lunes, 9 de septiembre de 2013

ANAMCARASARIO XV. GRACIASSSSSSSSSSS...

Mi agradecimiento personal y en el nombre de ANAMCARA a todos los que colaboraron para poder vivir una noche tan maravillosa. Cada uno, desde su lugar único e irremplazable, es absolutamente imprescindible en la elaboración de este proyecto que nos motiva y convoca todos los años. Esa trama de afectos y sostén que hace posible plasmar los sueños, por imposibles que parezcan. Y ya ven…ahí están…cuando codo a codo, con nuestras fallas y virtudes, con miedos a veces, o cosas pendientes en otras, con broncas, inseguridades, dudas, tristezas, preocupaciones o melancolías, a través de la perseverancia, la confianza mutua y un poco de “cabezadurismo”, permanecemos en el camino y seguimos tomados de la mano. Y esa montaña que de lejos parecía tannn alta e imposible de escalar, juntos nos parece mas accesible y ALLÀ VAMOS. ¡Cuánto aprendizaje! ¡Cuánto aprendo de todos ustedes y “con” ustedes! Son ustedes los que me enseñan cómo, cuándo, por dónde…los que me enseñan a enseñar…son ustedes quienes a través de sus dolores (y los míos) que en el fondo siempre son los mismos, van creando las nuevas “formas y no formas” de sanar al ser de humanidad y aportar ese granito de arena a la humanidad entera. Cada HACERSE CARGO de pensamiento, sentimiento, palabra y obra, pone más al día, más en presente y como consecuencia, más en disponibilidad de servicio. Cada DETALLE es una obra de ARTE. Que alguien piense en eso que hace falta y se ocupe, por el bien común y no por el personal, corriéndose del centro en pos del grupo, es el primer paso hacia un gran cambio, para los que preguntaron por dónde comenzar a arreglar un poco este mundo. Ni què hablar si encima lo hace desde el anonimato y no con un panfleto en la mano. La cultura social de las hormigas, diría alguien que conozco. Saber que si derrapo por algún lado, va a haber varios para agarrarme y si no lo hubiera, estarán los pies para sostener, la Providencia para ocuparse y la CONFIANZA para que lo que deba suceder, suceda en paz. Gracias por el AMOR que pusieron en cada acto, gracias por el detalle, gracias por la confianza, gracias por bajarse del banquito de la SOBERBIA producto de un criadero socio-cultural donde nos plantaron y regaron el cerebro, haciéndonos creer lo que no es. Gracias por la humildad de todos los que se comprometen a modificar, solidarizar, empatizar, compartir, respetar, tener en cuenta, apreciar y aprender. Gracias por no depositar la falla afuera y bancarse el desafío que planteamos en la Escuela, de NO INTERPRETAR, NO DESCALIFICAR, RESPETAR, ESCUCHAR, NO HACER ABANDONO DE PERSONA/S, NO BURLARSE Y NO CULPAR O RESPONSABILIZAR A LOS DEMÀS DE NUESTRAS DECISIONES O PENSAMIENTOS TORTUOSOS. . Hay una palabrita tan bastardeada en los tiempos actuales y tan fundamental: COMUNICACIÒN. Con o sin palabras. Gracias por no pensar por los demás y permitir que cada quien piense por si mismo y así pueda tener ideas propias y expresarlas en completa libertad, sin tener que temer a las lenguas Karatecas, siempre dispuestas a destrozar para emparejar para abajo. Sòlo se admira lo que se ama y quien ama, no lastima, al menos no tiene un plan para hacerlo. Si lo hace, se disculpa y repara el daño. Todo lo que sucede fuera de un grupo, se restituye al grupo tarde o temprano. Por eso, en el compartir de la experiencia grupal, es tan básica la representación interna que se tiene de cada uno de sus miembros. Gracias por las gracias. Gracias a los que permanecen y la siguen remando, en tiempos donde la susceptibilidad y la fácil ofensa es moneda del día a día, para seguir sin hacerse cargo y controlar y manipular a través de la culpa.. Estoy orgullosa del grupo, en la mejor acepción del término. Se dan y me dan una extraordinaria posibilidad de rescatar lo rescatable, reparar, regenerar y renovar los agujeritos de un “corazón gruyere” en vías de sanación eterna. Gracias a los que en lugar de huir y apelar a sus “terrorismos internos” perseveran, permanecen, crecen y reparan. Nos ahorramos muchos pesares si partimos de esa confianza mutua y nos animamos a seguir amándonos y estar. Por sobre todo, GRACIAS POR LA SINCERIDAD, a los que ya aprendieron el tremendo daño de la MENTIRA y de la OMISIÔN que es una variante importantísima de la mentira. A los que comprendieron que el que miente… roba y el que roba… miente. Eso causa mucha tristeza. Gracias a los que no pudieron permanecer y sepan que su ausencia refuerza la falta y la hace más dura aún. GRACIAS POR LAS GRACIAS. Y ANTE CUALQUIER ERROR DE MI PARTE, UN SINCERO PERDÒN, SIEMPRE ABIERTA A REPARAR Y HACER LOQ UE HAGA FALTA PARA SANAR HERIDAS. DISCULPE LAS MOLESTIAS ESTAMOS TRABAJANDO PARA USTED. LOS AMO. DESDE EL ALMA Y CON EL CORAZÒN. GRACIASSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS A TODOS LOS QUE SE SIENTAN ANAMCARAS.

3 comentarios:

A las miércoles, septiembre 11, 2013 , Anonymous Sandra ha dicho...

Gracias a vosss L.!!! Admiro la manera que tenés de evitar la superficialidad y de respetar nuestra singularidad siempreeee. Verdadero encuentro de ALMAS, desde un lugar de AMOR en el sentido más profundo. (Hay HORMIGAS que tienen sus antenas orientadas al CIELO)

 
A las miércoles, septiembre 11, 2013 , Blogger Liliana Marcela Pérez Villar ha dicho...

Te quiero con el alma hormiguita excepcional! Gracias.

 
A las domingo, septiembre 15, 2013 , Anonymous Anónimo ha dicho...

Si cada uno se hiciera cargo como propones, la vida seria tan diferente...Dios te oiga Lili y las GRACIAS ENORMES sean para vos.
Mabel

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal