expresar nuestro mas auténtico sentir sin “adaptarlo” a lo impuesto por el afuera, culturalmente, socialmente, emocionalmente. Huir de la compulsión por complacer. Sin pretender satisfacer las expectativas de los demás. Transmitir lo más genuino, como nos salga. Evitar decir algo que sabemos de antemano es o será falso, para aparentar una falsa bondad que será traicionada desde la oscuridad, por sostener una imagen.
    6- Descartar la Omisión y la Mentira. Donde hay especulación, de cualquier tipo, el vínculo se destruye.
    7- Recordar que para que exista un vínculo debe haber más de una persona. Por lo tanto, no decidir en base al propio ombligo el rumbo a seguir, sin tener en cuenta al otro. No entrar y salir de las relaciones de acuerdo con las circunstancias.
    8- Saber que el ofenderse y cargar el sentido de ofensa por el mundo repetidamente sólo habla de un EGO muy inflado. Ese EGO se va a romper en mil pedazos cuando se estrelle contra la tierra. No ser Soberbio.
    9- Abandonar la crítica. No juzgar. No hacer juicios de valores. Eso nos coloca en un lugar de superioridad.
    10- No utilizar lo que alguien nos puede haber confiado en un momento de intimidad, para lastimar. Si UD. Sabe que actúa así, mejor no pregunte, no tenga información. Siempre hay alguna persona o personas en la vida a quien le confiamos nuestras cosas, creyendo que son dignas de esa confianza.Hay que asegurarse primero. Es un recurso muy lamentable. Además, ya sabe porqué, la próxima vez evadirán la respuesta o le mentirán.
    11- Considerar que las palabras que ya salieron de la boca no tienen vuelta atrás. Tampoco las acciones.
    12- Tener presente que el deseo de venganza sólo nos llevará a generar enfermedad. Tumores, por ejemplo. Abandonar el deseo de venganza.
    13- Recordar que en un vínculo somos dos (por lo menos). NO SOMOS UNO SOLO, NO ACTUAMOS EN BLOQUE. Somos dos personas con dos corazones, dos mentes, dos cuerpos físicos. No simbiotizarnos.
    14- Reconocer, aceptar y respetar las diferencias.
    15- No competir con el otro. Sumar en lugar de restar.
    16- Ponernos siempre, aunque sea por un instante, en los zapatos del otro. Intercambiar lugares para sentir lo que siente.
    17- NO GRITAR.
    18- No coleccionar figuritas. Cuando algo molesta, decirlo en el momento. No 15 años más tarde cuando ya ni recordamos qué pasó, ni podemos solucionarlo. “Ah, porque en 1942 me dijiste que el sombrero que llevaba puesto me quedaba mal”, ahora SOS un degenerado y voy a matarte por eso. ¿?. La palabra imprecisa, la sonrisa imperfecta, el momento equivocado.
    19- Preguntarse “¿Qué es más importante?”,¿tener razón o ser feliz?”
    20- Recordar que el verbo AMAR se conjuga en primera persona, en el tiempo Presente Muy Simple y sin Condicional. “YO AMO”. Ya está. Te amo aunque no estés. Aunque no correspondas este amor de la misma forma. Simplemente, TE AMO. Te Amo hijo/a, madre/padre, amante, Amigo/a. Te Amo perro. Si este Amor es correspondido, mucho mejor para ambos. Si no lo es…quiero estar cerca, o saber de tu vida, sin invadirte, sin molestar. No quiero odiarte porque no me amas. O vengarme. Porque cuando dije TE AMO, realmente lo sentía. Lo siento. Y el Amor es eterno, o vamos a destruirnos mutuamente en nombre del… ¿Amor? "Puedo mantenerme lejos si veo que ese AMOR humano está mal aprendido y daña". Pero no dejar de AMAR. Ya nos encontraremos de nuevo.
    21- No aprovecharse del otro.
    22- Abandonar las disputas de poder. Ya sean por dinero, por los hijos, por prestigio, por celos, por envidia…
    23- Conectarnos con las propias virtudes y las del otro y tratar de pasar por alto las fallas humanas.
    24- CONFIAR.
    25- No pretender obtener una lista amatoria histórica de nadie. Tampoco de horarios.; información de actividades cotidianas, cuentas de banco, etc. Aunque a veces quieran pasar por “me preocupo por vos” son sólo formas de controlar, manipular y manejar a las personas. Querer saber algo que tenga que ver con el cuidado puede ser maravilloso, pero querer saber todo, de todos, todo el tiempo es morboso y mal intencionado. Tampoco dar esas explicaciones.
    26- Vivir y dejar vivir.
    27- El límite es el Cielo. Vivir en la Idea de lo todo posible.
    28- Ser Creativo. Tener al menos “una idea propia”.
    29- Hacer y dar espacio a los demás.
    30- Ocuparnos sin pre-ocuparnos.
    31- No interpretar.
    32- Si nos pasa algo, decirlo, no actuarlo. Los demás no son adivinos. Y en el afán de comprender, solucionar, compaginar, se pueden llegar a miles de conclusiones equivocadas que serán el inicio de un sin número de malos entendidos.
    33- Ser agradecido. (una buena lectura sería “Envidia y Gratitud, Melanie Klein)
    Un vínculo es sano, cuando nos hace VIBRAR en ese contacto con otro. Cuando nos pone CREATIVOS, en MOVIMIENTO, cuando saca de nosotros LA BELLEZA, lo MAS LUMINOSO. Cuando PALPITAMOS EN LA SINTONÍA DEL AMOR. Cuando nos produce ALEGRÍA. Cuando nos hace GENEROSOS. Cuando no sentimos miedo de ENTREGARNOS. Cuando es SIMPLE. Cuando nos ILUSIONA, nos ENTUSIASMA, nos APASIONA. Cuando nos hace CRECER y nos induce al SERVICIO.
    Pero si el vínculo, la relación con otro, sólo hace surgir de nosotros lo PEOR, lo más VULGAR, la MONSTRUOCIDAD, nuestro TERRORISMO INTERNO, la MANIPULACIÓN, la APATÍA, la FALTA, la PENURIA, la INSENSIBILIDAD, el AGUANTE, indudablemente es un vínculo enfermo.

    Cierren los ojos por un instante y visualicen las relaciones, los vínculos más importantes de su vida.
    Ahora amplíen la imagen e incluyan a las cercanas, pero no las más importantes.
    ¿Son capaces de verse, como en una película, actuando con ellos en el día a día?
    La manera en que se relacionan, se vinculan con los demás, hace que sea una mejor persona? ¿Le importa lo que le pase a esa persona/s? ¿Se considera, flexible o rígido? ¿Es duro/a con su entorno? ¿Tolera para después culpar? O ¿Su trato con ellos lo ayuda a despojarse de su personalidad y lo pone más luminoso/a? ¿Seduce para rechazar?
    ¿Se siente superior o mejor que los demás? ¿Está el Ser de Humanidad pudiendo manifestar su potencialidad? ¿O sigue empantanado en sus conductas, atrapado en su personalidad, generando Karmas negativos?
    ¿Sigue negociando, tranzando, manipulando con su existencia? O ¿Es dador de Energía, generador de Karmas positivos?
    A medida que la vida avanza, vamos concientizándonos más y más de nuestra esencia fundamental o cada vez negamos y olvidamos más?
    Vale la pena tomarse unos minutos para reflexionar sobre esos estímulos externos, que cada vez duran menos y nos dejan más insatisfechos y sobre los disparadores presentes que disparan bombas de tiempo hacia el pasado, potenciándose mutuamente y hundiendo al ser en pozos de dificultosas salidas. OCUPATE DE AMAR, SE CUIDADOSO Y RECUPERÁ LA TERNURA Y LA ALEGRÍA. DESDE EL ALMA Y CON EL CORAZÓN. Liliana Marcela Pérez Villar lilianamperezvillar@gmail.com FACEBOOK (2) Anamcara Centros de Energía Anamcara Escuela de Centros de Energía

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal